Colombia y Panamá se preparan para las iniciativas de “carbono azul”

05 May 2014 | News story

Con el objetivo de establecer colectivamente los fundamentos para proyectos sobre “carbono azul”, del 26 al 27 de marzo en la ciudad de Panamá se desarrolló el Taller de Preparación sobre carbono azul para Colombia y Panamá.

La UICN, por medio de su Oficina Regional para Mesoamérica y el Caribe, el Programa Global Marino y Polar con sede en Suiza, y la Oficina Regional para América del Sur, organizaron este taller, financiado por Environment Canada, con el objetivo de reunir a personas expertas sobre carbono azul de la región para identificar los vacíos y oportunidades para acelerar el desarrollo de iniciativas relacionadas con carbono azul en ambos países, este espacio sirvió además para recolectar información necesaria para el desarrollo de un informe sobre preparación para carbono azul.

El carbono azul consiste en el CO2 capturado por los océanos y los ecosistemas costeros de todo el planeta, en especial las praderas oceánicas, las marismas y los manglares. La UICN considera que estos ecosistemas acuáticos, que capturan más CO2 que los ecosistemas terrestres, son esenciales para luchar contra el cambio climático. Aunque enfrentan muchas amenazas, existe un gran potencial en Latinoamérica de lograr acciones beneficiosas tanto de conservación como de mitigación y adaptación al cambio climático en base a estos ecosistemas de carbono azul.

En el taller, Heliodoro Sánchez de la Fundación para la Conservación del Patrimonio Natural, explicó que “el carbono azul se halla en biomasa aérea y terrestre, es depositado en sedimentos y suelos y absorbido de la atmósfera“. Los ecosistemas costeros no solo secuestran CO2 sino que son importantes sumideros de carbono, que de perderse, implicaría la devolución a la atmósfera de grandes concentraciones de CO2. Miguel Cifuentes del CATIE, detalló que “los ecosistemas costeros tienen altas tasas de secuestro y de almacenamiento de carbono; no obstante, se están perdiendo rápidamente a nivel global… Por ejemplo los manglares que tienen un área global de 140.000 km2 se pierden a una tasa anual del 1.8%. En los últimos 50 años se ha perdido el 35% del área original de manglares, lo cual representa cerca del 10% de las emisiones globales por deforestación”. Por eso los expertos enfatizan que las actividades de carbono azul conllevan importantes acciones de política, planificación y manejo sostenible en ecosistemas costeros para reducir las emisiones derivadas de la conversión y degradación.

En el evento se discutieron una amplia gama de aspectos con el fin de elucidar cuán preparados están los dos países para carbono azul y fortalecer los conocimientos sobre este tema desde diversas aristas. Primeramente, se revisó el concepto de carbono azul y se listaron las iniciativas forestales y de gestión costera existentes que pudieran acoger el tema. Además se dio a conocer la legislación, políticas y estrategias de carbono a nivel de cada país, así como la necesidad de explorar cómo incluir el carbono azul en los mecanismos internacionales de mitigación derivados de la CMNUCC, como REDD+ y el Mecanismo de Desarrollo Limpio, o aprovechando los mercados voluntarios de carbono. Todos estos temas sentaron las bases para dialogar sobre otros temas cruciales como el involucramiento de las comunidades locales y del sector privado, la educación y sensibilización de diversos actores, además de cómo valorar (económicamente) los ecosistemas de carbono azul y explorar oportunidades de financiamiento y complementariedad entre iniciativas existentes.

Participaron en el taller alrededor de treinta expertos de diversas instituciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, del sector privado y académico. Por parte de Colombia, participaron representantes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, INVEMAR, ECOVERSA, CORALINA, Fundación para la Conservación del Patrimonio Natural y Fundación Malpelo. Por parte de Panamá, participaron representantes de la Autoridad Nacional del Ambiente, Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá, ANCON, Fundación para la Promoción del Conocimiento Indígena, Fundación Natura, Fundación MARVIVA, APEDE, Odebrecht, CEASPA, y GAEA. Igualmente participaron organizaciones regionales e internacionales como CATIE, CI, CREHO, PNUMA y Wetlands International.

Un resultado valioso fue la definición de próximos pasos y recomendaciones entre los participantes para potenciar futuras iniciativas en temas de “carbono azul” tanto en Panamá y Colombia como en el resto de la región, los que quedarán recogidos en un informe junto con el análisis del estado de preparación de los dos países.

La Iniciativa de carbono azul1 es un programa global coordinado por Conservación Internacional (CI), UICN y la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (COI-UNESCO) que trabaja para mitigar el cambio climático a través de la restauración y el uso sostenible de los ecosistemas costeros y marinos.

Más información: 
1 http://thebluecarboninitiative.org/