Mejorando los medios de vida de los Pueblos Indígenas alto-andinos en Perú y Bolivia

25 June 2009 | Project completed

Fortalecimiento de la seguridad de la tenencia de la tierra y el acceso a los recursos naturales.

Las comunidades alto-andinas son aquellas que se asientan por encima de los 3500 msnm, en ecosistemas como la puna húmeda, la puna seca y el páramo, que ofrecen importantes servicios ambientales de regulación hídrica y almacenamiento de carbono.

En estos espacios han vivido históricamente, en los casos de Perú y Bolivia, comunidades y pueblos indígenas; en la actualidad aymaras y quechuas, mayoritariamente. Estos pueblos poseen conocimientos y prácticas tradicionales que les han permitido manejar humedales y bofedales, adaptarse a la variabilidad climática y mantener prácticas de diversificación de semillas. Más importante aún, son poseedores de un capital social que les ha permitido guardar su cohesión.

Contrariamente, según las estadísticas nacionales y regionales, estos pueblos se encuentran en condiciones de pobreza, o de pobreza extrema. Su vulnerabilidad aumenta cuando el acceso a la tierra y el territorio es limitado, o no tienen la seguridad jurídica de la posesión y propiedad; así mismo cuando el acceso a los recursos naturales se ve afectado por procesos como la dinámica del crecimiento poblacional, los factores políticos y socioeconómicos y los efectos del cambio climático.

¿Dónde estamos ahora?
Las comunidades alto-andinas de Bolivia están insertas en un proceso dinámico de reconstitución de territorios, desde la Ley INRA que posibilitó la conformación de Tierras Comunitarias de Origen (TCO). Actualmente la Constitución vigente dentro de la organización del territorio del Estado instituye la figura jurisdiccional de los Territorios Indígena Originario Campesinos (TIOC), con posibilidad de conformarse en autonomías, lo que significa ejercer la libre determinación, autogobierno según normas, instituciones, autoridades y procedimientos propios. Al contrario, en Perú, las comunidades alto-andinas, catalogadas como campesinas, se encuentran fragmentadas debido a una débil identificación étnica, limitado reconocimiento y acceso a derechos reconocidos internacionalmente para pueblos indígenas, y afectados por la pérdida de las garantías de la inalienabilidad e inembargabilidad de sus tierras comunitarias, desde la Constitución de 1993.

En ambos países, a pesar de las diferencias, las condiciones de gobernanza de los recursos naturales no han permitido todavía que las comunidades alto-andinas, ejerzan sus derechos, en la definición de políticas públicas ambientales y de gestión territorial, lo que sin duda les permitiría alcanzar mejores condiciones de vida.

¿Qué necesitamos hacer?
Mejorar las condiciones de gobernanza de los recursos naturales (en su marco jurídico, institucional, toma de decisiones, participación y derechos) en los espacios alto-andinos, e incidir en políticas públicas ambientales y de gestión territorial, cuya planificación, implementación y evaluación deberá considerar los parámetros culturales de bienestar de las comunidades y pueblos indígenas.

El aporte de UICN

La UICN facilitará procesos dirigidos al fortalecimiento de capacidades de actores locales y tomadores de decisión en espacios alto-andinos, así como generará recomendaciones para el mejoramiento de las condiciones de gobernanza de los recursos naturales y gobernanza indígena, en las áreas de intervención del proyecto.

Acciones concretas, involucramiento de los miembros

El proyecto “Mejorando los medios de vida de comunidades y pueblos indígenas alto-andinos”, es uno de los componentes del Proyecto “Mejorando las condiciones de gobernanza para la reducción de la pobreza” liderado por la UICN, a nivel global. Está implementado a través del asocio entre la Oficina Regional para América del Sur de la UICN, los miembros del Comité Boliviano y la organización peruana APECO, en representación del Comité Peruano.

A través del proyecto se identifican cuáles son las condiciones actuales de la gobernanza en contextos alto-andinos seleccionados en Perú y Bolivia, para determinar necesidades de fortalecimiento de capacidades de tomadores de decisión clave. Igualmente, se diseñan Indicadores Culturales de Bienestar para los pueblos indígenas alto-andinos (centrados en tierra/territorio y ambiente), a partir de procesos participativos con comunidades seleccionadas, con la finalidad de aportar con herramientas a la planificación, seguimiento y evaluación de políticas ambientales, como de gestión territorial. En el marco del proyecto se contemplan acciones para mejorar las condiciones de gobernanza de los recursos naturales al fortalecer las capacidades de actores institucionales y comunitarios, y al final del mismo se sistematizan y documentan las lecciones aprendidas con la finalidad de difundirlas.

Resultados:
- Análisis de las condiciones de gobernanza de los recursos naturales en espacios alto-andinos de Perú y Bolivia, a través de estudios de caso.
- Indicadores Culturales de Bienestar o “Buen Vivir” para pueblos indígenas alto-andinos.
- Capacitación a actores locales e incidencia en tomadores de decisión para el mejoramiento de la gobernanza de los recursos naturales.

Testimonios:


Reflexiones desde las ONGs sobre la importancia de tener indicadores culturales de bienestar para pueblos Indígenas Alto-andinos

“Los indicadores culturales de bienestar permiten diseñar estrategias de conservación más eficaces que al ser culturalmente sensibles contribuyen a la mejor conservación”; “Si tomamos indicadores de bienestar, garantizamos la sostenibilidad de los programas porque responde a lo que las comunidades desean”; “Recuperan la dimensión cultural de los pueblos para la formulación y ejecución de proyectos, y nos obligan a identificar elementos culturales con los cuales debemos trabajar”; “Miden lo que es relevante para las comunidades y por lo tanto permiten tener mejor visión y una mejor comprensión de la perspectiva local”. (Memoria del Taller – Marco conceptual para la definición de Indicadores Culturales de Bienestar. Arequipa, 30 de marzo, 2009)

Perspectiva desde miembros de comunidades alto-andinas

“Yo sé lo que es el “sumak kawsay” porque lo viví cuando era niño. Teníamos lo necesario para vivir, agua, plantas, animales, comida, tierras. Nos cuidábamos entre todos y con cariño cuidábamos también de la Madre Tierra. Ahora…son otros tiempos, hay mucha miseria, pobreza, falta de agua, de recursos, nos hemos alejado de los sueños, de nuestra espiritualidad, ya no utilizamos nuestras lenguas,…la vida moderna nos ha obligado a cambiar…¡cuánto diera por volver a tener un poquito de la alegría que tuve cuando era niño…!”(OS, líder indígena andino) Tomado de Consultoría – Choque, Ma.E; Terán Yolanda, “Base conceptual para la Construcción de Indicadores Culturalmente apropiados para Pueblos Indígenas alto-andinos”- 30 demarzo, 2009.

Lugares de implementación del proyecto:
PERÚ: Comunidad campesina de Laraos (Reserva Paisajística Nor Yauyos Cocha- RPNYC, Sierra de Lima; Comunidad campesina de Tupac Yupanqui (Parque Nacional Huascarán - PNH); Comunidades del Lago Titicaca (Puno).
BOLIVIA: TCO Cololo Antaquilla (Departamento de La Paz), Corque (Prefectura de Oruro) y Tiwanaku.

Socios e interlocutores en el proyecto:
PERÚ: Asociación de los pueblos originarios conservacionistas del Lago Titicaca; Jefatura de la RNT (Puno); Asociación de guardaparques de la Reserva Paisajística Nor Yauyos; Alcalde Distrital de Laraos, Director de Colegio secundario de Laraos, Jefatura de la RPNYC (Sierra de Lima); Comité de Gestión del PNH (Huaraz).
BOLIVIA: TCO Cololo Antaquilla (Departamento de La Paz); Area de Manejo Integrado de Apolobamba (ANMIN- Departamento de La Paz)

Donante: DFID
Duración: 3 años (marzo de 2009 – marzo de 2011)
 

Detalles de contacto:
Ivette Vallejo, Coordinadora del Proyecto, UICN- Oficina Regional para América del Sur,
Ivette.vallejo@iucn.org