Se conoce que hoy en día existe más tierra dedicada a la conservación y protección de la rica biodiversidad natural y cultural de la región. En América del Sur, la superficie dedicada a la conservación y protección de la diversidad natural y cultural se ha duplicado en los últimos diez años.