Se necesita urgentemente red de áreas marinas protegidas para salvaguardar la biodiversidad en el Mediterráneo

06 October 2008 | Media advisory

A pesar de sólo ocupa el 0,8% de la superficie mundial de los océanos, el Mar Mediterráneo cuenta con el 7% de todas las especies marinas conocidas. Considerado como un punto caliente para la biodiversidad, casi una cuarta parte de las especies mediterráneas son endémicas (exclusivas) en la región. Mar casi cerrado y rodeado por una costa superpoblada, el Mediterráneo se está viendo gravemente dañado por una sobreexplotación de sus recursos y una contaminación ligadas a la presencia humana.

La mayor parte del Mar Mediterráneo se considera con estatus de alta mar, hecho que diluye la responsabilidad entre los países ribereños en cuanto a quién es responsable de su protección. Ameer Abdulla, especialista de la UICN en Conservación Marina, explica: “Las especies marinas se desplazan de una lugar a otro, y para protegerlas de manera efectiva hay que identificar y gestionar de forma apropiada aquellos hábitats clave para ellas, que en muchos casos ni siquiera conocemos, con la ayuda e implicación de científicos, gobiernos y usuarios”.

Sólo el 3,8% del Mar Mediterráneo se encuentra bajo alguna forma de protección o gestión. Marina Gomei, responsable de Proyecto del Programa Marino de UICN-Med, añade: “Este primer estudio del estatus en que se encuentran las áreas marinas protegidas en el Mediterráneo hace evidentes las lagunas en el sistema actual y los desafíos a los que tiene que enfrentarse la capacidad de gestión, que requiere de manera urgente de acciones en todos los frentes de este Mare Nostrum”.

 La conservación de la biodiversidad marina necesita que actuemos urgentemente para detener la pérdida de hábitats críticos y de corredores suficientes para las especies marinas. Catherine Piante, Coordinadora del Proyecto MedPAN de WWF, comenta: “Si no coordinamos nuestro trabajo para crear una red consistente y equilibrada de áreas marinas protegidas, los esfuerzos que se realicen a un lado del mar se pueden demostrar inútiles para la protección de las especies y para la biodiversidad en su conjunto”.