La Reducción de Riesgos de Desastres basada en Ecosistemas: una solución basada en la naturaleza innovadora para América del Sur

Sudamérica cuenta con una rica diversidad cultural y natural e incluye cinco de los hotspots de biodiversidad y cinco de los diecisiete países megadiversos, los cuales albergan la mayoría de las especies terrestres de la Tierra. Estos ecosistemas biodiversos proporcionan varios servicios que reducen los riesgos de desastres, apoyan al cambio climático y contribuyen al desarrollo sostenible. 

EPIC-Chile

No obstante, la biodiversidad en la región enfrenta varias amenazas como la deforestación, las especies exóticas invasoras, la minería, una diversidad de riesgos de desastres y el cambio climático. Ante el cambio climático y el consecuente aumento de la frecuencia y la magnitud de los desastres, que afectan el bienestar y los medios de vida de las sociedades humanas y de los ecosistemas, las soluciones basadas en la naturaleza juegan un rol clave.

Los ecosistemas contribuyen a reducir el riesgo de desastres de múltiples formas. Infraestructura natural como humedales, bosques y sistemas costeros puede reducir la exposición física ante eventos climáticos extremos —como las inundaciones, la erosión costera, las marejadas, los ciclones, los incendios forestales y las sequías— al servir como barreras naturales o amortiguadores que mitigan los impactos de estas amenazas[1]. Los servicios que proveen los ecosistemas contribuyen a aumentar la resiliencia, ayudando a la recuperación después de un desastre, e incluyen la provisión de alimentos, combustible y agua limpia durante las emergencias. Por tanto, ante amenazas globales es importante reconocer las funciones de protección y regulación de los ecosistemas que aseguran los medios de vida al proveer de servicios y bienes.


La Reducción de Riesgos de Desastres basada en Ecosistemas (Eco-RRD) integra la gestión sostenible, la conservación y la restauración de los ecosistemas para reducir el riesgo de desastres, con el objetivo de lograr un desarrollo sostenible y resiliente (Estrella and Saalismaa 2013: 30[2]).


La Oficina Regional para América del Sur de la UICN trabaja con diversos miembros y actores promoviendo la Eco-RRD en la región a través de varios proyectos, acciones e iniciativas:

  • Como parte del proyecto Resiliencia mediante la inversión en ecosistemas: conocimiento, innovación y transformación de la gestión de riesgo (RELIEF Kit), se realizó una evaluación regional sobre reducción de riesgos de desastres y biodiversidad en Sudamérica, centrándose en seis países: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Esta evaluación proporciona un breve análisis de las amenazas naturales de la región, clasifica los desastres más significativos por tipo, su ocurrencia e impacto —tanto en términos de poblaciones afectadas como en daños económicos causados—. Así también, documenta y mapea experiencias e iniciativas sobre Eco-RRD en estos seis países, y es un primer intento en demostrar los vínculos con la biodiversidad.
     
  • El Taller RegionalReducción de Riesgos de Desastres basada en Ecosistemas para el desarrollo sostenible: el rol de la biodiversidad” realizado en Buenos Aires (15-17 de marzo, 2017) que buscó promover la adopción y escalamiento del enfoque de Eco-RRD. También, apuntó hacia la mejora en la comprensión, conocimientos y capacidades para el diseño, implementación y escalamiento de estrategias de Eco-RRD. Participaron 40 representantes de ONG e instituciones gubernamentales responsables de gestión de riesgos, ambiente (biodiversidad y cambio climático) y planificación de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay.
     
  • Conjuntamente con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Argentina (MAyDS), se realizó un Seminario Nacional en Buenos Aires (14 de marzo, 2017), cuyo objetivo fue de intercambiar experiencias y lecciones aprendidas entre diversos actores trabajando en estos temas e iniciativas, como punto de partida para establecer diálogos intersectoriales que potencien vínculos entre la gestión de desastres, el cambio climático, la conservación y el desarrollo sostenible. Al evento concurrieron alrededor de 60 personas, tanto de la sociedad civil, organismos públicos y academia; en la jornada se contextualizó la Eco-RRD y la AbE con el apoyo del Comité Nacional de UICN en Argentina; se presentó el contexto y visión de Argentina en la temática con relación a biodiversidad, adaptación al cambio climático, inventario de humedales, y los bosques nativos y su rol en el manejo del riesgo; experiencias desde ONG (Fundación Hábitat y Desarrollo y Fundación Humedales —miembros de la Unión) del rol de áreas protegidas y la participación ciudadana para enfrentar las inundaciones, e iniciativas del sector público como las Redes científico - tecnológicas para la gestión del riesgo de desastres y para la adaptación al cambio climático y la sustentabilidad ambiental (MinCyT) y de resiliencia climática (MAyDS).
     
  • Adicionalmente, se realizó el Taller de Cierre – Proyecto Ecosistemas para la Protección de Infraestructura y Comunidades (EPIC) entre el 26 y 27 de abril de 2017 en Santiago de Chile, en el que participaron 30 representantes —tanto de la región de Biobío como de Santiago— de diversos servicios públicos, sociedad civil y academia. El evento reflexionó sobre los logros y lecciones aprendidas del proyecto EPIC en Chile, y propuso acciones que aseguren el impacto y aplicación de los conceptos de reducción de riesgos de desastres y adaptación al cambio climático basados en ecosistemas (Eco-RRD y AbE).
     
  • Además, Como parte del proyecto Enfoques de Adaptación basada en Ecosistemas: Fortaleciendo la evidencia y generando información para las políticas, IIED presentó el marco conceptual para analizar la efectividad de la AbE y/o Eco-RRD —efectividad para las poblaciones humanas y para los ecosistemas, la costo-efectividad y los factores institucionales, políticos y de capacidades— y UICN presentó los resultados preliminares de la aplicación de esta herramienta en EPIC en Chile.

Enfocándose en la generación de evidencia sobre el rol de los ecosistemas para la reducción de riesgos de desastres, la compilación y el intercambio de experiencias de Eco-DRR, la generación de espacios multi-sectoriales y el desarrollo de capacidades, UICN promueve la integración de la Eco-DRR en las políticas y estrategias apuntando hacia un desarrollo sostenible y resiliente.


[1] Murti, R. and Buyck, C. (ed.) (2014). Safe Havens: Protected Areas for Disaster Risk Reduction and Climate Change Adaptation. Gland, Switzerland: IUCN. xii + 168 pp. https://www.iucn.org/sites/dev/files/2014-038.pdf

[2] Estrella M and N Saalisma. (2013). Ecosystem-based disaster risk reduction (Eco-DRR): An overview. In: Renaud F.G., Sudmeier-Rieux, K., Estrella, M. (eds). The role of ecosystems in disaster risk reduction. UNU Press, Tokyo, pp 26-54.

 

Go to top