“Uno de los retos país para mantener el Valor Universal Excepcional de los Sitios Patrimonio Mundial Natural de Costa Rica es hacer compatible el desarrollo con la conservación”

Ana María Monge Ortiz, del Programa de Investigación y punto focal nacional de Patrimonio Mundial del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) se refiere a cómo Costa Rica está dando seguimiento a la recomendación de la UNESCO de realizar una Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) para el único sitio patrimonio mundial natural transfronterizo en América Latina y el Caribe, Reservas de la Cordillera de Talamanca–La Amistad /Parque Nacional de la Amistad.

Parque Internacional La Amistad

Esto ocurrió durante la Capacitación sobre Sitios Patrimonio Mundial Natural organizado por la UICN, con el apoyo del proyecto AVE, y con la asesoría técnica de SINAC, UNESCO San José y del Convenio para el Desarrollo Transfronterizo Costa Rica-Panamá.  Esta actividad se realizó  en la semana del 10 al 13 de setiembre en Limón, Costa Rica.

¿En un sitio Patrimonio Natural, cómo cree usted que se debe abordar una Evaluación Ambiental Estratégica desde una perspectiva del Valor Universal Excepcional? 

Ver video

¿Cómo el MINAE y el SINAC le están dando seguimiento al cumplimiento de la recomendación del Comité de Patrimonio de la UNESCO sobre el sitio patrimonio mundial Reservas de la Cordillera de Talamanca–La Amistad /Parque Nacional de la Amistad en Panamá?

Para el cumplimiento de todas las decisiones del Comité, desde hace un par de años se creó una Comisión Nacional de Patrimonio Mundial integrada por gestores de todos los sitios, UNESCO, Cancillería, MINAE y también del sector cultura. Queríamos tener una posición país conjunta para poder abordar la Convención. Con la recomendación al país del Comité de Patrimonio de la UNESCO de realizar una Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) para el Sitio Patrimonio Reservas de la Cordillera de Talamanca–La Amistad / Parque Nacional de la Amistad , la Comisión ha permitido la participación de todos los actores para tomar decisiones sobre lo que sea necesario resolver. Por ejemplo, desde el SINAC, estamos trabajando en un proyecto para financiar y realizar una contratación para una EEA, la cual sería la primera experiencia país y de ahí que sea importante tener las capacidades instaladas locales.  Como no conocemos mucho por ser novedosa para el país y la región en general, hemos decidido unirnos con la UICN para trabajar este tema empezando con una capacitación a quienes llevarían este proyecto y quienes darían seguimiento a la contratación y poder asegurarse de que se obtengan los mejores productos y de que el proceso de la EAE se lleve adecuadamente, enfocándose en los valores universales excepcionales y en el sitio de patrimonio.

A través del Convenio para el Desarrollo Transfronterizo Costa Rica-Panamá, y la Unidad Técnica Ejecutora Binacional para el Manejo del PILA, nos hemos preocupado por hacer un intercambio sobre los procesos con Panamá para conocer cómo les fue a ellos con la EAE, cuáles fueron sus lecciones aprendidas para enriquecer su implementación en Costa Rica.

Bajo este marco de cooperación, la homologación partiría de analizar los resultados de Costa Rica y los de Panamá y ver cómo podemos unir en un solo documento estas ideas, las cuales creemos serán compatibles porque se enfocan en los valores universales excepcionales del sitio y porque en la región tenemos prácticamente las mismas problemáticas ambientales.

¿Cuál es el reto país para mantener el Valor Universal Excepcional de los Sitios Patrimonio Natural de Costa Rica?

En general, tenemos retos de conservación muchos de ellos asociados con externalidades como los cambios globales. El cambio climático está llevando a una extinción de especies, y precisamente en muchos de estos sitios, las especies constituyen parte clave de sus Valores Universales Excepcionales. Entonces el reto está en como lograr que estas especies sean resilientes, que puedan sobrevivir a estos cambios.

Segundo está el reto de hacer compatible el desarrollo con la conservación, desarrollando modelos de gobernanza que les permita disfrutar de los beneficios pero que también contribuyan a la conservación, un compromiso que tenemos no solo con Costa Rica sino con el mundo.

Tercero está el reto del país en cuando a los recursos financieros, que tan limitados sean o no,  y que se vayan a destinar a la conservación.

Go to top