La naturaleza es clave para un futuro prometedor para Libia

09 November 2011 | News story

Después de un largo período de agitación política en Libia, una mejor protección y gestión de sus áreas marinas y costeras pueden ayudar a reconstruir el país e incrementar la seguridad económica de su población.

Un nuevo informe de la UICN insta a reforzar el marco jurídico e institucional de la conservación en Libia. Hasta ahora, solo cuatro sitios de Libia han sido declarados áreas protegidas o están siendo contemplados para su protección. Estos incluyen la laguna e isla de Farwa, Aïn El Ghazalah, la Reserva Natural Hisha y el Parque Nacional El-Kouf. El informe identifica 24 nuevas áreas marinas y costeras que precisan protección por su valor natural y económico.

“La conservación de la naturaleza ciertamente no figura entre las principales prioridades actuales”, apunta Alain Jeudy de Grissac, Responsable del Programa de Conservación Marina de la UICN y uno de los autores del informe. “Pero adecuadamente gestionados, el patrimonio natural y los recursos naturales de Libia pueden ser clave para garantizar un mejor futuro para el país y para el medio ambiente mediterráneo”.

Con especies poco comunes de peces y aves, abundante vida marina y extraordinaria vegetación, la costa de Libia posee un alto valor económico, biológico y social para las comunidades locales. Pero la pesca descontrolada, la contaminación, el cambio climático y la escasa concientización en materia ambiental entre los responsables de las decisiones y el público en general, constituyen una amenaza grave para este lugar de situación crítica de la biodiversidad.

Las playas de arena de Al-Araar-Bouerat lahsoun, por ejemplo, que cubren 70 kilómetros del Golfo de Sirte, son los sitios de anidación más importantes para las tortugas marinas en el oeste de Libia. Este es también uno de los pocos lugares de desembarco de peces cartilaginosos, como tiburones y rayas, y un área importante para las aves costeras. Pero la ausencia de una protección adecuada, la caza furtiva y el riesgo de contaminación por hidrocarburos, entrañan un peligro creciente para las especies amenazadas y su frágil entorno.

“La definición de los elementos clave para la conservación es un paso vital hacia el uso sostenible de la costa de Libia", afirma Carl Gustaf Lundin, Director del Programa Global Marino y Polar de la UICN. "Protegiendo las especies amenazadas, introduciendo prácticas pesqueras sostenibles y desarrollando el ecoturismo,lugares tales como Al Araar-Bouerat pueden acarrear múltiples beneficios para la población local".

El informe también destaca oportunidades para la conservación transfronteriza en la región.

La laguna de Farwa y el área de Abukammash, en la frontera entre Libia y Túnez, son conocidos tanto por su alta productividad pesquera como por su vulnerabilidad a la contaminación y otras amenazas ocasionadas por el ser humano. La cooperación transfronteriza permitiría a ambos países intercambiar experiencias relacionadas con la conservación de la naturaleza y proteger esta área con mayor eficacia. Esta sería la primera vez que se acometería una iniciativa de este tipo en la región.

"Estos sitios de gran biodiversidad son una parte importante del ecosistema mediterráneo y contribuyen al bienestar de numerosas especies en toda la región", señala Jeudy de Grissac. "Los esfuerzos para conservar la costa de Libia pueden apoyarse en las experiencias de otros países mediterráneos, donde la gestión eficaz y el desarrollo sostenible de las áreas naturales protegidas han beneficiado el medio ambiente y la población local".

Para leer el informe pulse aquí.

Para más información, o para concertar entrevistas, póngase en contacto con:
Sonsoles San Román, Comunicaciones de la UICN, t +34 627719783, e sonsoles.sanroman@iucn.org
Ewa Magiera, Relaciones con la Prensa, t +41 (79) 856 76 26, e ewa.magiera@iucn.org