Una suma de presiones pone en peligro al páramo andino

08 July 2009 | News story
0 CommentairesWrite a comment

Los participantes del II Congreso Mundial de Páramos recomendaron intensificar los esfuerzos para la protección y la gestión responsable de los páramos, como ecosistemas estratégicos y territorios sagrados para el sustento de la vida y de los pueblos andinos.

Los páramos son ecosistemas estratégicos. El área total que cubre el ecosistema de páramo, no alcanza el dos por ciento de la superficie total de los países que cuentan con éste: sur de Centroamérica, Venezuela, Colombia, Ecuador y norte de Perú. Pero, esta pequeña porción beneficia directamente a más de 40 millones de personas.

“No es un cálculo exagerado. Los acueductos de grandes ciudades como Mérida en Venezuela; Bogotá, Cali y Medellín en Colombia; Quito, Loja y Cuenca en Ecuador; Cajamarca e inclusive ciudades costeras como Piura, en Perú, dependen directamente del servicio de regulación de agua que cumplen los páramos”, afirma Eduardo Guerrero, experto en páramos.

“Es claro que los ecosistemas de alta montaña requieren un tratamiento especial, en términos de costo-beneficio para la sociedad en su conjunto, la conservación y uso sostenible de los páramos es crítica. Un país sin agua no es competitivo”, afirma Guerrero.

La degradación de los páramos es el resultado de una combinación de presiones humanas, que incluyen: agricultura intensiva, ganadería extensiva, quemas repetidas y minería. Si a esto se añade el cambio climático, es evidente que el escenario actual y futuro para este ecosistema será muy complejo.

En el II Congreso Mundial de Páramos, realizado en Loja, Ecuador, del 21 al 25 de junio de 2009, se abordó la problemática de los páramos con una visión integral. Como un congreso “sui generis”, calificó a este evento Eduardo Guerrero, quien informa que además de los simposios convencionales, que trataron los temas de funcionamiento de los páramos, cambio climático, usos del páramo y aspectos culturales y sociales, se realizaron el Foro Comunitario, el Encuentro de Niños y Niñas Parameros, el Taller de Grupos de Trabajo en Páramos y el Encuentro Regional de Guardapáramos.

“En general, todos los actores reconocieron la importancia del páramo; sin embargo se destacó la sólida posición de los líderes comunitarios e indígenas, quienes aceptaron que así como tienen derechos, también deben cumplir sus obligaciones”. Solicitaron que se reconozca su visión como autoridades ambientales de los páramos que ellos habitan y que no se proceda a la toma de decisiones si no se realizan los debidos procesos de información y consentimiento previo”, destacó Guerrero.

La Declaración de Loja reconoce la necesidad de esfuerzos comunes para detener la degradación de los páramos, a través de planteamientos concretos:

1. Excluir la minería de los páramos en todas sus modalidades, teniendo presente el contexto y ordenamiento jurídico y soberanía de cada país.
2. Eliminar o prevenir actividades que resultan incompatibles con un buen manejo del páramo, como: forestación, agricultura y turismo a gran escala, así como la caza no tradicional, el deporte motorizado, quema frecuente, y construcción de infraestructura de gran magnitud.
3. Aceptar el desarrollo de actividades agrícolas, siempre que estén guiadas por prácticas tradicionales de bajo impacto.

“Los páramos son importantes no únicamente por sus servicios ambientales; sino por sus valores culturales, como parte de la identidad de los pueblos andinos, como paisajes y como ecosistemas ricos en biodiversidad”, finaliza Guerrero.

Más información:
http://www.paramo.org/paramundi/index.php?option=com_content&task=view&id=23
 


Commentaires

0 Commentaires
Write a comment

600 CHARACTERS LEFT

captcha