Amarakaeri, pionera de la Lista Verde de la UICN, busca solidaridad y apoyo en la Amazonía

La Reserva Comunal Amarakaeri es una inspiración a nivel mundial. Junto al Parque Nacional Arakwal, en Australia, es uno de los dos primeros sitios indígenas reconocidos por la Lista Verde. Sin embargo, la Reserva se ha visto afectada por una gran catástrofe, el COVID-19. Desde marzo, las comunidades han cerrado su territorio a toda persona externa. Esto es un gran desafío, considerando las necesidades locales de atención en salud y otros servicios básicos que requiere la comunidad; sin embargo, sus pobladores han decidido optar por acciones preventivas, a la vez que mantienen la integralidad de sus recursos naturales. 

Amarakaeri Campaign 2020

El pueblo Harakbut ha vivido en las estribaciones andinas boscosas en la cuenca del Amazonas por eones. Este territorio fue declarado área protegida en 2002 por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado del Perú (SERNANP). El área, es cogestionada por la Reserva Comunal Amarakaeri (ECA-RCA) conformada por los pueblos Harakbut, Yine y Matsiguenka. Detrás de la creación de la Reserva Comunal estuvieron la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD) y en el Comité de Pro-Reconocimiento y Gestión de la Reserva Comunal Amarakaeri. Tanto FENAMAD como la ECA-Amarakaeri son Miembros de la UICN.

La idea de 'reconocimiento profesional' alentó a los líderes de la ECA-RCA, con la ayuda de ANECAP, para luego buscar la certificación de la Lista Verde para Áreas Protegidas y Conservadas de la UICN. Esto se logró en noviembre del 2018, como el primer sitio Lista Verde en Perú y la primera reserva indígena cogestionada en la Amazonía.

La certificación de la Lista Verde es un reconocimiento al modelo exitoso de gestión de la 'Reserva Comunal' . La certificación implica que la labor y compromiso de las comunidades indígenas, es clave para garantizar la conservación de la naturaleza al más alto nivel; reconocido, en igual medida, por la contribución de sus territorios a los valores naturales, así como al bienestar social y cultural.

Sin embargo, el proceso de evaluación de la Lista Verde también ha resaltado los desafíos significativos que la ECA-RCA enfrenta a diario. Las principales amenazas son externas: la extracción artesanal ilegal de oro y sus graves impactos ambientales y sociales; así como la propuesta de construcción de carreteras, que amenaza con dividir la integridad del territorio y el paisaje más grande de Madre de Dios. Por ello, la ECA-RCA está bajo observación, a través de un proceso en curso en el marco de la Lista Verde de la UICN, pues los interesados ​​locales han emitido alertas para ambos temas. De hecho, el Grupo de Expertos de Evaluación de Lista Verde (EAGL, por sus siglas en inglés) y los auditores de la Lista Verde (Assurance Services International) señalaron la necesidad de una revisión después de los primeros 12 meses de certificación.

Inicialmente, impulsado por el llamado de la UICN para una mayor revisión y validación del estado de la Lista Verde del sitio, una campaña respaldada por SERNANP para desistir de las actividades mineras ilegales en el área resultó exitosa. Ejercicios de teledetección, como el del Proyecto MAAP, confirmaron que, en enero de 2020, los impactos de la minería ilegal se habían reducido. Este mes, junio de 2020, SERNANP, la ECA-RCA y el EAGL revisarán el estado de situación y elaborarán un informe para el Comité Global de Lista Verde.


Sin embargo, la Reserva se ha visto afectada por otra catástrofe importante e inesperada, el COVID-19. Desde marzo, las comunidades han cerrado su territorio y están en aislamiento respecto al exterior. Esto es un gran desafío, considerando las necesidades locales de atención en salud y otros servicios básicos que requiere la comunidad; sin embargo, sus pobladores han decidido optar por acciones preventivas, a la vez que mantienen la integralidad de sus recursos naturales. El caos causado por COVID-19 también ha vuelto a poner el tema de la minería en primer plano. Con las comunidades aisladas y los servicios gubernamentales restringidos, los buscadores de oro han tenido acceso ilegal al territorio, solo que esta vez con un riesgo adicional de expansión de la pandemia entre los pueblos indígenas. El mercado local de oro y su precio han aumentado en estos meses, alentando a más y más mineros a intentar acceder a los bosques. Cualquier impacto adicional de éstas y otras amenazas, podría resultar en una pérdida de la certificación Lista Verde

Con este telón de fondo Amarakaeri busca solidaridad y apoyo. La comunidad ha lanzado una campaña que incluye un volante y un video.

La UICN tiene la suerte de tener un trabajo conjunto en marcha con el SERNANP, ANECAP, la ECA-RCA y la Fundación Gordon y Betty Moore. El proyecto Áreas protegidas y conservadas justas y efectivas en la Amazonía conocido como “Lista Verde Amazonia” apoyará, a través de mejores prácticas para la gestión efectiva y la buena gobernanza de áreas protegidas y conservadas, su reconocimiento al aplicar el Estándar de la Lista Verde de la UICN en, al menos, 20 sitios de importancia en Perú, Bolivia, Brasil, Colombia y Ecuador.

En el marco de este proyecto, los pueblos indígenas de la ECA-RCA son pioneros y mentores de la Lista Verde, y están invitados a consolidar su éxito y a compartir sus lecciones con otras comunidades y territorios de la región, incluidas otras reservas comunales como Yanesha y Machiguenga. Por ahora, la UICN está apoyando a Amarakaeri en algunas necesidades básicas en su lucha contra el COVID-19, así como trabajando con el SERNANP y el EAGL en evaluar el impacto de la minería, buscando más acciones políticas y de gobierno para ayudar a resolver el problema.

La UICN también hace un llamado a individuos, organizaciones y agencias nacionales e internacionales afines para que apoyen la campaña “Yo me sumo a Amarakaeri”, cuyo objetivo es apoyar a cerca de 1 500 habitantes protectores de los bosques amazónicos. Aquí está su manifiesto:

"¡Apoya a los protectores de Amarakaeri! Necesitamos unión y solidaridad para combatir la crisis del COVID-19. Nuestra campaña permitirá a los pueblos Harakbut, Yine y Matsiguenka proteger bosques vivos y agua limpia para el mundo. Necesitamos: alimentos no perecibles; máscarillas, guantes y jabón líquido; ayuda monetaria (ver detalles bancarios en la imagen superior o ponerse en contacto)"

Por favor visita la Página de campaña de Facebook y brinda cualquier ayuda que puedas ofrecer.

 

James Hardcastle
Director de Programa Lista Verde,
Programa Global de Áreas Protegidas de la UICN

Para mayor información contactar a:

María Moreno de los Ríos – Oficial de Programa de Gobernanza y Equidad para la Conservación

maria.moreno@iucn.org

Stephanie Arellano - Oficial de Programa de Gestión de Biodiversidad

stephanie.arellano@iucn.org

Go to top