Grupo Indígena de la Amazonia lidera el camino para el manejo sostenible de los bosques

22 July 2009 | News story

La mañana del martes, UICN tuvo visitantes muy especiales en su oficina central de Gland, Suiza.  Cuatro representantes del pueblo indígena Suruí, de la región del Mato Grosso en la Selva Amazónica Brasileña, quienes participan en el festival musical Paleo 2009.  Ellos nos visitaron para compartir sus actividades y experiencias de conservación natural en sus tierras.

Almir Narayamoga Suruí (cacique indígena del pueblo Suruí, director de la Asociación Gamebey), Ivaneide Bandeira (integrante de la Asociación Kaninde y esposa de Almir), Itabira Suruí (cacique anciano de varios grupos Suruí y representante en el municipio del Mato Grosso) y Romero Suruí (joven Suruí de la Asociación Ngahapame) hablaron sobre el manejo sostenible de sus recursos naturales.

 “Si un bosque se queda en pie, provee una variedad de servicios ambientales y nosotros creemos que si los utilizamos correctamente podemos mejorar nuestra calidad de vida” dice el cacique Almir. El cree que los servicios que los bosques provéen son más valiosos que el precio de su madera. Hay una variedad de productos que se pueden extraer de un bosque como por ejemplo diferentes materiales para hacer bisutería, medicamentos, aceite naturales, nueces y miel. Para el pueblo Suruí las especies animales y el agua tienen también un gran valor espiritual. Además, los bosques son importantes fuente de alimentos, agua y trabajo. Ivaneide dice: “Para cortar un bosque todo lo que se necesita es una máquina y la persona que la opera, así que sólo crea un puesto de empleo. Pero si el bosque se queda en pie, se pueden crear muchos más empleos incluyendo los guardabosques para protegerlo, biólogos para estudiarlo y diferentes productores que recogen y comercializan sus productos.”

 Los representantes Suruí también hablaron sobre su preocupación por la deforestación ilegal e invasión ganadera en sus tierras y sobre el impacto de la construcción de centrales hidroeléctricas en la región del río Madera.

El grupo Suruí cree que al conservar y gestionar sosteniblemente la diversidad de especies existentes en la selva Amazónica, se puede mejorar la calidad de vida de sus habitantes, siendo al mismo tiempo la mejor opción desde el punto de vista económico. Ellos también creen que al unir sus conocimientos tradicionales con los conocimientos científicos de la UICN, el valor de la selva Amazónica podrá ser optimizado y mejor protegido. Viviendo cerca con la naturaleza, su pueblo tiene un conocimiento de especies que actualmente no están siendo estudiadas por científicos.

¿Qué hacen para salvaguardar estos servicios?
Hay muchas maneras en que el pueblo Suruí trabaja para proteger los servicios que provienen de los bosques. Ellos realizan investigación científica para determinar el estado y las propiedades de las diferentes especies lo que les ayuda a decidir si las pueden usar o si las deben conservar. No utilizan solamente especies silvestres, también han creado viveros para cultivar plantas con mucha demanda, asegurando cosechas sostenibles y también para la reforestación de áreas degradadas. En un campo muy importante ellos defienden los intereses de su pueblo frente al gobierno para que el valor de los bosques e importancia para la vida de los pueblos, que viven y dependen de ellos, sean reconocidos. El cacique Itabira dice: “Los Bosques deben ser considerados una solución, no un impedimento.”


This image shows the courtship behavior of Indian Bull frogs (Holobatrachus tigerinus). During the monsoon, the breeding males become bright yellow in color, while females remain dull. The prominent blue vocal sacs of male produce strong nasal mating call.