La mancomunidad Mankaqchikel define política ambiental para promover una gestión integral y sostenible.

Se define de manera participativa una política ambiental para la Mancomunidad Mankaqchikel para institucionalizar los procesos que lleva a cabo la Alianza Ambiental por los ríos Xayá y Pixcayá.

Actores clave de hidroterritorios

Guatemala, Mayo de 2017. Las subcuencas  de los  ríos Xayá y Pixcayá, ubicadas en el departamento de Chimaltenango, por medio de un acueducto de 40 kilómetros de longitud;  aportan diariamente a la Ciudad Guatemala de la Asunción un caudal entre 900 y 1,100 litros por segundo dependiendo de la época del año, ello equivale a un poco más de 86 millones de litros de agua cada día.  Este volumen de agua es suficiente para satisfacer las necesidades de unos 450,000 habitantes, por lo que  tiene una una gran importancia.

En foros y eventos técnicos, se ha insistido en lo urgente de iniciar acciones de restauración forestal y protección de las zonas de recarga hídrica y de las fuentes de agua superficial en Xayá-Pixcayá. El constante crecimiento poblacional incrementará significativamente la demanda de agua en los próximos años; mientras que los efectos de la variabilidad y del cambio climático serán negativos sino se toman ahora acciones para incrementar la recarga de los acuíferos y de esa forma garantizar la disponibilidad, calidad y cantidad del agua.

El proyecto Restauración del Paisaje Forestal y Manejo Integrado del Agua para una Gestión Ambiental Sostenible, con el apoyo de la iniciativa Knowfor2 de La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, lleva a cabo procesos para contribuir a garantizar el agua del futuro para miles de guatemaltecos. Este esfuerzo es implementado mediante un modelo de planificación participativa y gestión integral comunitaria del agua y sus recursos asociados con enfoque de microcuencas.

El modelo está basado en el fomento de la organización social, creación de capacidades locales, de jóvenes y mujeres, reconocimiento de la planificación y gestión territorial por unidades hidrográficas.

Son los actores locales, la clave de la gestión de los hidroterritorios por medio de los concejos de microcuenca. Son las organizaciones de base las que reconocen, priorizan, planifican y administran proyectos de restauración forestal para fomentar el mantenimiento de los bienes y servicios ecosistémicos, especialmente del agua y sus recursos asociados; para lo cual cuentan con planes de manejo de microcuencas que son el instrumento rector de la administración de esos territorios a mediano y largo plazo.

El modelo es incluyente, participativo y está fundamentado en alianzas estratégicas indispensables para resolver problemas ambientales y sociales , lo que permite vincular e integrar esfuerzos en un solo sentido y de manera integral, para lograr un esquema de sostenibilidad a largo plazo y resultados concretos en menos tiempo y con menos recursos.

Para mejorar la participación de los gobiernos locales y definir una visión a mediano y largo plazo, para hacer frente a los efectos del cambio climático, por medio de intervenciones dirigidas a atender las prioridades de restauración forestal, saneamiento básico, provisión de agua para consumo humano y mejora de los medios de vida; se ha elaborado una política ambiental para la mancomunidad Mankaqchikel, con enfoque de género y con estricto respeto a las costumbres, tradiciones y cosmovisión del pueblo Kaqchikel, así como al derecho consuetudinario.

Se espera que la política se pueda poner en práctica por medio de las ordenanzas municipales que emitirán los concejos municipales que forman parte de esa  mancomunidad.

Go to top