Es imperativo intensificar la protección del atún

07 July 2011 | International news release

Por primera vez, se han evaluado todas las especies de escómbridos (atunes, bonitos, caballas y carites) y picudos (pez espada, marlines y pez vela) para la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas™. De las 61 especies conocidas, siete se clasifican como amenazadas, en grave riesgo de extinción; cuatro especies se consideran Casi Amenazadas y casi dos terceras partes han sido incluidas en la categoría de Preocupación Menor.

Los resultados muestran que la situación es particularmente grave para los atunes. Cinco de las ocho especies de atún figuran en una categoría de especie amenazada o Casi Amenazada de la Lista Roja de la UICN. Estas incluyen: atún rojo del Sur (Thunnus maccoyii), En Peligro Crítico; atún rojo del Atlántico (T. thynnus), En Peligro; patudo (T. obesus), Vulnerable; rabil (T. albacares), Casi Amenazado; y atún blanco (T. alalunga), Casi Amenazado.

Esta nueva información será muy valiosa para ayudar a los gobiernos a tomar decisiones que salvaguarden el futuro de estas especies, muchas de las cuales poseen un alto valor económico, y resulta muy oportuna para la 3ª Reunión Conjunta de las OROP (Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera) de túnidos que se celebrará en La Jolla, California, del 11 al 15 de julio.

"Esta es la primera vez que se reúnen especialistas en pesca, ictiólogos y conservacionistas para producir una evaluación conjunta de las amenazas que acechan a un grupo de peces de importancia comercial", señala el Dr. Bruce B. Collette, Presidente del Grupo especialista de la CSE/UICN en túnidos y picudos, Científico principal del NOAA's Servicio Nacional estadounidense de Pesca Marina, y autor principal del artículo.

Existe una creciente preocupación de que, pese al estado saludable de varias poblaciones de peces epipelágicos (los que viven cerca de la superficie), algunas especies de escómbridos y picudos están siendo excesivamente sobreexplotadas, y es muy marcada la falta de voluntad para protegerlas contra la sobrepesca impulsada por los altos precios. Muchas poblaciones son explotadas por pesquerías multinacionales cuya regulación, desde una perspectiva política, es muy difícil.

"Las tres especies de atún rojo podrían colapsar bajo la presión de una pesca excesiva y continua. El atún rojo del Sur ya prácticamente, ha colapsado con pocas esperanzas de recuperación", apunta el Dr. Kent Carpenter, profesor de la Universidad Old Dominion, jefe de la Unidad de Biodiversidad Marina de la UICN y uno de los autores del documento. "Si no se concretan cambios en las prácticas pesqueras actuales, las reservas de atún rojo del Atlántico occidental corren el riesgo de colapsar dadas las escasas señales de recuperación mostradas tras su reducción significativa en la década de 1970."

Tres especies de peces picudos figuran en una categoría de amenazada o Casi Amenazada: marlín azul (Makaira nigricans), Vulnerable; marlín blanco (Kajikia albida), Vulnerable; y marlín rayado (Kajikia audax), Casi Amenazada.

La mayoría de las especies longevas y con un alto valor económico se consideran amenazadas. Maduran más tarde que las especies de vida corta y tienen una capacidad reproductiva menor por lo que la recuperación tras la disminución de la población es más lenta. A medida que estos escómbridos y picudos se sitúan en la cumbre de la red trófica pelágica, la reducción poblacional de estos depredadores puede tener importantes efectos negativos en otras especies que son fundamentales para el equilibrio del ecosistema marino y de importancia económica como fuente de alimentos.

 El futuro de los escómbridos y picudos amenazados yace en la capacidad de las OROP y las naciones pesqueras para gestionar adecuadamente estas especies. Las poblaciones de atún rojo del Sur y del Atlántico se han reducido tanto que la forma más eficaz para evitar el colapso sería vedando la pesca hasta alcanzar niveles saludables de recuperación. Sin embargo, esto podría ocasionar dificultades económicas importantes e inhibir la capacidad de las OROP para controlar la pesca por los incentivos para la pesca ilegal que se producirían en estas circunstancias.

"La veda temporal de la pesca de atún sería solo una parte de un muy necesario programa de recuperación. Para evitar la pesca ilegal, es preciso implementar fuertes elementos de disuasión ", manifiesta Jean-Christophe Vié, Director Adjunto del Programa Mundial de Especies de la UICN. "Este nuevo estudio muestra que se necesita una gestión eficaz con urgencia". Las conclusiones científicas no deben ser ignoradas para mantener beneficios de corto plazo. Están en juego la vida marina y las fuentes de empleo para las generaciones futuras".

La recuperación de las poblaciones de peces es factible, reduciendo las tasas de mortalidad inducidas por la pesca muy por debajo del rendimiento máximo sostenible (RMS), como se muestra en el caso del muy apreciado atún rojo del Atlántico oriental. Aunque recientemente se ha explotado su población tres veces por arriba del RMS, una disminución en el total admisible de capturas y medidas más estrictas de monitoreo y cumplimiento se han traducido en la reducción de capturas recientes de casi un 75% respecto de los últimos años. Esto permitirá la recuperación de la especie a niveles sostenibles, siempre y cuando se mantengan los actuales controles de pesca.

Notas para los editores

Copias del documento “High Value and Long-Lived: Double Jeopardy for Tuna and Billfishes”, a ser publicado por la revista Science, pueden solicitarse a la Oficina de Programas Públicos de AAAS, llamando al +1202 326 6440 o escribiendo a scipak@aaas.org

Para concertar entrevistas:

Bruce Collette (en Minneapolis) + 1 612 397 4962; + 1 410 369 8466 (cell) collettb@si.edu

Kent Carpenter (en Filipinas) 63-949-313-5649 Kcarpent@odu.edu

Maria José Juan Jordá (en España) +34-981167000 ext. 2204 + 34-671072900 (móvil) mjuanjorda@gmail.com

Beth Polidoro (en Hawai) + 1 240-446-5183 bpolidor@odu.edu

Bill Fox (en San Diego) +1 202 495 4397 +1 571 205 8845 (móvil) bill.fox@wwfus.org

Para más información, póngase en contacto con:

Lynne Labanne, Adjunta de Comunicaciones del Programa de Especies, UICN, t +41 22 999 0153,
m +41 79 527 7221, e lynne.labanne@iucn.org

Kathryn Pintus, Comunicaciones del Programa de Especies, UICN, t +41 22 999 0154,
e kathryn.pintus@iucn.org

Para fotos de alta resolución
Póngase en contacto con lynne.labanne@iucn.org  o con Kathryn.pintus@iucn.org
 

Las evaluaciones del atún y los peces de pico
Las evaluaciones del atún y los peces picudos son parte de la misión de la Evaluación Global de Especies Marinas para completar la evaluación de más 20.000 especies marinas para inclusión en la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas. La Unidad de Evaluación Global de Especies Marinas (GMSA), o Unidad de Biodiversidad Marina, es una iniciativa conjunta de la UICN y Conservación Internacional. La GMSA tiene su sede en el Departamento de Biología de la Universidad Old Dominion en Norfolk, Virginia, gracias en gran parte al generoso apoyo de la New Hampshire Charitable Foundation y de Tom Haas.

Para completar las evaluaciones del atún y los peces picudos para la Lista Roja de la UICN, la GMSA colaboró con una gran diversidad de especialistas internacionales que representan a las Organizaciones de Ordenación Pesquera, organizaciones internacionales de conservación, organismos gubernamentales, universidades e instituciones independientes de investigación pesquera. Los talleres sobre la Lista Roja de la UICN y la conclusión de los resultados sobre el atún y los peces picudos fueron posibles gracias al generoso apoyo de Tom Haas y la New Hampshire Charitable Foundation, Conservación Internacional, Lenfest Ocean Program, Fundación Internacional para la Sustentabilidad de la Pesca (ISSF), Asociación Internacional de Pesca Deportiva (IGFA), Instituto Chico Mendes de Conservação da Biodiversidade, Academia Sinica, Parque Marino Nacional de Taiwán, Instituto del Mar de Perú, y CIMAR-Universidad de Costa Rica.

Los resultados completos de estas evaluaciones se publicarán en la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas, en noviembre de 2011. A partir del 7 de julio de 2011, las evaluaciones preliminares estarán a disposición en: http://sci.odu.edu/gmsa/about/tunas_billfishes.shtml

Las categorías de amenaza de la Lista Roja de la UICN

A continuación se detallan las categorías de amenaza de la Lista Roja de la UICN, en orden descendente de amenaza:

Extinta o Extinta en Estado Silvestre;
En Peligro Crítico, En Peligro y Vulnerable: especies amenazadas de extinción global;
Casi Amenazada: especies cercanas al umbral de amenazadas o que estarían en la categoría de amenazadas sin medidas específicas de conservación en curso;
Menor Preocupación: especies evaluadas con un riesgo de extinción bajo;
Datos Insuficientes: especies que no se han evaluado a causa de la escasez de datos.
En Peligro Crítico (Posiblemente Extinta): no es una nueva categoría de la Lista Roja, se utiliza para designar a las especies En Peligro Crítico que con mayor probabilidad ya se han Extinguido, pero para las que se requiere confirmación, como por ejemplo, mediante estudios más exhaustivos que no permitan encontrar ningún ejemplar.