Bosques

Bosques localmente controlados

El planteamiento de Bosques Localmente Controlados (LCF) se basa en el derecho que tienen las personas que dependen de los bosques – familias, pequeños propietarios, comunidades locales y Pueblos Indígenas – a tomar decisiones sobre el manejo y los usos comerciales del suelo, a la tenencia segura de la tierra, así como al acceso equitativo a mercados, capital y tecnología. Este enfoque puede ayudar a frenar la deforestación y asegurar los beneficios de bosques saludables a escalas local y global.

El enfoque de LCF involucra a mil millones de personas y más de una cuarta parte de los bosques del mundo, que proveen hasta 100 mil millones de dólares por año en bienes y servicios e innumerables beneficios económicos, ambientales, sociales, culturales y espirituales. Por lo tanto, cumple un papel significativo en la Restauración del Paisaje Forestal (FLR) y en la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD+). Existe una gran cantidad de oportunidades de restauración, por ejemplo, en suelos agrícolas, lo que significa que millones de pequeños agricultores y comunidades tienen un impacto directo en el potencial local y en los mosaicos inevitables de usos sostenibles del suelo.

La UICN trabaja en LCF a través de varios proyectos e iniciativas que incluyen: el Programa European Neighborhood and Partnership Instrument - East Countries Forest Law Enforcement and Governance II (ENPI-FLEG) , a través de la asociación con el Mecanismo para Bosques y Fincas (FFF), y como parte del Responsive Forest Governance Initiative (RFGI). 

Proyectos LCF en marcha (en):

Go to top