La restauración funcional del paisaje promueve el desarrollo verde en México y Centroamérica

En México se promueve el énfasis sobre la recuperación de la función productiva del paisaje, mediante el incremento de la productividad y la resiliencia de las actividades agropecuarias y forestales.

El panel enfocado en el sector privado, fue co-organizado por Reforestamos México, y tuvo la presencia de Emilio Díaz, Gerente senior de abastecimiento de lácteo de Nestlé y Juan Carlos Camargo, Subdirector de sustentabilidad y responsabilidad corporativa

Ciudad de México, octubre de 2018. En el marco del Primero Foro Mexicano de la UICN, se realizó un evento paralelo sobre “Restauración funcional y productiva del paisaje para el desarrollo verde en México y Centroamérica: oportunidades, retos y estrategias”, en el que se presentaron los avances de las acciones conjuntas realizadas por Miembros y Secretariado de la UICN sobre el análisis de oportunidades de restauración del paisaje y la promoción de mecanismos de financiamiento e instrumentos de coordinación intersectorial.

La sustentabilidad en el uso productivo de la tierra es esencial para la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible, así como para las metas de conservación de la biodiversidad y mitigación/adaptación al cambio climático. La presión para obtener más tierra productiva afectando a los ecosistemas naturales está en aumento. Sin embargo, existen aproximadamente 2 mil millones de hectáreas de tierra degradada y deforestada en el mundo que podrían transformarse en recursos resilientes y multifuncionales para las comunidades rurales y las economías de los países.

En el acto inaugural del evento, la Directora de la Oficina Regional de la UICN para México, América Central y el Caribe, Grethel Aguilar, y el Presidente del Comité Mexicano de Miembros de la UICN y Director General de Reforestamos México, Ernesto Herrera, remarcaron la relevancia del trabajo y herramientas generados por la UICN y sus socios para promover el desarrollo verde y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en México y Centroamérica, trascendiendo los enfoques convencionales y promoviendo la transversalidad de las políticas públicas y la inversión privada a través de la restauración funcional del paisaje.

“Una efectiva implementación de las acciones de restauración permitiría alcanzar no sólo las metas estipuladas ante el Desafío de Bonn  ̶ al cual se han sumado tanto el gobierno federal mexicano como  los gobiernos estatales de Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Yucatán ̶  sino abonar a diversas metas nacionales e internacionales, como por ejemplo el Acuerdo de París, REDD+, Metas de Aichi del Convenio sobre la Diversidad Biológica, Objetivos de Desarrollo Sostenible”, mencionó Tania Ammour, Coordinadora Regional de programa para México, América Central y el Caribe de la UICN, al hablar del contexto global y regional de la restauración funcional del paisaje.

Sin embargo, la efectividad en la implementación de la restauración del paisaje requiere de acciones preparatorias, herramientas y desarrollo de estrategias. Bajo este contexto, Leander Raes, Especialista en Economía de la UICN, presentó ejemplos del trabajo llevado a cabo en Centroamérica donde se desarrollaron instrumentos que incorporan el análisis espacial de co-beneficios de la restauración en la toma de decisiones a través de criterios que consideran el valor del capital natural que deriva de sus servicios ecosistémicos.

Por otro lado, en México se promueve el énfasis sobre la recuperación de la función productiva del paisaje según lo que explicó Silvio Simonit, Coordinador Operativo de la UICN en el país. Se trata de incrementar la productividad y la resiliencia de las actividades agropecuarias y forestales, recuperando al  mismo tiempo las funciones esenciales del ecosistema proporcionadas por la naturaleza y de las cuales tanto personas como economías nacionales dependen de manera fundamental. Por ello se están desarrollando estrategias a nivel subnacional, en Península de Yucatán y Chiapas, en coordinación con los gobiernos estatales y con el apoyo de miembros de la UICN como Reforestamos México, Pronatura Sur, Pronatura Península de Yucatán, AMBIO e IDESMAC. Estas estrategias incluyen la definición de diferentes opciones de modelos de restauración productiva, el mapeo de áreas prioritarias y una evaluación de impacto potencial sobre las metas de mitigación al cambio climático y de la Agenda 2030 relativa a los objetivos de desarrollo sostenible de México.

La implementación a gran escala de la restauración requiere de una arquitectura financiera intersectorial canalizando el financiamiento tanto del sector público como del sector privado. Bajo este contexto, Gerardo García, Especialista en uso de suelo y gestión territorial, presentó una serie de paquetes tecnológicos para modelos productivos sostenibles, diseñados con el objetivo de integrar componentes agropecuarias y forestales que favorecen la vinculación de programas de apoyo existentes de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA). Esta vinculación requiere de un instrumento de coordinación interinstitucional, señaló Adriana Abardía, consultora de la UICN. Por ello la UICN está trabajando para desarrollar un esquema de coordinación entre CONAFOR y SAGARPA y poder asegurar la operación de una efectiva vinculación de sus programas de apoyo en el campo.

El evento también promovió la discusión entre diferentes actores del sector público y privado a través de dos paneles. El primer panel, enfocado en el sector privado, fue co-organizado por Reforestamos México, y tuvo la presencia de Emilio Díaz, Gerente senior de abastecimiento de lácteo de Nestlé y Juan Carlos Camargo, Subdirector de sustentabilidad y responsabilidad corporativa de Walmart de México. Los panelistas presentaron acciones concretas a través de las cuales ambas empresas buscan transformar sus esquemas de negocio asegurando cadenas de suministro sustentables. La discusión permitió profundizar el tema de los factores que limitan el escalamiento de estas iniciativas a nivel de paisaje.

En el segundo panel, dedicado a representantes del sector público, se contó con la participación de  Santiago Arguello, Director General de Fomento a la Agricultura de la SAGARPA, Guillermo Muñoz, Gerente de Planeación y Evaluación de la CONAFOR, y Katharina Siegmann, Especialista ambiental del Banco Mundial. En este espacio se compartieron experiencias sobre acciones que han permitido fomentar políticas públicas de desarrollo enmarcadas en una visión de paisaje, así como retos existentes para trascender una visión sectorial.

El diálogo permitió puntualizar cuestiones ya en proceso tanto al interior de la SAGARPA como de la CONAFOR que podrían asegurar esquemas de colaboración que den lugar a modelos de trabajo integrales, promoviendo la transversalidad de las políticas públicas.

Go to top