Direcciones de pesca de Guatemala, El Salvador y Honduras se fortalecen en evaluación estadística para el manejo del recurso pesquero

Treinta y seis personas, entre personal técnico y colaboradores, se capacitaron en herramientas de evaluación estadística para el monitoreo biológico del recurso pesquero, con el apoyo del Proyecto Regional de Biodiversidad Costera de USAID-UICN-GOAL.

Diana Barahona, funcionaria de CENDEPESCA, y Ángelo Varela, asistente operario del Proyecto Regional de Biodiversidad Costera

San Salvador, 22 de junio, 2020 (UICN). La investigación basada en evidencia es fundamental para tomar decisiones normativas en el manejo del recurso pesquero, con esa premisa el Proyecto Regional de Biodiversidad Costera diseñó e implementó el curso “Manejo de herramientas de evaluación estadística para el monitoreo biológico del recurso pesquero”.

El curso, presencial antes de la emergencia sanitaria y virtual durante la atención de la pandemia por COVID-19, se enfocó en el fortalecimiento de capacidades de las entidades nacionales rectoras del recurso pesquero: Dirección de Normatividad de la Pesca y Acuicultura (DIPESCA) de Guatemala, Dirección General de Desarrollo de la Pesca y la Agricultura (CENDEPESCA) de El Salvador, y Dirección General de Pesca y Acuicultura (DIGEPESCA) de Honduras.

Este proceso formativo contó con el aval de la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA) y es parte de los esfuerzos que el Proyecto Regional de Biodiversidad Costera, liderado por la UICN en consorcio con Goal, realiza en conjunto con las autoridades pesqueras para la conservación y el uso sostenible de los recursos marino-costeros.

Veinte mujeres y 16 hombres, para un total de 36 personas, ocho de ellas estudiantes universitarios, están ahora en la capacidad de analizar datos de estructuras de talla para hacer evaluaciones del estado de aprovechamiento pesquero, interpretar informes técnicos y recolectar información pertinente para el desarrollo de modelos de producción que permitan establecer normativas para el ordenamiento pesquero.

¿Por qué este conocimiento es importante para la conservación y el uso sostenible de los recursos marino-pesqueros? Al respecto, la coordinadora del Proyecto Regional de Biodiversidad Costera, Zulma de Mendoza, explicó que “el monitoreo de las especies pesqueras nos lleva a establecer normativas y a tomar decisiones para mejorar el manejo del paisaje, al disminuir las amenazas al recurso”.

La jefa de la División de Investigación Pesquera y Acuícola de CENDESPESCA, Ana Marlene Galdámez, indicó que “para CENDEPESCA este tipo de capacitación es muy importante porque nos permite contar con las herramientas para la toma de datos y de decisiones para el manejo de los recursos”.

Las expectativas del curso fueron destacadas por Carolina Cardona, de la Dirección de Pesca y Acuicultura de la DIGEPESCA, quien manifestó: “espero que este curso sea de beneficio para poder hacer un mejor monitoreo biológico de nuestros recursos pesqueros y que sirva como una herramienta para tomar decisiones”.

Andrea Fortis, una de las 36 personas capacitadas, expresó que gracias al curso “he podido comprender mucho mejor los gráficos, la interpretación de ellos y la situación de la explotación pesquera, espero poner en práctica todo el conocimiento aprendido muy pronto”.

La capacitación fue impartida por Manuel Ixquiac Cabrera, especialista en pesquerías con estudios en Bioeconomía Pesquera de la Universidad Católica de Chile. Este profesional de las ciencias del mar, se ha desempeñado como profesor e investigador por más de 21 años en el campo de las Ciencias Marinas, Pesqueras y Acuícolas, y también ha ocupado el cargo de Director de DIPESCA, en Guatemala.

En cada una de las modalidades de capacitación se realizaron pruebas del conocimiento inicial y final. De acuerdo con los resultados obtenidos de la evaluación, “todos los participantes aumentaron su nivel de conocimiento sobre las temáticas analizadas y fueron capaces de analizar información y desarrollar modelos para evaluar los estados de explotación de las especies”.

El proceso de capacitación inició el 25 de noviembre de 2019, con el curso presencial facilitado a inspectores de pesca de la DIPESCA en Chiquimulilla, Guatemala, continuó con dos cursos en línea, uno dirigido a CENDEPESCA de El Salvador y el otro a la DIGEPESCA de Honduras. El proceso culminó el 18 de junio de 2020 y contó con el apoyo de las tres Direcciones de Pesca, todas de reciente nombramiento.

El Proyecto Regional de Biodiversidad Costera, que se realiza gracias a la cooperación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), trabaja por la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad de ecosistemas marino-costeros en Centroamérica, mediante el desarrollo de iniciativas productivas de valor que propician el arraigo y fortalecen la capacidad de auto-gestión local.

Más información:

Evelyn Vargas

evelyn.vargas@iucn.org

Go to top