El Congreso de la UICN refuerza el apoyo a los derechos de los pueblos indígenas

Honolulú, Hawai’i, 9 de septiembre de 2016 (UICN) – Los Miembros de la UICN, gubernamentales, no gubernamentales y de la sociedad civil, adoptaron hoy decisiones que potencian el apoyo a los derechos de los pueblos indígenas, en el Congreso Mundial de la Naturaleza que se está celebrando en Hawai’i.

Indigenous people Photo: Colectivo Sinestesia - UICN América del Sur

En una decisión histórica, la Asamblea de Miembros de la UICN decidió crear una nueva categoría de membresía para las organizaciones de los pueblos indígenas.  Ello permitirá reforzar la presencia y el papel de las organizaciones indígenas en la UICN, una unión de miembros con características únicas que reúne a 217 Estados y organismos gubernamentales, 1066 ONG, y redes de más de 16.000 expertos de todo el mundo.

“La decisión de hoy, que confiere un lugar específico a los pueblos indígenas en el proceso decisorio de la UICN, marca un avance muy importante hacia el uso equitativo y sostenible de los recursos naturales,” dice Inger Andersen, Directora General de la UICN. “Los pueblos indígenas son custodios esenciales de la biodiversidad del planeta. Al darles esta posibilidad crucial de ser oídos en el escenario internacional, hemos hecho de nuestra Unión una organización más fuerte, más inclusiva y más democrática.”

“Esta decisión es histórica, porque es la primera vez en la historia de la UICN que se crea una nueva categoría de membresía,” dice Aroha Te Pareake Mead, Presidenta de la Comisión de Política Ambiental, Económica y Social de la UICN (CPAES). “Marca asimismo un hito con respecto a la inclusión y la participación plena de los pueblos indígenas en todos los aspectos del quehacer de la UICN.”

 “Para los pueblos indígenas, es una oportunidad sin precedentes para contribuir a la elaboración de las políticas mundiales sobre conservación biocultural, cuestiones indígenas, conocimientos tradicionales y orientaciones futuras de la conservación, en tanto pueblos distintivos. Me enorgullezco, en nombre de la UICN y de sus Miembros, por haber hecho lo que se debía y permitir a los pueblos indígenas que hablen por sí mismos como miembros cabales de la Unión.”

Los Miembros de la UICN también han exhortado hoy a que estén vedadas, en todas las áreas protegidas, las actividades industriales y la construcción de infraestructuras dañinas para el medio ambiente. Los Miembros hicieron hincapié en la necesidad prioritaria de respetar los derechos de los pueblos indígenas, y de obtener su consentimiento libre, previo e informado con respecto a actividades en sitios naturales sagrados y territorios conservados por pueblos indígenas y comunidades locales. Hasta la fecha, dicha veda se aplica únicamente a los sitios del Patrimonio Mundial.

La necesidad de tomar en consideración los derechos de los pueblos indígenas se recalcó asimismo en el marco de la decisión encaminada a acrecentar la extensión de las áreas marinas protegidas para lograr una conservación efectiva de los océanos.

Mañana, los Miembros de la UICN votarán acerca de una moción relativa a los bosques primarios, que destaca el papel de los pueblos indígenas y las comunidades locales en la conservación de paisajes forestales intactos. Determinados ecosistemas, como los bosques primarios, son vitales para la protección de las culturas indígenas y de los medios de vida de las comunidades más pobres y marginadas. Se han adoptado también otras mociones relevantes para los pueblos indígenas con respecto a una amplia variedad de temas.

La Asamblea de Miembros es el órgano rector supremo de la UICN. Los Miembros de la UICN reunidos en Asamblea deliberan y determinan políticas ambientales, aprueban el Programa de la UICN y eligen al Presidente y a los miembros del Consejo de la Unión.

Los Miembros de la UICN proponen mociones cada cuatro años para establecer prioridades en la labor de la Unión. La membresía actual de la UICN asciende a más de 1300 miembros, incluyendo algunas de las más influyentes organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil de más de 160 países, lo que confiere un poderoso mandato a las decisiones tomadas en el Congreso de la Unión.

Este excepcional parlamento mundial, compuesto por gobiernos y ONG, aprueba Resoluciones y Recomendaciones sobre importantes temas de conservación, que orientan las políticas y el programa de trabajo de la UICN e influyen asimismo en el quehacer de numerosas organizaciones de todo el mundo.

Acerca de la UICN

La UICN, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, ayuda a encontrar soluciones pragmáticas a los desafíos ambientales y de desarrollo más acuciantes que enfrenta el mundo de hoy.  La labor de la UICN apunta a valorar y conservar la naturaleza, velar por una gobernanza justa y equitativa de su utilización,  y aplicar soluciones basadas en la naturaleza a las grandes problemáticas mundiales relacionadas con el clima, los alimentos y el desarrollo. La UICN apoya la investigación científica, gestiona proyectos de campo en todo el mundo, y reúne a los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, las Naciones Unidas y el sector privado para desarrollar políticas, legislación y prácticas óptimas. La UICN es la organización medioambiental mundial más grande y más antigua del mundo, con cerca de 1300 Miembros gubernamentales y no gubernamentales y más de 15.000 expertos voluntarios en 185 países. La UICN cuenta con el apoyo de unos 1000 empleados repartidos en 45 oficinas y centenares de asociados del sector público, privado y de la sociedad civil en el mundo entero. www.iucn.org

 

Go to top