Diversos actores de la Reserva de Biósfera Corredor Biológico Nevados del Chillán – Laguna del Laja se reúnen para dialogar sobre los enfoques basados en ecosistemas para la adaptación al cambio climático y reducción de riesgos de desastres

El 25 de octubre se llevó a cabo en la ciudad de Chillán, el Seminario-Taller “Adaptación basada en Ecosistemas para el desarrollo sustentable local: Opciones de integración en la gestión de la Reserva de Biosfera Corredor Biológico Nevados del Chillán – Laguna del Laja”. 

EPIC-CHILE

El evento fue organizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN),  la Secretaría Regional del Ministerio de Medio Ambiente de la región del Biobío, y la División de Planificación y Desarrollo del Gobierno Regional de Biobío en el marco del Proyecto Ecosistemas para la Protección de Infraestructura y Comunidades (EPIC). Reunió a 34 representantes del sector cordillerano de la Región del Biobío, incluyendo miembros de organizaciones regionales, funcionarios de sector público, de municipalidades, actores público-privados y representantes del Consejo de Gestión y Comité Ejecutivo de la Reserva de Biosfera (RB).

La primera sesión del evento se enfocó en incrementar el conocimiento sobre los enfoques basados en ecosistemas para la adaptación al cambio climático y reducción de riesgos de desastres en el ámbito internacional y como opciones para el desarrollo sustentable local en la RB. Radhika Murti, Coordinadora Senior de Programa de Reducción de Riesgos de Desastres de la UICN, contextualizó estas soluciones basadas en la naturaleza: demostró el rol de los ecosistemas saludables para disminuir la vulnerabilidad de las poblaciones humanas y la exposición directa a desastres con casos basados en evidencia alrededor del mundo.

En la segunda sesión, tres presentaciones ahondaron en las opciones de gestión sostenible para la RB. Pablo San Martín, de la División de Planificación y Desarrollo del Gobierno Regional de Biobío presentó los objetivos, zonificación y gobernanza de la RB, resaltando la necesidad de integrar los enfoques ecosistémicos en el plan de manejo de la RB, así como en las diversas acciones multi-sectoriales. Para reforzar lo anterior, Rodrigo López de la ONG AUMEN enfatizó el trabajo realizado en conservación de la biodiversidad con el monitoreo de especies como el Huemul, relevantes para la Reserva, y la importancia del involucramiento de las comunidades locales en la gestión sustentable del territorio. A continuación, Felipe Labra del Instituto Nacional Forestal (INFOR) presentó los avances de diversos estudios científicos que resaltan el rol de los bosques nativos para asegurar la provisión de recursos hídricos y  cómo (en contraste) la degradación de estos ecosistemas tiene directa relación con la escasez hídrica.

En la tercera sesión, se presentaron dos experiencias de instrumentos locales para fomentar el desarrollo sustentable en la RB. Así, Antonio Avaria de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) presentó las oportunidades y limitaciones de la Ley y Fondo del Bosque Nativo y  Fomento Forestal, seguido de Claudia Suazo del Fondo de Innovación Agraria (FIA) que mostró los instrumentos de fomento a emprendimientos sustentables relacionados al mundo rural, campesino.

Durante la cuarta sesión de la tarde, se realizó un ejercicio participativo para mapear los roles de los diversos actores y su gestión en la RB. Además, se levantó información sobre vulnerabilidades al cambio climático y riesgos de desastres, así como las principales acciones e iniciativas en marcha que tengan relación con la gestión de los ecosistemas. Finalmente se realizó un ejercicio colectivo de propuestas de acción para integrar los enfoques basados en ecosistemas en la RB.

Este espacio de encuentro de diversos actores relacionados con el desarrollo local de la RB, permitió intercambiar experiencias y fomentar un aprendizaje colectivo sobre la relevancia de los enfoques de gestión sostenible de los ecosistemas para enfrentar los impactos al cambio climático y riesgos a desastres. Erika Cortés Donoso, investigadora del proyecto EPIC en Chile, destacó la relevancia de estos espacios multi-sectoriales para fomentar el desarrollo sustentable e integrar las soluciones basadas en la naturaleza que además enfrentan desafíos climáticos. Richard Vargas, Secretario Regional Ministerial del Ambiente de Biobío, enfatizó que la RB no solo tiene un fin en la conservación, sino en el uso y aprovechamiento de sus recursos de manera controlada y sustentable; además mencionó que los diferentes  servicios ecosistémicos que tiene el bosque nativo, incluyendo la biodiversidad, son importantes y que mantener y mejorar el estado de estos ecosistemas promueve también nuestra propia seguridad; cerró el evento destacando las oportunidades de las propuestas realizadas por los participantes para articular y reforzar las capacidades existentes para una mejor gestión de esta RB, que posee un alto valor natural, económico, cultural y humano para la región y para Chile.. 

El proyecto Ecosistemas para la Protección de Infraestructura y Comunidades (EPIC) se implementa  en Nepal, Tailandia, China, Burkina Faso, Mali, Senegal y Chile, y es financiado por Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear del Gobierno Alemán (BMUB). En Chile, EPIC se ejecuta en la Reserva de la Biosfera Corredor Biológico Nevados de Chillán – Laguna del Laja, Región del Biobío y cuenta con apoyo del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), y de la SEREMI MMA Biobío y el Gobierno Regional. EPIC buscar promover la Gestión de la Reserva de la Biosfera en el largo plazo, en torno a tres pilares: 1) la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD), y 2) la Adaptación al Cambio Climático (ACC) y 3) la conservación de la biodeversidad.

Más información:

Karen Podvin: [email protected], Erika Cortés Donoso: [email protected]

Go to top