ORMACC presenta avances de proyectos que desarrolla en la región en la COP13

Cancún, México. La firma del acuerdo con el Banco de Cooperación Alemana (KFW) que permitirá unir esfuerzos de conservación de la Selva Maya que a su vez beneficiará a México, Guatemala y Belice, los avances en la implementación del protocolo de Nagoya en países del Caribe, experiencias de restauración del paisaje forestal y la reducción de riesgo de desastres basado en ecosistemas son algunos de los temas desarrollados por la Oficina Regional de UICN para México, América Central y El Caribe (ORMACC) en la Decimotercera Conferencia de las Partes (COP13) del Convenio sobre la Diversidad Biológica que se realiza en Cancún, México, desde el 2 de diciembre y que finaliza el 17 de este mismo mes.  Este es el máximo órgano de gobierno del Convenio sobre la Diversidad Biológica que reúne a los representantes de los países Parte y actores clave encargados de promover la aplicación del Convenio.

Foro de Biodiversidad y Negocios COP13

Las actividades en Cancún iniciaron días antes del arranque de la COP13. Grethel Aguilar, directora regional de la Oficina Regional de UICN para México, América Central y el Caribe (ORMACC)  participó en el Foro de la Sociedad Civil y Juventud que se efectuó del 28 al 30 de noviembre como actividad previa a la COP13, en el que participaron 147 organizaciones de la sociedad civil y juventud. De este foro se emitió un pronunciamiento en el que las organizaciones de sociedad civil exhortaron a las Partes para que se haga efectivo el derecho a un desarrollo integral y sustentable y a integrar la biodiversidad en políticas, programas y acciones de gobierno en todos los sectores productivos.

En el Segmento de Alto Nivel, que por primera vez se realizó antes de la COP13, se contó con la presencia de la directora general de UICN, Inger Andersen, quien reconoció la importancia de que esta edición de la COP hiciera énfasis especial en la integración del tema de la biodiversidad en sectores ecónomicos clave e instó a las Partes a que “intensifiquen sus esfuerzos para integrar la diversidad biológica a través de la aplicación de estrategias y planes de acción nacionales por todas las partes interesadas".

Uno de los anuncios importantes que se hicieron en el marco de la COP13 y que se relaciona directamente con nuestra región fue el que hizo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el segundo día de sesiones, al dar a conocer la firma de los decretos de cuatro nuevas Áreas Protegidas Marinas (APM): las reservas de la biósfera del Caribe Mexicano, del Pacífico Mexicano Profundo, Islas del Pacífico de la Península de Baja California, la Sierra de Tamaulipas; más cinco zonas de salvaguardas. Según explicó el presidente, de esta forma México triplica la superficie de Áreas Naturales Protegidas del país. “Hoy estamos llegando a 91 millones de hectáreas protegidas: 70 millones que protegen las zonas marinas y 21 millones nuestras zonas terrestres, con lo que nos unimos al reducido grupo de países que han cumplido la meta de Aichi”, agregó el presidente Peña Nieto.

“Esta iniciativa del Gobierno de México es sin duda un importante avance para cumplir con las metas de Aichi, en cuanto a los esfuerzos de conservación de áreas marinas protegidas”, expresó Grethel Aguilar.

Eventos de ORMACC en COP13

Cerca de diez mil participantes, entre representantes de los países Parte, países observadores, organizaciones internacionales y otros interesados se reunieron en la COP13 para negociar acuerdos y compromisos que den impulso a la conservación y uso sustentable de la biodiversidad, así como al cumplimiento del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y las Metas de Aichi. También estuvieron presentes organizaciones internacionales, instancias gubernamentales y otros organismos, que organizaron eventos paralelos.

En esta línea, la Oficina Regional para México, América Central y el Caribe efectuó el evento paralelo “Promoviendo el enfoque basado en derechos en la conservación: Acceso y Distribución de Beneficios”, el martes 6 de diciembre, el cual presentó las metas, objetivos y logros del proyecto “Avances del Protocolo de Nagoya en El Caribe” financiado por el Global Environment Facility (GEF) que ejecuta UICN en ocho países caribeños, con el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente como agencia implementadora.

En el evento se presentaron los principales resultados alcanzados a poco más de un año de implementación.  Durante la actividad, la representante del Ministerio de Ambiente de Antigua y Barbuda, Helena Jeffrey-Brown, anunció que su país estaba enviando ese mismo día el instrumento de ratificación del Protocolo de Nagoya a su misión en Nueva York para oficializar su ratificación.

La Oficina Regional de UICN también participó en la organización del evento "Restaurando Ecosistemas Forestales y Paisajes: ejemplos de liderazgo de país y progreso para lograr los Aichi Targets", en conjunto con el Programa Global de Bosques y Cambio Climático de UICN; en donde se mostraron ejemplos de iniciativas de Restauración Paisajista Forestal de Brasil, El Salvador, Guatemala y México, todos miembros del Desafío de Bonn, un esfuerzo global que busca restaurar 150 millones de hectáreas de las tierras deforestadas y degradadas al 2020 y 350 millones de hectáreas para 2030.

En este evento, Grethel Aguilar destacó que Brasil ha anunciado en esta COP13 la ambiciosa meta de restaurar 12 millones de hectáreas.  Por su parte Guatemala en 2014 externó su compromiso de restaurar 1,2 millones de hectáreas; El Salvador 1 millón de hectáreas y México se sumó con 8.5 millones de hectáreas, de las cuales un millón corresponden a esfuerzos subnacionales de Quintana Roo, Yucatán y Campeche.

Por último, el jueves 9 de diciembre se realizó el evento “Oportunidades y Retos en la Conservación de la Selva Maya: Recursos Naturales, Biodiversidad y Patrimonio Cultural”.  En este evento paralelo de UICN y la Cooperación Alemana se presentó una ambiciosa iniciativa regional de conservación, estructurada a partir de acuerdos entre las naciones de Belice, Guatemala y México, para preservar los recursos culturales, históricos y biológicos en este paisaje de vital importancia para Centroamérica. A través del apoyo del Banco Alemán de Cooperación (KFW) la Cooperación Alemania apoya los esfuerzos de Belize, Guatemala y México, de trabajar en conjunto para conservar las funciones ecosistémicas y los valores culturales de la Selva Maya, promoviendo el bienestar de su gente y manteniendo su contribución global de bienes y servicios ambientales.

Grethel Aguilar agradeció a la Cooperación Alemana por apoyar esta iniciativa que protege la masa de bosque tropical más extensa en el hemisferio norte.

La Selva Maya es un bloque estratégico de ecosistemas naturales relevante globalmente en procesos de adaptación y mitigación al cambio climático.  Este  paisaje abarca  42,300  kilómetros  cuadrados  en  un  corredor de  áreas naturales protegidas en las que las categorías de manejo convergen en un continuo geográfico, que en algunos casos está separado por límites internacionales.

Go to top