Honduras define funciones del Comité Nacional de Adaptación con apoyo del proyecto AVE y organizaciones miembro de la UICN

El Comité se creó ante la necesidad de contar con una estrategia que asegurara la coordinación interinstitucional, la sostenibilidad financiera, la voluntad política y los recursos técnicos y logísticos necesarios para el cumplimiento del Plan Nacional de Adaptación (PNA) para Honduras.

Comité de Adaptación

La Oficina Regional de  la UICN para México, América Central y el Caribe (ORMACC), a través del Proyecto AVE (Adaptación, Vulnerabilidad & Ecosistemas) ha apoyado técnica y financieramente a la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (MiAmbiente+) y la Fundación VIDA, para impulsar la consolidación del Comité Nacional de Adaptación de Honduras y definir sus funciones. Este Comité está vinculado al trabajo de la Dirección Nacional de Cambio Climático (DNCC) y al Comité Técnico Interinstitucional de Cambio Climático (CTICC) de Honduras.

El Comité se creó ante la necesidad de contar con una estrategia que asegurara la coordinación interinstitucional, la sostenibilidad financiera, la voluntad política y los recursos técnicos y logísticos necesarios para el cumplimiento del Plan Nacional de Adaptación (PNA) para Honduras, aprobado a inicios del 2018. Así fue como MiAmbiente+ y Fundación VIDA, ambas organizaciones Miembro de la UICN, junto con la UICN y bajo el liderazgo de la DNCC, conformaron una plataforma nacional participativa de múltiples actores del país, que tendrá dentro de sus principales funciones dar seguimiento, implementar, revisar y monitorear el cumplimiento del PNA.

Con el fin de dar impulso a esta propuesta, se organizaron tres encuentros entre julio y setiembre del 2018, en los cuales participaron instituciones de gobierno, organizaciones no gubernamentales ligadas al sector, cooperantes y diferentes representantes de los sectores sociales de Honduras para definir aspectos claves para la conformación del Comité, entre estos, ¿cuáles serían sus funciones y alcances? y ¿qué tipo de soporte político, técnico y financiero se requiere para su sostenibilidad?

Durante el último encuentro se validaron las funciones del Comité, entre las cuales están:

  • definir las instituciones que lo conforman;
  • dar seguimiento, implementar, revisar, monitorear el cumplimiento del Plan Nacional de Adaptación;
  • gestionar recursos, ejecutar, revisar y monitorear la implementación del Programa Nacional de Adaptación, incluyendo la Cartera de Proyectos de Adaptación;
  • coordinar con otros comités, sub-comités o grupos de trabajo, las acciones sinérgicas entre los mismos para la gestión e implementación de medidas de acción climática;
  • asesorar y sugerir acciones a la DNCC y al Secretario de Estado de Mi Ambiente+ para la toma de decisiones técnicas de temas de interés nacional e internacional relacionado con el cambio climático; y
  • revisar y aprobar instrumentos técnicos vinculados a la adaptación al cambio climático, tales como escenarios, indicadores y análisis de vulnerabilidad.
     
    “La idea es que este Comité sea un ente asesor que pueda dar información relevante al gobierno para la toma de decisiones y orientarlo en la búsqueda de opciones de financiamiento, para proyectos de adaptación que el gobierno tenga identificados. De ahí que se considere importante que el espacio del Comité sea uno de intercambio de conocimiento para que todas las partes manejen información en común, que enriquezca las discusiones y los acuerdos”, señaló Ronald McCarthy, especialista en gobernanza de ORMACC.

El proyecto AVE: Adaptación, Vulnerabilidad & Ecosistemas busca escalar el enfoque de Adaptación basada en Ecosistemas (AbE) a través del fortalecimiento de capacidades para abordar el cambio climático, la articulación de marcos políticos, jurídicos e institucionales y la obtención de evidencia sobre sus múltiples beneficios para aumentar la resiliencia y reducir la vulnerabilidad de las personas y la naturaleza. Su implementación se realiza desde el 2015 en seis países de Mesoamérica (México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Panamá)  con el apoyo del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) de Alemania, y ejecutado por el Centro de Derecho Ambiental y la Oficina Regional para México, América Central y el Caribe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y en coordinación con las organizaciones Miembro y socios como la Fundación Hondureña de Ambiente y Desarrollo VIDA, la Unidad Ecológica Salvadoreña, la Sociedad de Historia Natural del Soconusco, la Asociación del Corredor Biológico Talamanca Caribe y la Comisión Trinacional del Plan Trifinio.

Go to top