La UICN avanza en una iniciativa para la Cuenca del Plata

11 September 2009 | News story
0 CommentairesWrite a comment

En una reunión convocada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en Buenos Aires autoridades gubernamentales y de organismos internacionales, especialistas y organizaciones miembro de la UICN de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay discutieron una propuesta socioambiental para la Cuenca del Plata. La iniciativa está enfocada a revertir la degradación ambiental, con énfasis en la conservación de la biodiversidad, el uso sostenible de los recursos naturales y la equidad social. La Cuenca del Plata, identificada como una de las más vulnerables a los impactos del cambio climático, ofrece recursos y servicios ambientales a 130 millones de personas y provee de agua dulce a más de 50 grandes ciudades incluyendo Buenos Aires, Montevideo, Asunción, Brasilia y San Pablo.
 

Buenos Aires, 10 septiembre 2009.- Autoridades gubernamentales y de organismos internacionales, especialistas y organizaciones miembro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay convocados por la Unión Mundial, discutieron durante dos días en esta ciudad una estrategia ante la degradación ambiental y la extinción de especies y para fortalecer la integridad de la Cuenca del Plata con un enfoque de sustentabilidad y equidad.

El encuentro, organizado por la oficina regional para Sudamérica de la UICN, tuvo entre sus objetivos diseñar una propuesta de proyecto de conservación de la biodiversidad en la cuenca frente a desafíos como el cambio climático, las grandes obras de infraestructura, la expansión de la frontera agrícola y los altos niveles de pobreza e indigencia existentes en la región, entre otras amenazas.

En conjunto con los miembros y comités nacionales de la UICN de los países de la cuenca y otros socios estratégicos, incluyendo diferentes niveles de gobierno y agencias internacionales, la iniciativa buscará promover el manejo sostenible y equitativo de los recursos ambientales, desde el nivel local hasta el regional.

En este sentido “la reunión permitió actualizar el conocimiento de los principales actores e iniciativas de conservación de la biodiversidad y adaptación al cambio climático en curso o previstas para la cuenca. Se avanzó hacia una estrategia de conservación, identificando líneas de acción prioritarias”, indicó el director regional de la UICN para América del Sur, Joao de Queiroz.

Importancia mundial

Con una superficie de casi 3.200.000 kilómetros cuadrados, la Cuenca del Plata es la segunda en extensión en Sudamérica después del Amazonas y la cuarta a nivel mundial. Abarca la totalidad del territorio de Paraguay e importantes territorios de Argentina, Bolivia, Brasil y Uruguay.

Ofrece recursos y servicios ambientales a 130 millones de personas y provee de agua dulce a más de 50 grandes ciudades incluyendo Buenos Aires, Montevideo, Asunción, Brasilia y San Pablo.

“Este coloso hidrológico, el más poblado de América del Sur, es también el más amenazado por el cambio climático global”, destacó De Queiroz.

La Cuenca del Plata incluye los ejes poblacionales y productivos más importantes de Sudamérica. Con una economía que representa alrededor del 70% del PBI per cápita de los cinco países, reviste una enorme importancia económica y social, siendo una de las áreas productoras de alimentos más importantes del mundo.

Las provincias argentinas de la cuenca producen más del 90% de los cereales y oleaginosos del país y mantienen el 70% de su stock bovino. En Brasil estos valores alcanzan el 30% y el 10% respectivamente; en Uruguay dentro de la cuenca se produce el 100% de los cereales y oleaginosos y da soporte al 80% del stock ganadero; en Bolivia el Departamento de Santa Cruz, escenario de una fuerte expansión de la soja, está dentro de la Cuenca; y Paraguay, cuya economía es altamente dependiente de la producción agropecuaria, está completamente dentro de la cuenca.

Constituye también una región de extraordinario valor ecológico, incluyendo una altísima biodiversidad, una amplia variedad de climas, suelos, bosques y humedales, y un patrimonio cultural único. La conservación de la diversidad biológica es un factor esencial para las economías regionales, la salud y la seguridad alimentaria de las poblaciones.

La cuenca es una de las grandes reservas mundiales del agua dulce. Incluye enormes corredores fluviales, como el que fluye desde el Pantanal –el humedal de agua dulce más extenso del planeta- hasta el Río de la Plata con casi 4.000 kilómetros de largo.

Amenazas

Se estima que para 2025 los países de la subregión totalizarán unos 290 millones de habitantes y que la cuenca captará más de la mitad de este crecimiento, incrementando aún más la presión sobre los recursos naturales. Altos porcentajes de la población subsisten en la región en condiciones de marginalidad y pobreza, particularmente en las periferias urbanas y zonas rurales carentes de servicios.

Según un informe difundido por WWF en 2007 la Cuenca del Plata está entre las tres más amenazadas en el mundo. Sus principales problemas están relacionados a la falta de planificación y las formas de pensar el desarrollo; represas, hidrovías y otras grandes obras de infraestructura suponen importantes impactos para los recursos de agua dulce.

La pérdida de biodiversidad, una de las crisis más apremiantes del planeta a la que no escapa la cuenca, está generando una creciente preocupación acerca del estado de los recursos biológicos, de los que tanto depende la vida humana.

El deterioro de la cubierta vegetal y de los humedales facilita la erosión y sedimentación. El cambio climático, el mal uso del suelo y la conversión de los ecosistemas, agudizan los efectos de acontecimientos como grandes inundaciones y prolongadas sequías. No obstante existe una mayor toma de conciencia acerca de cómo la biodiversidad brinda apoyo a los medios de subsistencia, hace posible el desarrollo sostenible y refuerza la cooperación entre las naciones.

Articulación

Existen importantes antecedentes en la región, como el Acta de Poconé 2005; la Estrategia para la conservación y uso racional de los humedales fluviales de la Cuenca del Plata, una iniciativa regional de la Convención de Ramsar; el Acta de Mérida 2007 y las recomendaciones de los congresos mundiales de la UICN en Ammán, Bangkok y Barcelona sobre la cuenca y sus grandes humedales y pesquerías.

“La UICN considera necesario contribuir a la reducción de la pobreza, al desarrollo sostenible con equidad, a la adopción de adecuadas políticas públicas, a la seguridad ambiental y a la gobernanza de la Cuenca del Plata, en permanente articulación con las iniciativas de los gobiernos, las ONGs y el sector privado, que buscan la sostenibilidad de los ecosistemas y recursos”, subrayó De Queiroz.

“La reunión representó una oportunidad única para los representantes de diferentes organizaciones de los países de la cuenca, para intercambiar criterios e ideas y acordar una serie de acciones coordinadas a las que la UICN dará apoyo y seguimiento, incluyendo la identificación de los recursos para viabilizar la iniciativa en conjunto con sus aliados estratégicos”, dijo finalmente De Queiroz

Mayor información:
Arturo Mora, oficial de programa UICN-Sur
arturo.mora@sur.iucn.org

Fuente:
Fundación PROTEGER - miembro de la UICN
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza
http://www.proteger.org.ar
 


Commentaires

0 Commentaires
Write a comment

600 CHARACTERS LEFT

captcha