Más áreas protegidas de Mesoamérica podrían postularse como Sitios de Patrimonio Mundial Natural

04 June 2014 | News story

Según el estudio Biodiversidad Terrestre y la Lista de Patrimonio Mundial: Identificación de vacíos y potenciales sitios candidatos a ser incluidos en la red de Patrimonio Mundial Natural elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)/Centro de Monitoreo de la Conservación del Ambiente (WCMC),16 de los 78 sitios más irremplazables del planeta por su biodiversidad se encuentran en la región de México, Centroamérica y el Caribe; 22 en América Latina.

 

La Ciénaga de Zapata en Cuba, Sierra de las Minas en Guatemala y Pico Bonito en Honduras son algunos de los sitios en la región de México, Centroamérica y el Caribe que forman parte de la lista de las 78 áreas protegidas más irreemplazables para la conservación de las especies de biodiversidad del mundo.

 

Así se indica en el estudio Biodiversidad Terrestre y la Lista de Patrimonio Mundial: Identificación de vacíos y potenciales sitios candidatos a ser incluidos en la red de Patrimonio Mundial Natural.

 

“Como UICN estamos convencidos que nuestros miembros entre ellos Estados, Agencias Gubernamentales y organizaciones de sociedad civil hacen importantes esfuerzos por proteger la riqueza biológica de la región que proveen bienes y servicios a muchos. Sabemos que estos esfuerzos deben y pueden ser reconocidos por la comunidad internacional y el declararlos sitios de patrimonio mundial puede ser una ventana para que el mundo identifique y apoye la conservación de nuestros mayores tesoros”, comentó la Dra. Grethel Aguilar, Directora de la Oficina Regional de la UICN para México, Centroamérica y el Caribe.

 

Dicho estudio viene a actualizar varios análisis anteriores e identifica vacíos en la red de Sitios de Patrimonio Mundial Natural, además de sugerir sitios potenciales de excepcional biodiversidad que podrían ser meritorios de su inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial.

 

“Este es un análisis científico completamente actualizado que ha utilizado los productos clave de conocimiento de la UICN como la Lista Roja de Especies y la Base de Datos Mundial de Áreas Protegidas de la UICN/ PNUMA-WCMC, para proporcionar orientación sobre dónde están en el mundo las mayores brechas potenciales sobre la biodiversidad terrestre”, afirma Tim Badman, Director del Programa sobre Patrimonio Mundial de la UICN.

 

Lo irremplazable a la Lista

 

La publicación también incluye información relevante sobre técnicas de conservación y otros temas relacionados y de carácter global.

 

El trabajo tomó como base a 173.000 áreas protegidas, y las evaluaciones de 21.500 especies de la Lista Roja de Especies, comparando la contribución de cada área protegida a la supervivencia a largo plazo de las especies con más peligro de desaparecer.

 

Así fue cómo se identificaron las áreas ‘excepcionalmente irremplazables’: 78 lugares de 34 países diferentes que en conjunto, albergan la mayoría de las poblaciones de más de 600 aves, anfibios y mamíferos, la mitad de las cuales están amenazadas globalmente.

 

Muchas de estas áreas insustituibles ya han sido designadas como Sitios de Patrimonio Mundial por contar con "valores universales excepcionales" bajo la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO, pero otras no, entre esas más de una decena de áreas protegidas en la región de México, Centroamérica y el Caribe.

 

“Es la primera vez que un estudio de este tipo señala a América Latina y el Caribe como la región que tiene el mayor número de estas áreas protegidas irremplazables no incluidas en la Lista. Así que el potencial es muy alto”, comenta Badman.

 

La gran mayoría de dichas áreas están en las áreas tropicales de las Américas, seguido por Australasia y África. Los países con más áreas en la lista son Indonesia (8), Venezuela (5), Brasil, China, Colombia, México y Perú (4 cada uno), todos reconocidos como países megadiversos.

 

Postular, un empuje a la conservación

 

La Lista incluye varios Sitios de Patrimonio Mundial Natural ya declarados por su biodiversidad, algunos de los cuales tienen potencial para ser extendidos (por ejemplo, el Conglomerado de la Reserva de Cordillera de Talamanca-La Amistad / Parque Nacional La Amistad / Tapantí-Macizo Cerro la Muerte / Escudo de Veraguas/ Palo Seco en la zona fronteriza de Costa Rica y Panamá) además de sitios considerados candidatos potenciales para nuevas inscripciones por su biodiversidad.

 

Sin embargo, pocas nominaciones han surgido de parte de los estados de la Región. Un estudio elaborado por el consultor Tilman Jaeger del 2013 señala que “los esfuerzos formales del Patrimonio Mundial en la región no involucran suficientemente ni a los actores claves gubernamentales, no gubernamentales y académicos ni el debate político y/o técnico entorno a las áreas protegidas”.

 

“Los estados deben considerar la designación de estas áreas protegidas a la Lista de Patrimonio Mundial, más si estas tienen una buena protección y gestión adecuada”, agrega Badman. “Debe verse como una oportunidad de contar con más áreas protegidas en la Lista”.

 

Sobre este proceso para la designación de áreas protegidas, el Dr. José Courrau, Oficial Senior para Áreas Protegidas de la Oficina Regional de la UICN para México, Centroamérica y el Caribe, señala que con el fin de avanzar en el proceso de designar estos sitios potenciales a incluir en la Lista, los países deben cumplir con su tarea de completar y compartir con el Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO la lista indicativa de Sitios de Patrimonio Mundial.

 

“Este proceso está establecido en la Convención y es la mejor manera de avanzar para las futuras nominaciones. Es usual que los países no hayan hecho esta lista o que esté muy desactualizada”, afirma el Dr. Courrau

 

El Dr. Courrau también resalta un aspecto clave: para un estado, tener áreas protegidas incluidas en la Lista de Patrimonio Mundial Natural, es una gran distinción.

 

“Al ser la mayor denominación internacional para un área protegida, podría aprovecharse para la recaudación de fondos para dichos sitios. De igual manera, tener los sitios en la Lista, representa un compromiso de los Estados de brindarles las mejores condiciones posibles para un buen manejo. Las “joyas de la corona” mundial deben estar entre las áreas protegidas mejor manejadas de un país”, asegura el Dr. Courrau.


Para más información, favor contactar a Elena Osipova, oficial de Monitoreo del Programa sobre Patrimonio Mundial de la UICN, correo electrónico elena.osipova@iucn.org, tel.: +41229990162 o bien a Celia Zwahlen, oficial de Comunicaciones del Programa, correo electrónico Celia.zwahlen@iucn.org, tel.: +41229990716.

En la Región de México, Centroamérica y el Caribe, puede contactar a Patricia Ugalde, patricia.ugalde@iucn.org, tel.: 506 22838449