Día Mundial del Agua: ciudades sedientas

22 March 2011 | News story

Hacer frente a la creciente necesidad de agua en las ciudades es uno de los retos más apremiantes de este siglo. La mitad de la población mundial vive en entornos urbanos y se estima que dentro de dos décadas la cifra aumentará a casi el 60% de la población, es decir 5 mil millones de personas. Esto significa que se necesitará una enorme cantidad de agua para el consumo humano, el saneamiento, la industria y la producción de alimentos. Sólo garantizando el acceso a los suministros de agua potable podrán las ciudades del futuro ser verdaderamente sostenibles.

El Día Mundial del Agua de este año, el martes 22 de marzo, la UICN se une a la comunidad internacional para poner de relieve el tema de 2011 "Agua para las Ciudades: Respondiendo al desafío urbano".

"Muchas de las grandes ciudades del mundo han entendido que proteger los ecosistemas naturales para asegurar el suministro de agua tiene sentido desde el punto de vista económico." dice Julia Marton-Lefèvre, Directora General de la UICN. "En lugar de talar bosques o drenar pantanos, mantener el buen estado de las cuencas hidrográficas ahorra miles de millones de dólares, ya que no hay que pagar por infraestructuras urbanas costosas para almacenar, depurar o traer agua de otros lugares."

Proteger y conservar las cuencas hidrográficas resulta esencial para muchas de las grandes ciudades del mundo y supone un ahorro de miles de millones de dólares. Caracas por ejemplo, la capital de Venezuela, depende de los ríos Guatopo y Macarao para proveerse de agua dulce. Los ríos siguen suministrando un caudal constante de agua dulce a los 5 millones de habitantes de la ciudad. Los bosques de las cuencas hidrográficas de China Miyun generan beneficios en forma de agua valorados en 2 mil millones de dólares americanos al año a la vez que suministran el 70% del agua potable de Beijing. Los humedales en buen estado sirven de tratamiento natural de las aguas residuales, como el humedal Nakivubo en Uganda, lo que supone un ahorro de 2 millones de dólares americanos al año para la capital, Kampala, en términos de instalaciones de alcantarillado y tratamiento.

"Las ciudades dependen a menudo de los ríos circundantes, los humedales y los acuíferos subterráneos. Este tipo de infraestructura natural del agua, junto a las infraestructuras, sistemas de bombeo y tuberías de ingeniería, ayudan a garantizar el abastecimiento de agua en zonas urbanas a medida que crecen las ciudades, "dice Mark Smith, director del Programa del Agua de la UICN. “Aún así, muchas ciudades están perdiendo valiosos recursos de agua a causa de las fugas o la contaminación. También crece la evidencia de que el cambio climático está afectando a los recursos hídricos de forma importante, sobre todo a través del impacto de las inundaciones y sequías."

Equipo relaciones con la prensa:

Nicki Chadwick, Responsable de Relaciones con la Prensa, t +41 22 999 0229, m +41 79 528 3486, e nicki.chadwick@iucn.org
Claire Warmenbol, Responsable de Comunicación, Programa del Agua de la UICN, t +41 22 999 0188, e claire.warmenbol@iucn.org