Valientes mujeres guatemaltecas de la Selva Maya apuntan a la conservación de las áreas protegidas

Este evento coincidió con el Día Internacional de la Mujer Indígena. Como parte del respeto a la cultura y del fortalecimiento de la participación efectiva, se contó con el apoyo de un traductor del español a la lengua Q'eqchí.

mujeres guatemaltecas de la Selva Maya apuntan a la conservación de las áreas protegidas que les rodean

Santa Elena, Petén, Guatemala (UICN).  Treinta y cinco (35) mujeres provenientes de comunidades ubicadas dentro de áreas protegidas (AP) y de su zona de influencia - todas son lideresas, representantes de gobiernos y organizaciones locales, así como de empresas comunitarias - acudieron al taller “Participación social con enfoque de género y pertinencia cultural en estudios técnicos y planes maestros: brechas, oportunidades y experiencias para mejorar”.

El evento fue organizado por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) a través de su unidad de género y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) por medio del Proyecto Protección de Recursos Naturales Selva Maya (UICN/KfW). Funcionarios del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas (SIGAP) también acompañaron el encuentro.

La actividad tuvo lugar los días 4 y 5 de septiembre en Santa Elena, Guatemala, y forma parte del l seguimiento de un taller previo desarrollado en Ciudad de Guatemala con el equipo técnico CONAP-SIGAP. En esta ocasión y a la luz de los primeros resultados, fue posible la revisión y consulta de los lineamientos que se están implementando en la región del Petén. Por ahora, el proceso se está ejecutando a nivel comunitario con la participación de estas 35 mujeres, para identificar aquellos espacios y oportunidades que aseguren su participación en planificación, implementación y evaluación de planes maestros de las AP.  “Debemos planificar el área y el uso de sus recursos. Los recursos naturales los tenemos prestados, no de nuestros abuelos, sino de nuestros hijos. Es la responsabilidad de todos”, destacó Deyssi Rodríguez, asesora profesional en desarrollo de SIGAP-CONAP).

La actividad ofreció un espacio de reflexión sobre conceptos de género, pertinencia cultural y la importancia de la mujer como agente de cambio en la conservación de los recursos. Algunas destacaron el trabajo en conjunto para lograr transformaciones en su entorno.

“Yo no puedo ir a cortar un palo”- dijo Margarita Ibañez de la Municipalidad de Sayaxché.

“Yo no puedo tal vez cortar el palo sola, pero si llamo a cinco mujeres, sí podemos. Entre todas, sí podemos”respondió Norma Archila de la comunidad del Nacimiento de Machaquilaito de la Asociación de Mujeres Activas (AMA).

También reconocieron la importancia de la conservación de la fauna en las áreas protegidas que las rodean. “Antes yo comìa tepezcuintle y venado; esa es una tradición, un valor cultural, pero ahora reconozco otro valor en ese recurso y la necesidad de conservarlo”, señaló Manola Lima Díaz,  lideresa del Parque Nacional Yaxshá.

En el segundo día del taller finalizó la fase de consulta a través del ejercicio de revisión e identificación de oportunidades con los técnicos de la región del Petén con el fin de concretar aquellos espacios y medios que permitan hacer efectiva la participación social con enfoque de género.

Go to top