Belice enciende tecnología para apagar incendios forestales en la Selva Maya

Agilidad es la palabra que define la capacidad del Belize Forest Department (FD, por sus siglas en inglés) para controlar incendios en la Selva Maya. Esto es posible gracias al apoyo del Programa Selva Maya del Gobierno alemán, que a través del Banco de Desarrollo Alemán (KfW) financia el Proyecto de Protección de Recursos Naturales Selva Maya, implementado por la UICN, con el fin de apoyar a las organizaciones homólogas del FD que trabajan en esta región.

© Belize Forest Department - Belize Forest Department members in drone workshop - Mountain Pine Ridge Forest Reserve, Belize.

Belice, 30 de junio, 2020 (UICN). El Proyecto ha proporcionado el equipo necesario con tecnología moderna que permite al FD mantener los ojos en lugares remotos a un clic de alcance, lo que ha aumentado la efectividad y eficiencia del trabajo de campo para salvar los recursos naturales de las llamas.

El FD no solo recibe capacitación en el uso de drones (vehículos aéreos no tripulados) sino también en el procesamiento y análisis de imágenes capturadas. El Proyecto ha equipado a la Unidad de Monitoreo Geoespacial con más drones que ayudan al equipo de bomberos a mapear estrategias de respuesta en el campo. El uso de la tecnología no solo se ha aplicado a nivel nacional en Belice, sino que también ha sido utilizado por instituciones de manejo forestal en Guatemala y México.

“El Departamento Forestal ha utilizado activamente las plataformas en línea disponibles, como MODIS / FIRMS utilizadas por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas de Guatemala (CONAP) y el Sistema de Alerta de Incendio Temprano de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO). Estas plataformas han demostrado ser útiles para detectar incendios de forma remota, casi en tiempo real, desde la comodidad de la oficina. Los datos de puntos calientes disponibles para descargar desde la plataforma ofrecen la oportunidad de llevar a cabo análisis útiles a nivel local, distrital y nacional”, explica Raúl Chun, Oficial de Enlace Nacional de Bomberos dentro del Departamento Forestal.

 

 

© Belize Forest Department – Camión modificado para el combate de incendios adquirido gracias al apoyo financiero brindado a través del Proyecto de Desarrollo cofinanciado por la República Federal de Alemania a través del KfW e implementado por la UICN – Belmopán, Belice.

El apoyo al FD también se ha visto reflejado en la compra de otro tipo de equipo, como un camión de bomberos modificado de última generación, que además de permitir una respuesta ágil durante una emergencia, tiene tecnología para el uso efectivo de los recursos, contribuyendo a las políticas ecológicas de la institución. El camión está equipado con un mecanismo que inyecta concentrado / retardadores de espuma contra incendios en el agua que fluye y esto tiene un mayor impacto al enfriar, sofocar y suprimir el fuego con menos agua.

En el marco del Proyecto, el FD ha organizado y ejecutado talleres de capacitación en manejo de incendios para desarrollar las capacidades de los bomberos beliceños para responder y controlarlos. Además, se ha brindado soporte para la formación de un Grupo de trabajo nacional, presidido por el FD y compuesto por actores nacionales. El Grupo actualmente requiere apoyo continuo para la planificación estratégica y la implementación de políticas, legislaciones y planes relevantes para el manejo de incendios forestales. En un esfuerzo de colaboración y coordinación, el FD pudo comunicarse y prestar la ayuda necesaria a los encargados en todo Belice durante los intensos incendios.

En términos de infraestructura, el Departamento Forestal ha sido apoyado con la reconstrucción de dos torres de incendios en la Reserva Forestal Mountain Pine Ridge y una casa prefabricada completamente funcional en el mismo lugar. Además de la tecnología, también se ha visto beneficiado con cámaras, sobrevuelos, radios, vehículos todo terreno, equipo de campo especial, bombas de agua, paneles solares, entre otras herramientas.

Oficialmente, la temporada de incendios en Belice tiene lugar entre el 15 de febrero y el 15 de junio de cada año. En el 2020, la gran cantidad de incendios diarios registrados se atribuye a las condiciones de sequía experimentadas en los últimos años. Con altas temperaturas y la disminución en la precipitación, la gran cantidad de materiales orgánicos dentro de los diferentes tipos de bosque, incluido el bosque de hoja ancha, se sometió al proceso de precalentamiento, lo que provocó que la situación fuera altamente inflamable. El distrito de Cayo, donde se encuentran dos áreas prioritarias del proyecto, no estuvo exento de incendios forestales: la mayoría de casos que se presentaron en el Parque Nacional Chiquibul y la Reserva Forestal Vaca, fueron el resultado de incursiones transfronterizas.

“Estos incidentes de incendios están estrechamente relacionados con actividades antropogénicas (actividades producidas por humanos), en el sentido de que los agricultores y los desarrolladores de tierras queman tierras de cultivo y praderas. Estas actividades antropogénicas, particularmente donde se usan incendios, conducen a la quema incontrolada de áreas forestales, dentro y fuera de áreas protegidas”, amplía Edgar Correa, gerente de la Unidad de Monitoreo Geoespacial FD.

Los informes de FD indican que la tala y la quema de vegetación cerca de las líneas de distribución de electricidad también han sido y siguen siendo una causa importante de incendios forestales, así como la quema incontrolada de áreas forestales dentro y fuera de áreas protegidas. Sin embargo, con la capacitación y el equipo brindados en el marco del Proyecto, el Departamento Forestal ha podido responder y utilizar los recursos con un mayor nivel de eficiencia.

Para más información contactar a: Adriana González, Oficial de Comunicación, adriana.gonzalez@iucn.org

Go to top