Discusiones fructíferas sobre acceso y distribución de beneficios estimulan a los países de América Latina

20 May 2014 | News story

Con la finalización del proyecto de GEF ABS LAC de la UICN y el PNUMA, varios países de América Latina y el Caribe, mejoraron su conocimiento y sus capacidades de negociación de contratos de acceso a recursos genéticos.

 A diario surgen preguntas sobre cómo garantizar un uso sostenible de la biodiversidad y un reparto justo de sus beneficios. Al interior de los países, la negociación de contratos, la lucha contra la biopiratería, la defensa del conocimiento tradicional asociado a estos recursos son retos permanentes.

María Claudia García, Directora de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, asegura que una de las negociaciones más duras que ha tenido la región es la de distribución de beneficios, porque los intereses entre actores involucrados no necesariamente son concurrentes. “Queremos que los beneficios lleguen a las comunidades, pero es complejo cuando enfrentamos una alta pobreza y comunidades y pueblos que viven en lugares ricos y no tienen una alternativa económica. Es difícil que no escojan la alternativa compatible con la explotación de la biodiversidad y es entonces cuando empezamos a enfrentar una serie de problemas como tala ilegal, explotación indiscriminada, degradación de ecosistemas, etc”.

Elsa Matilde Escobar, Presidenta del Comité Colombiano de la UICN y Directora de Fundación Natura, afirma que los planes de desarrollo de los países no se basan en la biodiversidad, sino en la extracción. Resalta además la desidia que existe en las sociedades ante este problema y el desconocimiento del impacto que esto trae en el desarrollo social y económico. “Es necesario sembrar en la gente la importancia del consumo responsable e incentivar el desarrollo de iniciativas de producción sostenibles y justas. Si seguimos pensando en planes de desarrollo que no toman en cuenta el uso sostenible de la biodiversidad, en muy poco tiempo la inequidad será mucho mayor y seremos países poco viables”.

Margarita Astrálaga, Directora Regional de la Oficina Regional de PNUMA para América Latina y el Caribe, señala que el tema de investigación es clave. “Si no conocemos qué tenemos, ¿cómo vamos a protegerlo? “Estamos perdiendo recursos de los cuales ni siquiera conocemos su valor; tenemos una gran riqueza y somos responsables de protegerla”. Igualmente, señala que es momento de mirar hacia adelante y definir mejor las políticas públicas relacionadas con el acceso a los recursos genéticos y la distribución de beneficios.

Arturo Mora, Coordinador del proyecto GEF ABS LAC , menciona que “tras tres años de implementación del proyecto UICN-PNUMA/GEF ABS LAC, los países han logrado un mejor entendimiento del tema, incluida la negociación de contratos de acceso; así como un mejoramiento de las capacidades técnicas a través del intercambio de experiencias entre países participantes”.