UICN se convierte en nueva agencia implementadora GEF

28 May 2014 | News story

Este 27 de mayo se anunció oficialmente una gran noticia en la V Asamblea del Fondo Mundial para el Medio Ambiente(GEF) celebrada en Cancún, México, y para la cual la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se había venido preparando por dos años: la UICN pasó a ser una agencia implementadora de fondos GEF.  

En este evento, la UICN conjuntamente con el Banco de Desarrollo de África del Sur; Conservation International y el WWF-US, recibieron esta acreditación que no sólo confirma la convergencia tradicional entre la UICN y el GEF, sino además la oportunidad de contribuir con este mecanismo financiero en términos de protección y conservación del medio ambiente mundial. En este evento, participaron por pate de la UCN, Jean-Ives Pirot, Coodinador GEF de la UICN; Gonzalo Oviedo, Asesor Global Social de la UICN; la Dra. Grethel Aguilar, Directora Regional de ORMAC; Jesús Cisneros, Coordinador de Monitoreo y Evaluación de ORMAC y Arturo Mora, Oficial Senior de Programa de la UICN-Sur.

Hoy celebramos que la UICN, luego de dos años de camino para cumplir con las políticas y procedimientos del GEF, se convierte en una de sus Agencias Implementadoras. UICN es ahora una de las agencias encargadas de apoyar al desarrollo de propuestas y manejo de proyectos. Esta oportunidad significa que redoblaremos nuestros esfuerzos para que como unión compuesta por más de 1.200 miembros entre ellos Estados, agencias de gobierno y organizaciones no gubernamentales que se suman a más de 11.000 expertos y una secretaría con 45 oficinas alrededor del planeta, impulsemos nuestra visión de un mundo más justo y equitativo que valore y conserve la naturaleza. Esta es una oportunidad para que la red ambiental más grande del planeta motive, desde otra plataforma y con energía renovada, a las sociedades a conservar la naturaleza y promover su uso en forma equitativa y ecológicamente sostenible”, comentó Grethel Aguilar, la Directora Regional de la UICN para México, Centroamérica y el Caribe.

"Es un honor haber completado con éxito el largo viaje para lograr la acreditación de la UICN como agencia GEF", expresó Cyriaque Sedashonga, Directora Global del Grupo de Políticas y Programa de la UICN quien representó a la Unión en el side-event de esta Asamblea.


Este nuevo ciclo del GEF, que es el sexto (de 2014 a 2018), el abastecimiento del fondo prometido por los países donantes, es de 4.433 millones de dólares, que es el monto más alto que nunca se haya comprometido por medio del GEF. Estos fondos se distribuyen temáticamente, donde biodiversidad, degradación de suelos y cambio climático se traducen en asignaciones para cada país, mientras que aguas internacionales y manejo de químicos son fondos generales. El GEF calcula la asignación de cada país según índices de biodiversidad, de emisiones de gases de efecto invernadero, de población, de PIB, de desempeño previo, y una serie de otros factores y sub-factores. En la región, los países que más reciben son México, Costa Rica y Panamá, seguido por Guatemala y Honduras.

“Al tener ahora la capacidad de acceder y supervisar la ejecución de fondos GEF, la UICN queda a la par de otras agencias como PNUD, PNUMA y Banco Mundial. Esta capacidad resulta interesante por el hecho de que la UICN se vuelve responsable de todas las etapas y funciones relacionadas con la aprobación, ejecución y cierre de los proyectos GEF, y no sólo de ciertas partes del ciclo”, explica Tea García-Huidobro, Coordinadora de Programa de la UICN para la región de México, Mesoamérica y el Caribe.

¿Qué hace de la UICN un buen implementador?


Existen varios aspectos que contribuyen a hacer de la UICN una agencia implementadora única ya que, primero, la estructura de la UICN se presta muy bien para este tipo de proyectos, donde la implementación se hace desde la sede en Suiza y la ejecución puede darse en cualquier país donde tenga oficinas o socios. “Tenemos mucha costumbre de colaborar entre regiones y entre países, por lo que este tipo de proyecto puede resultar atractivo cuando las partes buscan alinear posiciones, aprender por medio de redes e intercambios, incidir y lograr impactos más allá de lo local o nacional”.

Luego no existe otra organización ambiental que tenga una composición tan completa y un alcance tan amplio. En la UICN participan estados, ministerios, institutos, ONGs grandes y pequeñas, universidades, organizaciones indígenas, organizaciones de base y centros regionales. También promueve alianzas con el sector privado. Esto significa que cuenta con muchos socios, en todos los niveles y de todos los sectores. Además la Unión conoce las complejidades que conlleva la buena gobernanza de los recursos naturales, desde el ámbito más local o territorial hasta el ámbito internacional.

Otro punto a favor es la capacidad de la UICN para producir información científica creíble y confiable, desarrolla y promueve herramientas robustas que cuentan con un alto nivel de validación y aplicabilidad. El trabajo de los investigadores y especialistas la pone en la vanguardia a la hora de fijar normas, buenas prácticas y formas de abordar la conservación y el desarrollo sostenible.

Estamos listos para apoyar a los Gobiernos y a la sociedad a implementar y ejecutar en forma eficiente, ágil y respondiendo a sus propias necesidades y aspiraciones su agenda ambiental y de desarrollo sostenible”, agregó la Directora Regional.