Los pastores están entre los grupos humanos más vulnerables del mundo. Esto se debe a las dificultades que enfrentan en cuanto al uso de sus tierras de pastoreo y la naturaleza nómada de su forma de vida. Esto ha sido también reconocido por el Comité de Derechos Humanos de la ONU, que está promoviendo activamente entre los diversos instrumentos sobre derechos humanos el desarrollo de procedimientos para aplicar los derechos humanos al caso específico de los pueblos pastoriles y proteger su derecho a mantener sus propias culturas y a usar sus tierras de pastoreo.

Protección de los derechos pastoriles en el marco internacional de los derechos humanos

Los pueblos pastoriles gozan de ciertos derechos específicos y el marco internacional de los derechos humanos establece dos niveles diferentes de protección: los derechos de todas las minorías y los derechos de los pueblos indígenas. De acuerdo con el Comité de Derechos Humanos, para disfrutar de estos derechos los grupos pastoriles deben diferenciarse en términos culturales del resto de la población nacional. Especialmente importante para los pueblos nómadas son el derecho a mantener sus propias culturas y el derecho a usar sus tierras de pastoreo. Ambos deberían sumarse a las disposiciones reconocidas para las minorías y los pueblos indígenas.

La jurisprudencia internacional sobre minorías se sustenta principalmente en el derecho a mantener sus propias culturas, incluyendo sus propios medios de subsistencia. Estos derechos son la piedra angular del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y de la Declaración sobre los Derechos de las Personas Pertenecientes a Minorías Nacionales o Étnicas, Religiosas y Lingüísticas. Varios pueblos nómadas, especialmente en el continente africano, también se consideran pueblos indígenas. Si bien no es posible adoptar una definición universal para pueblos indígenas, éstos suelen tener características comunes. Los derechos de los pueblos indígenas están ampliamente reconocidos en dos importantes instrumentos internacionales: el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales y la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Mecanismos para la protección de estos derechos en el sistema universal de derechos humanos

Existen dos tipos principales de mecanismos: los Procedimientos Especiales y los Órganos de los Tratados.

El mandato de los Procedimientos Especiales incluye visitas a países y la presentación por parte del Relator Especial de comunicaciones a los Estados sobre violaciones a los derechos humanos, así como con respecto a la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos indígenas. Los Relatores Especiales son expertos independientes que presentan sus puntos de vista sobre asuntos específicos.

Los Órganos de los Tratados tienen la responsabilidad de supervisar el cumplimiento con las disposiciones de algunos tratados internacionales. Algunos de los órganos de los tratados (como CERD, CCPR, CAT y CEDAW) pueden acoger quejas individuales. Sin embargo, en términos generales, antes de someter una queja a los Comités, se debe primero agotar las instancias del sistema jurídico y administrativo nacional.

*Preparado por WISP con la asistencia de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Este sitio se basa en un documento más detallado preparado por :
David Martín Castro
Oficial Asociado en Derechos Humanos
Oficina del ACDR de la ONU

Descargue aquí el documento completo
Para información adicional, visite el sitio web de UNOHCHR