Humedal de Bahía de Panamá declarado área protegida por ley

Con el apoyo del gobierno panameño y el impulso dado por el Comité Nacional de Miembros de la UICN en Panamá y otras organizaciones ambientalistas, el humedal de Bahía de Panamá fue declarado, por Ley, área protegida, lo que impide construcciones en esta zona hasta que se elabore un plan de manejo para esta reserva.
 

Los manglares de Bahía de Panamá vistos desde el aire.

Esta zona es importante por sus manglares, que se extienden desde Juan Díaz hasta Chimán. Las principales amenazas de este sitio son la tala ilegal, los rellenos y el desarrollo inmobiliario.

La Alcaldía de Panamá está desarrollando un diagnóstico de la situación en la zona marino costera de Juan Díaz, Tocumen y Pacora; y está proponiéndose realizar una mayor fiscalización de los rellenos y hacer estudios de suelo así como una recuperación de los manglares y su adecuado manejo con una inversión de $1 millón.

El Presidente del Comité Panameño de la UICN, Ricardo Wong celebró la entrada en vigencia de dicha Ley en un día simbólico como el 2 de Febrero, Día Mundial de los Humedales.

¿Cuál fue el rol del Comité Nacional de Miembros de la UICN en el impulso a esta Ley?

Para hablar de la ley hay que hablar de sus antecedentes. A raíz de la suspensión temporal de la Resolución Administrativa que declaró como área protegida a los humedales de la Bahía de Panamá, organizaciones del Comité Nacional de Miembros participaron en las acciones que se realizaron para compartir información y brindar conocimiento sobre el área, su valor, los bienes y servicios ambientales que presta y las amenazas que sobre el sitio recayeron una vez suspendida su protección. Entre las estrategias de incidencia identificadas estuvo la realización de una Resolución presentada en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN en Jeju, República de Corea en 2012, en la que la Asamblea General de Miembros de la UICN adoptó la Resolución No. 071 titulada: “Conservación de los humedales de la Bahía de Panamá.” Con esta Resolución se buscaba no solo llamar la atención mundial sobre lo ocurrido con esta área protegida, sino también destacar su importancia y solicitar una serie de acciones en aras de fortalecer diversos mecanismos de conservación y de buena gobernanza ambiental.

La Sociedad Audubon de Panamá, miembro del Comité, ha sido la organización que en la línea del tiempo ha estado más involucrada en las acciones de conservación de esta área y quién ha liderado un proceso de varios años que, gracias a las distintas iniciativas consensuadas y todo el trabajo realizado en alianza con las ONG locales e internacionales, grupos organizados, comunidades, empresas e individuos, culminó satisfactoriamente con la presentación de una ley para proteger los humedales de la Bahía de Panamá por parte del diputado Lic. Elías Castillo y su posterior sanción por parte del Presidente de la República el 2 de febrero de 2015, Día Mundial de los Humedales.

¿Por qué urgía tanto? ¿Qué tantos efectos negativos sobre la biodiversidad y degradación de los manglares había ocurrido?

La protección urgía porque buena parte del área protegida es vista como polo de desarrollo inmobiliario, comercial e industrial de la ciudad de Panamá. Varias hectáreas de manglares aledañas al área protegida fueron destruidas y rellenadas, específicamente en el área inundable de la cuenca baja del río Juan Díaz, muy vulnerable a inundaciones.

Los fangales de la Bahía de Panamá son uno de los cinco sitios de mayor importancia para las aves playeras migratorias en el hemisferio occidental. Toda la zona marina es altamente productiva en recursos pesqueros y debido a que en los manglares muchas especies de peces y camarones de valor comercial realizan sus primeros ciclos de vida, es de interés especial para la economía local la conservación de estos ecosistemas.

¿Cuáles son los siguientes pasos para que la Ley realmente se aplique?

La ley exige que en un período no mayor de 2 años se inicie un proceso participativo de formulación del Plan de Manejo de esta área protegida. Con él se regularán algunas actividades que se han estado realizando dentro del área protegida. Con el nuevo gobierno tanto las autoridades locales como las instituciones de gobierno, con apoyo de expertos internacionales, construyen puentes con los grupos ambientales, entre ellos varios miembros del Comité Panameño de la UICN para iniciar procesos científicos, educativos y de mejoramiento de normas que busquen adecuar y en algunos casos restaurar los daños ocasionados a los humedales de la ciudad. Se espera que en los próximos meses esta dinámica tenga proyectos específicos.

¿Cómo ha reaccionado la sociedad panameña, sobre todo las comunidades afectadas por constantes inundaciones?

Las comunidades afectadas esperan que se inicien distintos procesos que mejoren la hidrodinámica del área y le brinden protección contra eventos climáticos extremos. Muchos esperan que la ley detenga futuros rellenos en zonas inundables aledañas a sus comunidades y que la zonificación que se proponga para estas áreas disminuya la alta vulnerabilidad existente a las inundaciones. Falta mucho por trabajar en el área, en especial con la población mayoritariamente urbana, un poco ajena a los beneficios que les provee un área protegida.

Location: 
Mesoamerica
Go to top