Blog Día Mundial del Agua: Por qué es buen negocio invertir en infraestructura hídrica natural

Blog de Renat Heuberger, Director General del Grupo South Pole, y Mark Smith, Director del Programa Mundial de Agua de la UICN. ¿Por qué un grupo de banqueros y gestores de fondos pasó toda una tarde en un café de Zúrich hablado de la naturaleza? Por las oportunidades y la innovación.

 

Women harvesting rice, Vietnam

No nos engañemos, la naturaleza no es el Nuevo Silicon Valley, pero está llamando la atención de los profesionales de las finanzas – y sobre todo de sus clientes, que están al mismo tiempo preocupados por los riesgos futuros de un mundo donde los recursos están cada vez más restringidos, y motivados por el deseo de generar un cambio positivo. Para los inversionistas inteligentes, nuevos riesgos implican nuevas oportunidades, sobre todo cuando generan nuevos y lucrativos mercados.

Este nuevo punto de inflexión está plasmado en el eslogan publicitario de un gigante de la banca: “¿Debo invertir en el mundo en el que vivo o en el que deseo?

Todo el mundo quiere vivir en un mundo donde no falte el agua. Las empresas y los inversionistas se han ido dando cuenta de que esto no se puede dar por hecho. Por este motivo, la UICN y el Grupo South Pole, con el apoyo de la Fundación Rockefeller, se reunieron en Zúrich durante una mesa redonda para hacerse la pregunta: si el mundo que deseamos es uno en el que nunca falte el agua, ¿qué tenemos que hacer para incluir a la naturaleza en nuestro portafolio de inversiones?

La “Crisis del Agua” fue uno de los principales riesgos reportados en el Informe Mundial de Riesgos de 2016 del Foro Económico Mundial, la mayor preocupación en la mente de las empresas mundiales para la próxima década. En 2015, con las graves sequías que dominaron los titulares en California y en Brasil, la falta de agua fue considerada el principal impacto a futuro. Justamente, el Objetivo 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados en 2015 se refiere al agua, con metas ambicionas que buscan mejorar el acceso al agua potable y saneamiento, un mejor tratamiento de las aguas negras, y la protección y restauración de ecosistemas relacionados con el agua.

El apoyo a los ODS mejorará la seguridad hídrica mundial y ayudará a tranquilizar a los inversionistas en relación con el riesgo de que falte el agua. Pero apenas tenemos 15 años para producir resultados, el tiempo no se detiene, y si seguimos igual no alcanzaremos el ODS 6. Es una agenda de trillones de dólares, y el financiamiento necesario no va a salir de las fuentes habituales, que son principalmente públicas.

Para financiar el agua se requiere innovación y capital privado a gran escala – y pronto. Preguntamos durante la mesa redonda de Zúrich si el financiamiento privado para el agua podía incluir inversiones en ‘infraestructura natural’ – los humedales, bosques, ríos, lagos y llanuras de inundación que almacenan agua, reducen los riesgos de inundaciones, y filtran y reciclan el agua. Estos ecosistemas proporcionan algunos de los mismos servicios que la infraestructura hídrica construida convencional. Si los mercados de capital financian represas, embalses y plantas de tratamiento de agua, ¿pueden también invertir en infraestructura natural?

Las oportunidades podrían ser enormes: por ejemplo, cada año se gastan $925 billones únicamente en turismo relacionado con los humedales. Invertir en la naturaleza tiene un gran valor, y recordando el tema del Día Mundial del Agua, genera muchos y muy buenos empleos.

La visión de Zúrich es que financiar la infraestructura natural proporciona una oportunidad de invertir en “el mundo que deseo”. Y eso es lo que está sucediendo. Hay empresas invirtiendo ahora en infraestructuras naturales y utilizando modelos innovadores de financiamiento para reducir los riesgos a su cadena de suministros: en vista de un riesgo cada vez mayor de falta de agua, Súper Cerdo, una de las principales empresas de la industria porcina, decidió actuar y reforestar su cuenca hidrográfica con ayuda del Grupo South Pole. Plantaron árboles en las tierras degradadas río arriba de una de sus instalaciones cerca de la ciudad de Medellín, un proyecto que reduce los riesgos para el agua y conserva la vegetación natural.

También hay un vasto flujo de financiamiento para la infraestructura hídrica mundial – se calcula que será de más de $10 trillones para 2030. ¿Por qué no incluir la sostenibilidad en esas inversiones ayudando a que la infraestructura natural y la construida funcionen mejor juntas? Un aumento de un 1% en la inversión disminuiría los riesgos tanto físicos como financieros y permitiría movilizar $100 billones para financiar la conservación y restauración de humedales y cuencas hidrográficas.

La mesa redonda de Zúrich advirtió que hace falta más innovación antes de poder hacer una inversión de tal escala en infraestructura hídrica natural. Dejaron muy claro que, si bien no hay escasez de capital para invertir, los inversionistas necesitan mejores propuestas de negocios, respaldadas con mejores datos y análisis de futuros flujos de ingresos. Los gestores de fondos necesitan asistencia para producir un canal confiable de proyectos de inversión y reunir proyectos en grupos con un volumen de financiamiento lo suficientemente alto para que la inversión valga la pena. También necesitan ayuda para evaluar y gestionar los riesgos de inversión, por ejemplo, a través de una combinación de financiamiento público y privado.

En Zúrich, llegamos a la conclusión de que la innovación – junto con las preocupaciones generadas por los riesgos – pueden inspirar nuevos mercados para el financiamiento de la infraestructura natural. Pero tenemos que crear un puente para unir a los proponentes de proyectos con los gestores de fondos, entre las finanzas públicas y privadas, y entre la estructura construida y su contraparte natural. Un ejemplo de tal innovación sería un ‘mecanismo de financiamiento de la infraestructura natural’ para el agua: esto podría iniciar un proceso de inversión en infraestructura natural, mediando entre inversionistas interesados en la sostenibilidad y las empresas, gobiernos y comunidades que pueden hacer mejor uso de este nuevo financiamiento para conservar la riqueza de la naturaleza de sus humedales y cuencas hidrográficas. Un mecanismo financiero podría ayudarles a aprovechar la oportunidad que presenta la inversión en infraestructura natural – y trabajar por lograr el mundo que desean en el que nunca falte el agua.
 

Blog de Renat Heuberger, Director General del Grupo South Pole, y Mark Smith, Director del Programa Mundial de Agua de la UICN.

***

Para mas informacion: water@iucn.org

Work area: 
Business
Business
Climate Change
WBCSD
Economics
Ecosystems
Ecosystems
Energy
Forests
Gender
Global Policy
Marine
Members
Social Policy
Species
Water
Ecosystems
Social Policy
Environmental Law
Environmental Law
World Heritage
Location: 
Asia
South America
Mesoamerica
North America
Europe
Mediterranean
East and Southern Africa
West and Central Africa
West Asia
Oceania
Go to top