Posibles efectos del cambio climático en la cuenca de los ríos Paz y Sumpul

Los posibles efectos del cambio climático en la cuenca de los ríos Paz y Sumpul son variados, de acuerdo a diversos estudios, incluyen la pérdida de cultivos y de otras actividades agropecuarias, así como la reducción de la capacidad para producir electricidad, inundaciones y daños a la infraestructura.  

Por ejemplo, en el Río Paz, se presentarán perdidas en el cultivo de granos básicos, derivadas de las inundaciones, no obstante una de las actividades que será más afectada es el cultivo de caña de azúcar.

Diversos estudios han registrado una reducción de la afluencia de agua dulce al acuífero costero, lo cual provoca problemas en el acceso al agua para consumo y producción. Además se han afectado los balances de sales en los manglares y desembocaduras, lo que está incidiendo en la productividad ecosistémica de la zona marino costera .

La principal causa en la reducción de agua dulce es el mal uso del recurso hídrico de la cuenca del Río Paz. Algunos productores de caña y ganado, en la parte media de la cuenca, desvían y obstruyen el curso del río para utilizar el agua en el riego de las plantaciones de caña y de los pastizales para el ganado.

El estudio El impacto del calentamiento global en la cuenca del río Lempa (Unidad Ecológica Salvadoreña, 2009), presenta dicha cuenca como una de las regiones más vulnerables ante el cambio climático, según las proyecciones de 16 modelos de cambio climático (modelos de circulación general, MCG), para obtener los límites superior e inferior de los efectos del calentamiento global en El Salvador.

Dicha investigación proporciona una evaluación cuantitativa y de probabilidades de los cambios potenciales en la hidrología del río Lempa, una fuente clave de agua y energía hidroeléctrica en El Salvador. Los diferentes resultados de ese estudio para finales del siglo XXI en la cuenca del río Lempa son:

  • Las temperaturas promedio subirán entre 1,9 y 3,4 grados centígrados. Los aumentos más grandes serán entre junio y julio.
  • El consenso de los modelos MCG es que el futuro será más seco. La reducción en las precipitaciones estará entre 5% y 10%. La mayor parte de la disminución en precipitaciones ocurrirá entre mayo y julio, la primera mitad de la estación lluviosa.
  • El flujo de agua a las principales represas disminuirá en promedio entre 13% y 14%.
  • La disminución mayor de flujos ocurrirá entre Julio y agosto y será entre 21% y 41%.
  • La disminución en la capacidad de producir electricidad, en una estimación preliminar, puede encontrarse entre 33 y 53% a finales del siglo XXI.

Según el perfil climático del El Salvador, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el proyecto “Integrar los riesgos y oportunidades del cambio climático en los procesos de desarrollo nacional y programación del SNU”, se documenta una alta concentración fluvial, elevadas pendientes y rápidos escurrimientos en la margen occidental del río Lempa, lo que ocasiona inundaciones recurrentes, pérdidas agrícolas y daños a la infraestructura. Dichos procesos se ven agudizan en las partes bajas de la cuenca, a raíz de la falta de drenajes, la acelerada deforestación e inadecuado uso del suelo (comunidades de los Ángeles, Los Marranitos, Cocos, Las Anonas y el Porvenir).

Las proyecciones del cambio climático para el año 2015 incluyen un posible aumento de las intensidades de lluvia, distorsión de los tiempos normales de intercepción e infiltración, generación de caudales punta, desbordamiento de los ríos e inundaciones en áreas aledañas a las riberas de ambas márgenes del río Lempa.

Este proyecto se financia a través de la Iniciativa Internacional del Clima (ICI), del Ministerio de Ambiente y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU)

www.iucn.org/aguayadaptacion

Location: 
Mesoamerica
Go to top