Conocimiento y reconocimiento de los páramos como socioecosistemas

09 July 2014 | News story

Artículo preparado por Adriana Vasquez,de Tropenbos Internacional Colombia, socio implementador del proyecto “Comunidades de los Páramos”de la UICN.

La historia de ocupación de los páramos tuvo rasgos muy diferentes en cuatro diferentes épocas: pre-hispánica, colonial, republicana y actual; y varía mucho por cada región. Esta historia es la que determina la composición actual de la sociedad que interactúa con los páramos y la forma de uso de la tierra.

Los páramos, recientemente reconocidos como estratégicos por sus servicios ecosistémicos, su riqueza biológica y la provisión de agua como su bien más visible, tienen una interesante historia de representación, un particular devenir de su significado que ha venido definiendo sus posibilidades de uso. En épocas prehispánicas fueron considerados espacios sagrados, hogar de dioses, sitios de ofrendas en los que en lugar de extraer el oro se entregaba como tributo; más adelante, con la llegada de los españoles se convierten en “refugio” de algunos pueblos desplazados de tierras -con condiciones menos extremas, que logran aclimatar el cuerpo y la semilla al intenso frío de la noche y al luminoso y quemante sol del día. Para la época de la independencia el páramo se constituye en uno de los obstáculos más poderosos en las largas caminatas; los pasos más altos de la montaña vencerán un buen número de guerreros. Ya en épocas más cercanas el Estado, en su búsqueda de “progreso”, posicionará al páramo, junto con selvas y bosques, como lugar a domesticar con el trabajo duro; llamará a campesinos y siervos sin tierra a la siembra en las alturas como parte de sus políticas económicas.

Recientemente, hará 15 años, cuando se revalorizan estos territorios, ya no desde lo sagrado ni desde su posibilidad de producción o extracción, sino como ecosistema, como riqueza natural y como fuente de sostenibilidad del país, se le asigna un nuevo significado al páramo, atribuible en gran medida a la gestión, investigación y divulgación del sector ambiental. Sin embargo, este nuevo imaginario no siempre considera su historia como socioecosistema, es decir, a los habitantes del altamontaña y lo que han significado para la formación de este paisaje.

Pensando en esta situación el proyecto comunidades de los páramos, adaptación al cambio climático, iniciativa de UICN - Oficina Regional para América del Sur que desarrolla en Colombia la Fundación Tropenbos, viene trabajando desde abril del 2013 con las comunidades de los páramos de Chingaza y Guerrero en la construcción de alternativas que reconcilien esa valoración de la “naturaleza” con la riqueza cultural de los pueblos campesinos que los habitan desde hace más de 200 años. En este sentido, estrategias como las de investigación local que visibilizan y sistematizan el conocimiento tradicional, el que se transmite de generación en generación y que cada vez está más mermado pero también el que diariamente se origina caminando a la escuela o sembrando la tierra; o el generar espacios de autodiagnóstico y reflexión sobre la historia de las comunidades, sus experiencias organizativas, sus medios de vida y las vulnerabilidades y fortalezas frente al cambio climático.

El proyecto "Comunidades de los Páramos" se centra en el fortalecimiento de las capacidades de las mujeres y los hombres rurales de las regiones del páramo andino y la coordinación de las múltiples partes interesadas para mejorar la adaptación de sus ecosistemas a la variabilidad del cambio del clima.

Más información:  
marcos.cerra@iucn.org