Encuentro Mundial de Pastores Nómadas y Trashumantes La Granja (Segovia), España, Setiembre del 2007

11 November 2008 | Event

 

Más de cien pastores nómadas de 38 países y 50 tribus de África, América, Asia y Europa, se dieron cita en España entre el 8 y el 16 de setiembre del 2007, con motivo del Encuentro Mundial de Pastores Nómadas y Trashumantes. El encuentro fue organizado por Red Pastor, Pastomed, League for Pastoral Peoples, WAMIP, ROPPA, Indigenous Information Network, y un vasto consorcio de organizaciones colaboradoras, y contó con el valioso apoyo de gran cantidad de dedicados voluntarios. Fue patrocinado por el Gobierno español, la Iniciativa Mundial para el Pastoralismo Sostenible, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola y la Fundación Christensen. Este encuentro mundial tuvo lugar en la región montañosa de La Granja, situada al norte de Madrid, y fue inaugurado el sábado 8 de setiembre del 2007 por el señor Luis Vieira, ministro de Agricultura y Ganadería de Portugal.

Entre lo más destacado del encuentro cabe mencionar el paso de los rebaños trashumantes por el centro urbano de la ciudad de Madrid con 200 pastores españoles y 1000 ovejas, y la lectura pública de la Declaración de Segovia sobre el Pastoralismo, organizada por el Alcalde de Segovia.

Esta fue la décimo quinta marcha anual de trashumantes a través del centro urbano de Madrid en defensa de dos vías pecuarias que surcan de norte a sur la moderna ciudad madrileña. Estas antiguas vías pecuarias han sido usadas por los pastores por más de 800 años, y el derecho a continuar usándolas junto con un total de 120,000 km de caminos ganaderos a lo largo y ancho del país, está protegido por una ley aprobada por el Parlamento en 1995.

La trashumancia coincidió con la octava sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha Contra la Desertificación (COP8), celebrada en Madrid del 3 al 14 de setiembre.

El 9 de setiembre un grupo de representantes de los pastores leyó una declaración ante los delegados a la sesión de diálogo abierto de la COP8, instando al reconocimiento del importante papel que juega el pastoralismo como sistema de uso sostenible de la tierra en las regiones áridas y semiáridas del mundo.

El encuentro de pastores facilitó el intercambio de experiencias e información y el debate de soluciones a los problemas que agobian a los ganaderos nómadas y trashumantes de todo el mundo. A lo largo de un taller de cuatro días grupos regionales de trabajo analizaron su situación y problemática actual, imaginaron una visión ideal de su futuro y discutieron estrategias para hacer realidad dicha visión.

Este proceso concluyó con la elaboración de la Declaración de Segovia de los Pastores Nómadas y Trashumantes, leída durante la ceremonia de clausura en la Plaza del Azoguejo, en Segovia, que fue presidida por el señor Pedro Arahuete, alcalde de Segovia, y la señora María Artola, directora de la Fundación para la Biodiversidad del Ministerio del Medio Ambiente.

Junto a la ceremonia de clausura se realizó una exposición de artesanías y razas autóctonas en la Plaza, seguida de una celebración para festejar la adopción de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, la cual fue aprobada por la Asamblea General de la ONU durante los días del encuentro.

En un seminario vespertino realizado durante el encuentro de pastores, el responsable de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, David Martín Castro, explicó a los pastores los derechos que defiende la Alta Comisión para los Derechos Humanos y las opciones que —como pueblos indígenas— tienen los pastores con respecto al uso de dichos derechos, en virtud de dos importantes instrumentos internacionales: el Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales (C-169-OIT) y la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Muchos pastores se consideran también parte de las minorías indígenas, y celebraron esta adopción como un triunfo de la justicia y la dignidad humana producto de más de dos décadas de negociaciones entre gobiernos y representantes de los pueblos indígenas.