Sitio demostrativo: Microcuenca Yorkin

Descripción

La microcuenca del Yorkín es uno de los sitios demostrativos donde se pone en marcha una estrategia de adaptación basada en ecosistemas

 El río Yorkín es tributario del Río Sixaola y se ubica en la parte media de la cuenca del Sixaola, en el límite entre Costa Rica y Panamá. Aquí se encuentran las comunidades de Yorkin y El Guabo, en cada lado del río Yorkin. Ambas comunidades se encuentran ubicadas a 200 msnm, y la divisoria de aguas que configura el drenaje hacia el río Yorkín se elevan hasta 800 msnm hacia el Este, y hasta 1.400 msnm hacia el sur donde nace la subcuenca.

La mayor parte del territorio de la cuenca del Sixaola es territorio indígena de las tres etnias Bri bri de Costa Rica, Bri bri de Panamá y Bri bri Keköldi, y dos Cabécar (Cabécar de Talamanca y Cabécar de Telire).

A nivel local, existe una autoridad en el territorio indígena Bri bri con sus propias reglas, y es reconocido por el Estado de Costa Rica. Su jurisdicción abarca un área más amplia que la cuenca, y coordina las juntas de vecinos de cada comunidad. En el caso de bajo Yorkín, incluye las comunidades de Yorkín y Shuabb. En el sector panameño, las comunidades de El Guabo y Dacles también están en territorio Bribri, pero no tienen reconocimiento del Estado de Panamá. Aunque esta condición provoca que Bribri sea más débil en Panamá que en Costa Rica en términos de influencia política, la población Bribri no reconoce el límite político, e internamente existe una colaboración muy fuerte en la toma de decisiones conjunta a ambos lados del río.

 

Uso de la tierra

La mayor parte del territorio en el área de influencia de Yorkín y El Guabo es bosque secundario, y una parte de bosque primario en el caso de la segunda comunidad. El territorio más cercano a las comunidades está ocupado con la producción de banano y cacao orgánico. Asimismo, pequeñas superficies son destinadas a la producción de frijoles, maíz y en menor medida arroz. El cultivo de granos básicos es casi en su totalidad para autoconsumo y sin utilización de fertilizantes y pesticidas dañinos.
La agricultura de subsistencia tiene un papel importante si se considera que gran parte de las transacciones económicas de los Bribri en esta sub-cuenca no se realizan con dinero. Generalmente, los granos básicos de subsistencia se producen en las partes bajas de la sub-cuenca, que son zonas propensas a inundación. En esta región las inundaciones no ocurren todos los años, pero durante eventos extremos de inundaciones puede ocurrir pérdida total. Además, estas comunidades no cuentan con tecnologías lo suficientemente adecuadas para la conservación de semillas, poniéndolos en riesgo de erosión genética de su agrobiodiversidad en cada evento climático extremo. En cuanto al cacao, hay una tendencia a cambiar las parcelas a mayores altitudes, las cuales están ocupadas por bosques. Sin embargo, esta no es la opción preferida por los agricultores debido a que los suelos son menos fértiles.


Hidrografía

Su característica más singular es el amplio valle aluvial (hasta 10 km de ancho), que se forma justo en la confluencia de los ríos Sixaola y la desembocadura del río Yorkín (UNESCO 2010). El cauce del río Yorkín tiene crecidas repentinas que pueden llegar a cuatro metros de altura. La deforestación en la sub cuenca es mencionada como una causa del deslizamiento de tierra que obstaculizó el drenaje normal, y provocó cabezas de agua en noviembre de 2010.

Es importante considerar que las poblaciones de El Guabo y Yorkín se encuentran ubicadas en el margen del río Yorkín. La última gran inundación, a fines de 2008 y principios de 2009, no tuvo precedentes en la memoria de sus habitantes. La crecida provocó la caída del puente que va hacia Dackles y la destrucción de viviendas, el colegio secundario y el acueducto.
Población. La comunidad con mayor cantidad de habitantes en este sitio es Yorkín, que cuenta con 210 personas, distribuidas en 70 familias (promedio de 3 integrantes por familia). Como fue mencionado anteriormente, este sitio también está integrado por las comunidades de El Guabo, Shewab, Dackles y Escui Arriba. Sin embargo, se puede estimar que en este sitio piloto la población está alrededor de 600 personas.

 

Capital Social

Los habitantes de esta región pertenecen al pueblo Bri-Bri de Talamanca, y Bri-Bri de Panamá. Sin embargo, para la comunidad Bri-Bri no hay diferencias entre Costa Rica y Panamá, siendo muy común que ellos mencionen que en sus comarcas no hay fronteras. Incluso estas etnias no son cerradas, en el sentido que pueden formar familias con integrantes de otras etnias; de hecho, es posible encontrar personas de la etnia Naso y Ngobe en estas comunidades.

 

Actividad económica

La economía de las comunidades de Yorkín y El Guabo está comenzando a tener su fuerte sustento en el ecoturismo. Sin embargo, es una actividad para la que les ha llevado muchos años de preparación y aún no está consolidada, en partes por la dificultad de acceso, ya que se debe llegar solo en pangas por agua o caminando 2 a 3 horas por la montaña).
Los paquetes turísticos que esta comunidad ofrece incluyen el “tour del chocolate”, en el cual los visitantes tienen la oportunidad de hacer chocolate con las semillas de cacao que ahí mismo se recolecta. En el caso de El Guabo, y siempre con el apoyo de la comunidad de Yorkín, se está intentando crear un “tour del café orgánico”, e incluso mencionan la ventaja de esta comunidad de tener un bosque primario que es muy atractivo para el ecoturismo.
La producción de café orgánico es muy poco representativa, siendo solo en El Guabo donde se produce en pequeñas cantidades. Los productos más fuertes en este sitio son banano y cacao orgánico. Estos productos son colocados en el mercado por APPTA (Asociación de Pequeños Productores de Talamanca), cuya oficina y vivero de cacao se encuentra ubicado en la parte baja de la cuenca. Una de las principales amenazas que se presenta en la producción de cacao orgánico es el hongo monilia, que implica una pérdida del 80% de la producción.
En términos ecológicos, las mayores amenazas provienen de prácticas ganaderas en la parte alta, y algunas actividades agrícolas en zonas de altas pendientes en la parte baja. El desarrollo de estas prácticas implica deforestación en ecosistemas que brindan servicios de protección hídrica. La percepción de las comunidades es que cuando avanza la deforestación en la parte alta, se hacen más frecuentas las cabezas de agua que se forma en el río.

 

Organización social

La vulnerabilidad es baja, y condicionada por la proporción de la comunidad que no participa en las decisiones generales. Sin embargo, las organizaciones de base se consideran fuertes. Existe una debilidad institucional del lado panameño que debilita la consolidación de una estructura de gobernabilidad local binacional. Sin embargo, del lado costarricense existe alta voluntad de cooperación, al punto de que los habitantes consideran que solo se trata de una comarca Bribri, y no reconocen la frontera a lo interno de su estructura de gobierno tradicional.