El rol de los ecosistemas saludables: un tema clave para la Reducción del Riesgo de Desastres de las Américas

29 May 2014 | News story

Del 27 al 29 de mayo se desarrolló en Guayaquil la IV sesión de la Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres de las Américas, cuyo objetivo fue proporcionar insumos a la Conferencia Mundial sobre Reducción de Riesgos de Desastres prevista para el 2015, donde se definirá el nuevo acuerdo para la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) post-2015 que dará continuación al Marco de Acción de Hyogo (MAH). 

Esta plataforma constituyó un espacio de intercambio de información y conocimiento, para facilitar los procesos de planificación, monitoreo del progreso y toma de decisión colectiva para la implementación del MAH. A la vez que se tienderon puentes para vincular estas acciones con los esfuerzos para promover procesos de adaptación al cambio climático (ACC) en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

Las negociaciones para este nuevo acuerdo post-2015 proporcionan una oportunidad única para reconocer el papel fundamental que juegan los ecosistemas saludables antes, durante y después de los desastres. Es importante asegurar que la protección, conservación, restauración y el uso sostenible de los recursos naturales estén integrados en dicho acuerdo como una solución clave para la protección de vidas y activos ante futuras devastaciones.

El rol de UICN en esta IV sesión se enfocó en resaltar el rol de los ecosistemas saludables y bien manejados en la RRD con miras a reconocer la degradación ambiental como causa subyacente del riesgo, y los enfoques basados en ecosistemas como un medio para promover la gestión integral de riesgos de desastres, la adaptación al cambio climático y la generación de múltiples beneficios socioeconómicos incluyendo la protección de los medios de vida.

La Mancomunidad de Mancomunidades para la RRD, organización integrada por diversas mancomunidades y asociaciones de municipios de países de Centroamérica y Chile, manifestaron su interés en promover la gestión de ecosistemas como una herramienta para la RRD. El trabajo de la mancomunidad se enfoca en la difusión de estrategias para la RRD y en la promoción de la Escuela Latinoamericana para el Desarrollo Sostenible y Resiliente en proceso de creación en el municipio de Marcovia en Honduras.

Por otro lado las organizaciones de la sociedad civil participantes también acogieron la propuesta de UICN de resaltar al rol de los ecosistemas en el acuerdo post-2015. Estas organizaciones buscan asegurar que las políticas públicas y los marcos legales e institucionales promuevan la participación, especialmente de las mujeres, niños y pueblos indígenas, en la gestión del riesgo como esencia para garantizar la reducción del riesgo a nivel local. Asimismo, estas organizaciones demandaron el establecimiento de metas medibles y procesos de rendición de cuentas y transparencia para promover la participación de los pueblos indígenas en el contexto del desarrollo sostenible local y resiliente.

Para mayor información
Doris Cordero
Oficial Senior de Programa – Bosques y Cambio Climático
UICN Oficina Regional para América del Sur
Quito, Ecuador
doris.cordero@iucn.org

Rocío Córdoba
Coordinadora – Unidad de Medios de Vida y Cambio Climático
UICN Mesoamérica e Iniciativa Caribe
San José, Costa Rica
rocio.cordoba@iucn.org