IUCN - Debemos actuar sin demora para proteger el Planeta Océano

Debemos actuar sin demora para proteger el Planeta Océano

19 October 2010 | International news release

Con sólo el uno por ciento de los océanos del mundo bajo protección, los países están muy lejos de la meta del 10 por ciento prometida para el año 2010. Se precisa una mayor voluntad política y un cambio en la manera en que gestionamos nuestro capital marino para conservar los océanos de la Tierra para las generaciones venideras.

Hace diez días Chile anunció la creación de una gran reserva marina alrededor de la isla Sala y Gómez en el océano Pacífico. Sin embargo, los planes actuales para aumentar la cantidad de áreas marinas protegidas están muy por debajo de lo que se necesita para salvar los océanos del mundo, según un nuevo informe de la UICN, The Nature Conservancy y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

“Lo que está en juego es la salud de nuestro sistema de soporte vital", afirma Carl Gustaf Lundin, Jefe del Programa Marino y Polar de la UICN. "La creación de puntos de esperanza –lugares especiales en el océano que necesitan una protección especial– demostrará que el mundo se interesa por las dos terceras partes de nuestro planeta".

El nuevo libro Global Ocean Protection: Current Trends and Future Opportunities, publicado por UICN, The Nature Conservancy, PNUMA y otros asociados*– que fue presentado hoy en el seno del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas, examina el estado de nuestros océanos y ofrece soluciones que, además de restaurar nuestros recursos marinos, satisfarán las necesidades humanas futuras. Más de 30 expertos en materia de conservación ofrecen la mejor ciencia y políticas disponibles para motivar a los países a tomar acciones que van más allá del establecimiento de áreas protegidas individuales.

Actualmente existe un total de 5880 áreas protegidas marinas, sobre todo en las zonas costeras. Empero, las actuales áreas protegidas no representan todas las regiones, especies y hábitats que son importantes para la conservación, y ni qué decir de las sustanciales restricciones en lo que a capacidad financiera y humana se refiere. Según el libro, una forma de lograr una notable mejora en la conservación marina, al tiempo que se integran la seguridad alimentaria y el bienestar y la salud humanas, es a través de la adecuada gestión y ordenamiento de los océanos.

La gestión tradicional de los recursos marinos es otra manera de responder a las crecientes amenazas a la salud oceánica.

"Los países no pueden continuar ignorando el llamado para salvar nuestros océanos", señala Manny Mori, Presidente de los Estados Federados de Micronesia. "Sin áreas protegidas a nivel de aldea o comunidad, no podrá fructificar una área oceánica protegida a nivel mundial".


Portavoces:

Carl Gustaf Lundin, Jefe, Programa Marino y Polar Global de UICN, e carl.lundin@iucn.org
Dan Laffoley, Vicepresidente de Temas Marinos de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de UICN, e dan.laffoley@naturalengland.org.uk
Francois Simard, Jefe Adjunto y Asesor Principal en Asuntos Pesqueros, e francois.simard@iucn.org

Para más información o para concertar entrevistas, póngase en contacto con:
Nicki Chadwick, Encargada de Relaciones con los Medios, UICN, en Japón t +81 80 3462 3552, e nicki.chadwick@iucn.org

Para leer el informe completo, visite: http://cmsdata.iucn.org/downloads/global_ocean_protection_report.pdf

*Otros asociados incluyen: WCMC, UNU-IAS, Agence des aires marines protégées y la Sociedad para la Conservación de Vida Silvestre