Ahora es mas aceptado el hecho de que en lugares donde se de una gran variación en la precipitación pluvial, la movilidad resulta ser una necesidad ecológica. El pastoralismo móvil proporciona un modo altamente eficiente de manejar tanto la escasa vegetación como la relativamente baja fertilidad de las tierras áridas. En efecto, los pastoralistas aceptan la variación de los insumos de producción (pasto y lluvia) y adaptan sus sisTemas sociales de pastoreo de acuerdo con estas condiciones. Como consecuencia de todo esto queda fortalecida la diversidad biológica, la resistencia y la integridad del ecosistema.

Las pastoralistas móvil son una minoría significativa, a menudo constituyen una minoría étnica en muchos países del mundo. No es fácil conseguir datos preciosos pero al tomar en cuenta todo los tipos de movimiento, los pastoralistas nómadas y trashumar pueden llegar a una población de 100 a 200 millones de personas en el mundo entero. Si se incluyen a los agro-pastoralistas extensos el número aumentaría por mucho. Estas personas obviamente constituyen la población mayoritaria de las tierras áridas.

Los pastoralistas constituyen aproximadamente el 16% de la población de la zona del Sahel aunque en algunos países como Somalia y Mauritania ellos constituyen la población mayoritaria. En partes de Europa austral y una escala mayor en Asia central a raíz de la de-colectivización se ha dado un resurgimiento del pastoralismo trashuman.

Aunque el pastoralismo móvil es la forma más viable de producción y de explotación de tierra practicada en la mayor parte de las frágiles tierras áridas del mundo, se encuentra amenazado de forma creciente por obstáculos y barreras de tipo jurídico, económico y social y político que impiden la movilidad del ganado. Los resultados de las más recientes investigaciones científicas sobre la viabilidad del pastoralismo y su positivo influjo en los ecosisTemas áridos no han sido comunicados de modo claro a los que tienen cargos de toma de decisión, todavía falta la formulación de opciones políticas alternativas. Además lagunas claves de política incluyen la regulación de la trashumancia, la inversión en la producción, el aprovisionamienta de servicios de forma móvil (o de otra forma apropiada), la resolución de conflictos, la descentralización y una democracia adaptable a las poblaciones nómadas, alternativas y complementarias oportunidades de generación de ingresos y también, para algunos pastoralistas facilitarles “estrategias de salida”.

« El pastoralismo móvil es alarmante un medio de vida viable y actual a la vez ya que estas personas están volviendo a los modos de vida de hace una generación, modos de vida que parecían haber desaparecido. »