Artículo | 23 Nov, 2023

Un catalizador para el cambio

El éxito del Proyecto Tigre, que cumple 50 años, demuestra lo que puede conseguir una resolución de la UICN oportuna y bien liderada

content hero image

The tiger has become a symbol of India’s conservation efforts

El Proyecto Tigre cumple 50 años. Desde hace medio siglo, los emblemáticos grandes felinos de la India están protegidos en reservas específicas para tigres, y su número ha aumentado. Se trata de uno de los éxitos más sonados de los últimos tiempos en el ámbito de la conservación, y un buen ejemplo de cómo una resolución de la UICN ha tenido un impacto duradero en el mundo real.

Durante el período de dominación británica en la India, era muy común la imagen del caballero cazador, con casco de piel de pitón y rifle en mano, de pie ante un tigre recién abatido. Sin embargo, incluso después de la independencia, la caza del tigre continuó en la India. Nadie sabía con exactitud cuántos tigres había en las selvas de la India, y los mataban indiscriminadamente.

Pero hacia finales de los años sesenta, eso llegó a su fin. La Asamblea General de la UICN de 1969 (las Asambleas Generales fueron las precursoras de los Congresos actuales), celebrada en Nueva Delhi, condujo a la aprobación de la Resolución GA 1969 RES 015, en la que se pedía una moratoria de la caza de tigres. La resolución dio lugar a lo que el célebre conservacionista indio HS Panwar (primer director del Instituto de Vida Silvestre de la India, fundador y director del parque nacional de Kanha y antiguo director del Proyecto Tigre) ha denominado un «cambio radical» en la actitud hacia la conservación en el país.

Primera Ministra de la India, Indira Gandhi (entusiasta ella misma de la vida salvaje), se puso manos a la obra, y un enorme aumento del interés por la conservación dio lugar a la histórica Ley de Protección de la Vida Salvaje de 1972. A raíz de esta ley, el 1 de abril de 1973 se puso en marcha el Proyecto Tigre.

Para Anish Andheria, Presidente del Wildlife Conservation Trust de la India, la Resolución de la UICN «dio impulso y respaldo internacional al Proyecto Tigre. Y la Primera Ministra Indira Gandhi estaba dispuesta a darle su respaldo, en un momento en que la India aún se enfrentaba a graves problemas de desarrollo tras ganar la independencia. La resolución fue un importante catalizador para el Proyecto Tigre».

Y aunque el Proyecto Tigre ha conseguido aumentar el número de tigres, no se trata solo de ellos. La densidad de población de grandes carnívoros, como los tigres, es un indicador de la salud de todo un hábitat, incluidos los ríos (los tigres, algo excepcional para un felino, se sienten a gusto en el agua y sus alrededores). Por ello, la resolución de proteger a los tigres ha propiciado mejoras generalizadas en la salud de los ecosistemas y la protección de los hábitats en toda la India.

La Resolución de la UICN contribuyó a llamar la atención internacional sobre la difícil situación del tigre.

Resoluciones de 75 años

La primera resolución de la UICN se aprobó hace 75 años, en 1948. Esto significa que son tan antiguas como la propia UICN, y forman parte integrante de la UICN y de su funcionamiento.

David Goodman, responsable de políticas de la UICN, lo explica: «Las resoluciones, colectivamente, constituyen el cuerpo central de la política de la UICN, desarrollada, debatida y adoptada por los Miembros. No proceden de nuestra secretaría ni de las comisiones de expertos, sino de los propios Miembros. Nuestros Miembros se reúnen para estudiar las carencias y prioridades políticas. Luego las presentan como mociones, tras lo cual pasan por un proceso democrático, con fases de debate».

Las resoluciones no son documentos jurídicamente vinculantes, pero constituyen un medio a través del cual la comunidad conservacionista mundial, tanto a nivel estatal como no estatal, puede comunicar sus prioridades y proporcionar directrices, tanto a la propia UICN como al mundo exterior. Normalmente, instan a los Miembros, Comisiones o al Director General de la UICN a que actúen, a la comunidad internacional, o al sistema de las Naciones Unidas o a los sectores empresarial y financiero que tomen en consideración una recomendación. Contribuyen a fijar la agenda de la conservación.

A lo largo de los 75 años de historia de las resoluciones de la UICN (durante los cuales se han adoptado más de 1400), es posible observar temas emergentes que reflejan el papel cambiante de la UICN. Las prioridades de la comunidad conservacionista han cambiado con el tiempo, y las resoluciones de la UICN así lo reflejan. Algunas (como la relativa a los tigres) se han centrado en una especie concreta, pero otras han tratado temas más amplios. Cada vez se presta más atención a los pueblos indígenas, a las cuestiones de género y pobreza, al papel de la naturaleza en el desarrollo sostenible y al reconocimiento de que la conservación está estrechamente relacionada con los derechos humanos. La influencia va en ambos sentidos: Las resoluciones reflejan los cambios en el mundo de la conservación e impulsan el desarrollo de nuevas ideas.

Aunque el Proyecto Tigre tenga 50 años, otros ejemplos más recientes muestran cómo las resoluciones siguen centrando la atención en cuestiones de conservación, incluidas algunas que son difíciles, polémicas y polarizantes. Desde su adopción en 2016, por ejemplo, la Resolución 6.079 ha inspirado amplios debates sobre las obligaciones de los Estados de considerar los derechos de las generaciones futuras en relación con el cambio climático: la resolución de la UICN recuerda a una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobada en marzo de 2023, sobre esta cuestión.

La Resolución 7.122, por su parte, pedía una moratoria sobre la explotación minera de los fondos marinos, dada la incertidumbre en torno a su impacto: tras la adopción de la resolución,

TiGER iMAGE Forest guard on patrol in the Kanha Tiger Reserve, Madhya Pradesh, India

-la UICN ha estado colaborando estrechamente con la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos en este ámbito, en medio de informaciones según las cuales la autoridad empezará pronto a conceder licencias para explotar los fondos marinos.

Receta para las resoluciones

No siempre es posible mostrar exactamente cómo las resoluciones de la UICN han ganado tracción o cómo han llevado a un impacto en el mundo real. «Medir el efecto de las resoluciones es una cuestión difícil», afirma Goodman. «A veces las pruebas son claras: por ejemplo, en el desarrollo de la Estrategia Mundial para la Conservación, o la contribución de las resoluciones de la UICN a tratados medioambientales como CITES, Ramsar y el Convenio sobre la Diversidad Biológica. Pero a menudo las resoluciones de la UICN son un factor entre muchos que conducen a un cambio de ley o de práctica. En muchos casos se trata de dar forma al debate o contribuir al cambio. No tenemos derechos exclusivos sobre ellas».

¿Qué hace que una resolución tenga más posibilidades de surtir efecto en el mundo real? Para David Goodman, el poder de las resoluciones reside en parte en su carácter oportuno y en que se elaboran colectivamente. «El éxito de una resolución depende de que se realicen consultas desde el principio, de modo que las propuestas que se presenten cuenten con un amplio apoyo. Aunque parte de nuestro papel es técnico, para desarrollar políticas científicamente fundamentadas, gran parte de nuestra atención se centra en la convocatoria y la creación de consenso. Lo que esperamos es que esto conduzca a resoluciones ampliamente representativas y con un amplio abanico de defensores».

Anish Andheria subraya otro factor importante y que la resolución que dio lugar al Proyecto Tigre ilustra muy bien. «Sí, la resolución de la UICN contribuyó a que la atención internacional se centrara en la difícil situación del tigre. Pero también debemos recordar que la India se lo tomó en serio. La resolución por sí sola no era suficiente. India es el país líder en la conservación del tigre, pero en otros países asiáticos el tigre se ha extinguido totalmente. De las nueve subespecies de tigre, cuatro se han extinguido. El hecho de que la población de tigres indios haya aumentado es testimonio de que la India ha afrontado la crisis de forma diferente a otras naciones».

Las Resoluciones constituyen el núcleo de la política de la UICN.

Para Anish Andheria, la lección que puede extraerse del Proyecto Tigre, y aplicarse en otros ámbitos de la conservación, es la relación vital que existe entre las personas y la naturaleza. «Sí, el mérito es del lobby internacional, incluida la UICN, que lo inició. También del gobierno indio, presidido por Indira Gandhi, que puso voluntad política en ello. El factor de éxito fue la consonancia con la cultura de la India y el pueblo indio. La cultura del país es de profundo respeto por los animales: la caza no la practicaba la gente corriente, sino quienes comerciaban con subproductos del tigre, o los ricos y famosos. El apoyo popular al Proyecto Tigre surgió de forma natural. Iba en consonancia con la cultura y de los deseos de la gente corriente. Es un hecho extraordinario que un país que se enfrenta a retos de desarrollo conceda semejante espacio a un carnívoro salvaje. Pero el gobierno indio no asustó a la gente para que respetara a los tigres.

«El éxito del Proyecto Tigre en la India no se limita a las zonas protegidas. Se trata de comunidades dispuestas a coexistir con el tigre, y la tolerancia hacia los tigres en la India va más allá de sus reservas protegidas: no todos los tigres están dentro de ellas, y los tigres vagan de forma natural por todas partes. Lo que hemos aprendido de la India es que la conservación no consiste únicamente en hacer cumplir la ley. También se trata de alinear las necesidades de la fauna con las de las personas y su cultura».

Proyecto Tigre de la India

El Proyecto Tigre empezó con nueve reservas de tigres: ahora hay 53, que abarcan diversos hábitats protegidos. El número de tigres de Bengala en la India ha pasado de 1411 en 2006 (el primer año en que se utilizaron cámaras trampa para estimar el número de ejemplares) a 3682 registrados en el ejercicio de estimación de tigres de toda la India de 2022 (cifras publicadas con motivo del 50 aniversario). De hecho, el tigre se ha convertido en una especie de símbolo, no solo de la India, sino de los esfuerzos de conservación en su conjunto.

Ayuda a dar forma a futuras resoluciones

Como Miembro de la UICN, puedes participar en la elaboración de futuras resoluciones. La mejor manera de implicarte es participando en el proceso de mociones, que se iniciará el año próximo para el Congreso de la UICN de 2025. Hay varias formas de participar: puedes presentar una moción, copatrocinar una, participar en el debate o votar. El primer paso será una serie de foros regionales sobre conservación (véase la contraportada), en los que los Miembros debatirán las prioridades regionales que podrían abordarse mediante una moción que se convertiría en resolución.

Puedes encontrar información sobre las resoluciones activas y archivadas de la UICN, así como informes sobre su aplicación, en portals.iucn.org/library/resrec/search

Members Mag Resolution 7.122 called for a moratorium on seabed mining

 

Como la mayor red medioambiental del mundo, muchas otras partes de la UICN también trabajan en la conservación del tigre. Entre ellas se encuentran:
• La iniciativa Salvar nuestras especies de la UICN iucnsos.org
• Grupo especialista en félidos de la Comisión para la Superviencia de las Especies de la UICN catsg.org