Herramienta CRISTAL busca reducir vulnerabilidad de comunidades

01 July 2010 | News story

Los desoladores acontecimientos vividos con Ágatha, la primera tormenta tropical de este año, ponen al relieve nuestra vulnerabilidad ante los eventos climáticos. Es una nueva y urgente invitación a reflexionar sobre la importancia de dar prioridad a la reducción de la vulnerabilidad en la toma de decisiones.

Desarrollo no es sólo infraestructura gris, desarrollo implica asegurar los recursos de los medios de subsistencia y reducir los riesgos. El desborde de los ríos, las inundaciones, los deslizamientos, etc., están fuertemente ligados con el manejo que le damos a los sistemas naturales. Construimos repetidamente en las riberas y en zonas inundables, al río llegan los desechos y aguas residuales, las lluvias arrastran los suelos y destruimos humedales. Día a día las malas decisiones nos llevan a construir riesgos. Es un momento crítico en la historia donde los potenciales impactos del cambio climático presentan nuevos y mayores desafíos a los modelos de desarrollo.

Manejar sosteniblemente los sistemas naturales contribuye a reducir la vulnerabilidad y permite salvaguardar la principal fuente de recursos vitales (agua, suelo, alimentos, medicinas, biodiversidad, etc.). Los ecosistemas manejados adecuadamente son esta fuente de bienes y servicios ambientales que sustentan las poblaciones y sus economías; y además proveen servicios como infraestructura, tales como reservas de agua, control de inundaciones y protección costera. Las cuencas hidrográficas, llanuras de inundación, humedales, ecosistemas costeros marinos, entre otros, deben ser valorados como “infraestructura natural” para la adaptación y ser objeto de inversión para el desarrollo.

Del 25 al 28 de Mayo de 2010, justo antes del paso de la tormenta Ágatha, en el Municipio de Alianza, Valle; Honduras; la Fundación Vida, la municipalidad de Alianza, regidores(as), ONGs locales, y las comunidades de Playa Grande y el Aceituno, con el apoyo de UICN; se reunieron a analizar los impactos de las amenazas climáticas (inundaciones, sequías, tormentas y huracanes) en sus medios de subsistencia (la agricultura y la pesca artesanal), identificando conjuntamente los pasos a seguir para reducir estos impactos y fortalecer la capacidad para hacer frente a eventos climáticos.

Para este ejercicio se capacitó al equipo de trabajo en el uso de la Herramienta para la identificación Comunitaria de Riesgos - Adaptación y Medios de Vida (CRiSTAL - Community-based Risk Screening Tool - Adaptation & Livelihoods), la cual tiene como objetivo apoyar el proceso de toma de decisiones, para facilitar a quienes planifican y administran proyectos a identificar acciones que promuevan la adaptación al cambio climático.

Se parte de la identificación comunitaria de las amenazas climáticas actuales y de las capacidades y recursos claves de los medios de vida, como base para plantear medidas de reducción de la vulnerabilidad y de adaptación. La herramienta plantea un proceso lógico y de fácil aplicación para ayudar a entender mejor los vínculos entre riesgos relacionados con el clima, los medios de vida y las actividades de un proyecto o iniciativa de desarrollo

A continuación, algunas de las medidas sugeridas para avanzar hacia la adaptación, a partir de las sesiones conjuntas de trabajo:
Comunidad Playa Grande: Instalación de sistemas de riego y diversificación de cultivos, Fortalecimiento del CODEL (Comité de Emergencias Locales), Fortalecimiento de la capacidad organizativa de pescadores, programa para el manejo de residuos a lo largo de la cuenca. Comunidad Aceituno: establecer sistema de almacenamiento de granos básicos, ensilaje de pastos, mejoramiento y mantenimiento del sistema de agua potable, reforestación al margen de los ríos y parcelas - barreras vivas, educación masiva sobre manejo de residuos.


Para mayor información contactar a:

Diana Rojas Orjuela M.Sc.
Oficial - Unidad de Gestión del Agua
UICN Mesoamérica e Iniciativa Caribe
diana.rojas@iucn.org