La Membresía sudamericana de la UICN se expande

La UICN cuenta con tres nuevos miembros en Sudamérica. Se trata de Fundación Natura de Bolivia, el Instituto de Manejo e Certificação Florestal e Agricola (IMAFLORA) y el Instituto Sociedade, População e Natureza (ISPN) de Brasil.

Photo: UICN América del Sur

Representantes de Miembros sudamericanos y del Secretariado de UICN, reunidos durante Congreso Mundial de la Naturaleza Hawai 2016. 

El trabajo de la Fundación Natura se centra en apoyar a las comunidades para proteger sus fuentes de agua a través de la conservación de los bosques. La institución es pionera en implementar acuerdos para la conservación de bosques y es la primera en el mundo en montar mecanismos de evaluación de impacto de este tipo de acciones para entender mejor su efectividad en el mundo de la conservación y el desarrollo, razón por la cual ha recibido distintos galardones y reconocimiento de orden internacional.

IMAFLORA, por su parte, trabaja sobre la premisa de que la mejor forma de conservar los bosques tropicales es dándoles un destino económico asociado a buenas prácticas de manejo y a una gestión responsable de los recursos naturales. Así, la certificación socioambiental es el mecanismo utilizado por IMAFLORA como un inductor del desarrollo local sustentable de los sectores forestal y agrícola.

El ISPN actúa en el campo ecosocial con énfasis  en los pueblos y comunidades tradicionales, huertos familiares y con sus organizaciones. Su misión es contribuir a viabilizar el desarrollo sostenible con equidad social y equilibrio ambiental por medio de la democratización del acceso a recursos financieros, conocimientos e información.

Con la integración de estas organizaciones la membresía de Sudamérica se nutre en cuanto a capacidades del quehacer socioambiental de la sociedad civil.

“Com a IUCN atuamos na restauração florestal no cerrado mineiro, no âmbito do programa Café e Biodiversidade e compartilhamos a ambição de influenciar políticas públicas em defesa das Unidades de Conservação, em áreas de alta importância para a biodiversidade, na floresta e no campo.

E agora, como membros da Instituição, temos certeza de que nossos esforços trarão ganhos importantes para a nossa causa comum, a conservação e a defesa da natureza.” IMAFLORA

La presencia de miembros de UICN en Sudamérica se remonta a 1960 cuando la Administración de Parques Nacionales de Argentina dio el primer paso para solicitar la membresía a UICN. Le siguieron Estados de la región y muchas organizaciones de la sociedad civil. Con la apertura de la oficina regional en 1992, basada en Quito, el número de Miembros se duplicó en cuestión de un año: pasó de 40 a 80 Miembros. De la misma forma, la presencia de la oficina nacional de UICN en Brasil ha representado una expansión de la membresía que ha pasado de 14 instituciones en 2009 – año de su apertura-  a 27 en 2017; casi el doble.

Hoy, Sudamérica cuenta con 105 Miembros y se apunta a un crecimiento paulatino pero, sobre todo, estratégicamente apuntalado en la calidad y representatividad del sector ambiental de la región. “Nuestro objetivo es que UICN se fortalezca con todas las voces comprometidas con la conservación y el desarrollo sostenible de nuestros países. Nuestra red nos brinda el espacio de confluencia y actuar colectivo que necesitamos” Jenny Gruenberger, Consejera de la UICN.

Go to top