Fortaleciendo capacidades en el Caribe en el uso del Centro de información sobre Acceso y Distribución de Beneficios

"En colaboración con la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica, la UICN ha logrado alcanzar uno de los resultados propuestos en el marco del proyecto “Promoción del Protocolo de Nagoya para el justo y equitativo Acceso y Distribución de Beneficios en el Caribe (ABS por sus siglas en Inglés)", así lo manifestó Melesha Banhan, coordinadora técnica del proyecto, después del taller sobre el Funcionamiento del Centro de Intercambio de Información sobre Acceso y Distibución de Beneficios (ABS ) que se realizó el jueves 21 y el viernes 22 de julio en Jamaica. 

The Access and Benefit-sharing Clearing House (ABSCH) workshop was held on Thursday 21st and Friday 22nd July in Jamaica.

Representantes de instituciones de gobierno de Antigua y Barbuda, Barbados, Guyana, Jamaica, St. Kitts and Nevis, Santa Lucía y Trinidad y Tobago participaron en el taller, como parte de las actividades que desarrolla el proyecto en la región.

El Centro de Intercambio de Información sobre Acceso y Participación en los Beneficios fue establecido en 2014 para facilitar la aplicación del Protocolo de Nagoya, como parte del mecanismo de facilitación del Convenio. El Centro de Intercambio es una plataforma para el intercambio de información relacionada con el acceso y distribución de beneficios de la utilización de los recursos genéticos, y su objetivo es proporcionar acceso a información confiable y pertinente para la aplicación del Protocolo, que deberá ser proporcionada por cada uno de los países Partes.

"Este taller sobre el uso de la herramienta Centro de Intercambio de Información sobre Acceso y Participación en los Beneficios del Protocolo de Nagoya se realizó como parte de uno de los requisitos del proyecto ABS  con el fin de proporcionar a los países un entorno propicio para la aplicación del Protocolo de Nagoya. Es un logro importante porque los representantes de los países han recibido la asistencia técnica necesaria para utilizar este mecanismo de intercambio de información y control en sus países y la región ", aseveró Melesha Banhan, coordinadora técnica del proyecto ABS.

Este proyecto tiene como objetivo  la implementación de acciones clave para que el Protocolo de Nagoya sea funcional en los países caribeños, así como apoyar  a los países en la facilitación del acceso a sus recursos genéticos y distribución de beneficios de manera justa y equitativa, en línea con el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Protocolo de Nagoya.

"Esta iniciativa es muy importante para la región no sólo desde el punto de vista de la conservación de la biodiversidad y los recursos naturales, sino también para promover el desarrollo sostenible, así como el respeto a la cultura local y al conocimiento tradicional", manifestó María Pía Hernández, coordinadora de la Unidad de Biodiversidad y Derechos, de la Oficina Regional de la UICN para México, América central y el Caribe.

Mathew Dias, oficial de programas de la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica, fue el facilitador del taller y por espacio de dos días explicó cómo funciona el Centro de Intercambio de Información y cómo los países pueden ingresar y actualizar datos.

El proyecto es de naturaleza regional, financiado por GEF con la UNEP como su Agencia implementadora, y la UICN como su Agencia Ejecutora; además ha recibido cofinanciamiento de los gobiernos caribeños, instituciones regionales (OECS), la secretaria del CDB y la iniciativa GIZ-ABS. 

Go to top