El Salvador presenta los hallazgos e insumos para fortalecer la estrategia nacional de restauración en la reunión del Bonn Challenge

Hoy en día la restauración del paisaje es reconocida como una estrategia clave no solo para recuperar la integridad ecológica, sino para generar beneficios locales, nacionales y globales adicionales. A partir del lanzamiento del Desafío de Bonn en el 2011, un año después El Salvador asumió el compromiso de restaurar 1 millón de hectáreas. 

Dirt road heading through forest with tall green trees

El Salvador es un país que ha llegado a su límite en términos de la degradación de sus ecosistemas. Esta situación ha llevado a El Salvador a alcanzar bajos niveles de resiliencia ambiental, magnificando la creciente vulnerabilidad a la variabilidad climática y a los eventos extremos asociados al cambio climático. Siendo un país pequeño, de unos 20.000 km2, que tiene la densidad poblacional más alta en el hemisferio, después de Haití, y un territorio altamente deforestado, o desnudado de cobertura vegetativa suficiente, el alcance del impacto de los eventos climáticos extremos aumenta, al poner en riesgo casi el 90% de la población, 95% del territorio nacional y 90% del PIB. 

Como respuesta ante esta situación, El Salvador adoptó como enfoque la Mitigación basado en Adaptación (MbA) para su Estrategia REDD+, siendo el primer país del mundo. Así mismo, formuló en 2012 la Política Nacional de Medio Ambiente cuyos principales componentes de acción son la restauración y conservación de ecosistemas para reducir riesgos, sostener actividades productivas y asegurar el bienestar de la población, estructurándose en ese marco el Programa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes (PREP).

Desde entonces, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) de El Salvador y la UICN han venido diseñando e implementando en forma conjunta herramientas e instrumentos para fortalecer y priorizar las acciones y cobertura del PREP. Para ello se aplicó la Metodología de Evaluación de Oportunidades de Restauración (ROAM, por sus siglas en inglés) para determinar y analizar opciones de restauración basadas en criterios biofísicos, sociales y económicos.

Como principales resultados de este proceso podemos destacar los siguientes:

  1. Localización de 1.253.077 hectáreas como áreas de oportunidad para la restauración, utilizándose como base para la priorización de los diferentes usos actuales del suelo donde se definieron las transiciones para mejorar y recuperar los bienes y servicios ecosistémicos relevantes. 
  2. Cuantificación y cualificación de los impactos potenciales al implementar las acciones de restauración, evaluando resultados financieros y económicos a largo plazo de los usos actuales y de las transiciones de acuerdo con los diferentes sistemas de manejo considerados, así como mejoramiento de servicios ecosistémicos (retención de sedimentos, exportación de nutrientes y balance de carbono) y variables sociales.
  3. El análisis de instrumentos financieros existentes y potenciales, y diseño de una propuesta de mecanismo de financiamiento para cada transición con el fin de cumplir con las metas establecidas mediante la canalización de financiamiento.

A pesar de los grandes avances alcanzados en la planificación dirigida hacia la acción de la restauración en El Salvador, todavía quedan 3 pasos por completar:

  1. Con el fin de apoyar la toma de decisiones para la puesta en marcha gradual de la estrategia de restauración, se considera necesario priorizar las áreas y las transiciones asociadas mediante el análisis multi-criterio espacial de los beneficios financieros, sociales y ambientales.
  2. Para dar seguimiento y medir el impacto de las intervenciones de restauración en el mediano y largo plazo, se está definiendo un plan nacional de monitoreo de manera interinstitucional e interdisciplinariamente.
  3. A partir de todos estos análisis realizados hasta el momento y los insumos obtenidos de manera participativa se requiere de la compilación y planificación en un documento que permita la implementación del proceso que se viene gestando. Para ello se finalizará el proceso con la consolidación de un instrumento de planificación estratégica de la restauración del paisaje rural productivo que permita direccionar la implementación de la recuperación de los servicios ecosistémicos del paisaje.

Para mantener el impulso de la iniciativa del Bonn Challenge y elevar la ambición de restauración del paisaje, estos resultados quieren ser compartidos en la reunión del Bonn Challenge Latinoamérica durante los días 12 y 13 de Junio del 2017 en Roatán, Honduras, auspiciada por los gobiernos de la República Federal de Alemania y el Reino de Noruega junto con UICN y el World Resources Institute (WRI) como una contribución al Global Partnership on Forest Landscape Restoration (GPFLR).

Para ello se ha formulado el resumen político “Fortaleciendo la estrategia nacional de restauración” para El Salvador. 

Desafío de Bonn: El Salvador

 

Go to top