Derecho ambiental

Incubadora para la protección de la naturaleza

¿Puede un área protegida ser un buen negocio? Las áreas protegidas generan miles de millones de dólares en bienes y servicios, sin embargo frecuentemente luchan por cubrir los costos mínimos por su manejo y mantenimiento. La UICN ha establecido un programa que busca cultivar ideas para crear y canalizar recursos para el financiamiento de áreas protegidas. De esta manera podrán continuar preservando sus valiosos recursos naturales.

Valor Elevado

Los parques, reservas y otras áreas protegidas son algunos de los sitios más valiosos en el planeta. Los ecosistemas protegidos contribuyen a purificar el agua que bebemos y el aire que respiramos, a conservar la tierra en la que producimos nuestros alimentos, a almacenar carbono para mitigar el Cambio Climático y a proveer de beneficios para la salud. Estos sitios sustentan a la industria del turismo, la cual tiene un valor en miles de millones de dólares y provee de empleo así como de subsistencia a incontables personas alrededor del mundo.

Financiando Déficits

A pesar de su elevado valor, muchas áreas protegidas están teniendo problemas para poder cubrir sus costos operativos. Las áreas protegidas en países en desarrollo se enfrentan con un déficit de más de mil millones de dólares americanos.[1] Los costos se siguen incrementando debido a cazadores furtivos cada vez mejor equipados, a las nuevas metas globales y a presiones emergentes en relación al Cambio Climático. Los fondos que proveen los gobiernos no son suficientes para mantenerse al mismo ritmo y en muchos casos incluso se están reduciendo.

Soluciones Innovadoras

Debemos encontrar nuevas formas de financiar las áreas protegidas o perderemos el valor de los recursos que contienen. La innovación en las finanzas para conservación se está desarrollando rápidamente. La experimentación con bonos de conservación, novedosos esquemas fiscales, tarifas basadas en estudios de mercado, fondos empresariales de biodiversidad así como muchas otras estratagemas para generar y canalizar fondos son muy prometedoras. Las ideas innovadoras surgen de las comunidades locales, de los administradores de sitios y de la sociedad civil. La implementación de estas ideas en sitios específicos requiere de mucha capacidad y apoyo técnico.

La Incubadora

En cierta forma las áreas protegidas pueden considerarse como un negocio. Debe haber suficientes ingresos para cubrir los costos, siempre con un ojo puesto en el resultado al cierre de ciclo. Como en muchos negocios, las áreas protegidas podrían necesitar de ayuda para poder establecer un sistema financiero efectivo. La UICN provee de este apoyo a través de una incubadora. La incubadora suministra la experiencia técnica, guía, consejo y recursos para ayudar a que estos negocios despeguen. La Incubadora financiera de la UICN para  áreas protegidas proporciona estos servicios a las áreas protegidas que busquen mejorar sus modelos de negocios y obtener sostenibilidad financiera. Su fin último es el de lograr que estos sitios reúnan los estándares de la IUCN GREEN LIST de Áreas Protegidas y Conservadas. 

Pilot Sites

En esta fase piloto, la incubadora trabajara con 10 sitios en diferentes regiones del planeta. Se ha hecho una convocatoria abierta para identificar sitios con ideas innovadoras y factibles para resolver los problemas que enfrentan. Se ha convocado un grupo de trabajo compuesto por especialistas en leyes, negocios, finanzas y áreas protegidas, con el fin de trabajar directamente con los sitios seleccionados para diseñar e implementar soluciones. Estos sitios de demostración servirán como modelo para establecer sistemas financieros adaptables a distintas áreas protegidas de todo el mundo. Las lecciones y éxitos serán compartidos a través de la plataforma PANORAMA.

[1] IUCN, Sustainable Financing of Protected Areas: A global review of challenges and options (2006).

Go to top