Sitio demostrativo: Parte Baja de la cuenca binacional del Sixaola

Descripción

La zona baja del Sixaola es uno de los sitios demostrativos donde se pone en marcha una estrategia de adaptación basada en ecosistemas.

Este sitio se ubica en la planicie de inundación del bajo Sixaola, con una elevación menor a los 50 msnm. Del lado costarricense, la planicie se expande hacia la zona de Puerto Viejo con una extensión de 9,5 km en su parte más ancha. Por tratarse de la planicie de inundación del río principal, la llanura aluvial es un territorio muy fértil, pero a su vez sufre inundaciones periódicas por las crecidas del Sixaola.
Uso de la tierra. El uso de la tierra predominante en la parte media baja de la cuenca es el banano extensivo, principalmente en manos de la multinacional Bocas Fruit Company (Chiquita). Del lado de Costa Rica, también hay una presencia importante de CORBANA, como productor de banano. También existe una superficie importante de potreros, cultivos mixtos y terrenos sin cultivar. Posiblemente, esto se deba al carácter impredecible del río Sixaola.
En esta zona media baja, el suelo comienza a ser menos fértil y con mayor pendiente, por lo que pierde interés para los capitales de inversión. En este punto, y hacia la parte alta, comienza a ser importante los cultivos de plátano, en manos de pequeños y medianos productores. La mayoría de estos productores utiliza en alguna medida agroquímicos, pero un pequeño porcentaje produce de manera orgánica y se encuentra agrupado en APPTA.
Hacia la parte más alta, del lado panameño, hay bosques secundarios en buen estado de conservación, los cuales tienen características interesantes para ser considerados corredores altitudinales para la conexión de la parte alta de Talamanca con los humedales de la desembocadura.

Hidrografía
En esta zona de la cuenca, el río Sixaola cambia su curso permanentemente, con lo cual no solo se genera un problema limítrofe debido a que el río marca la frontera entre Costa Rica y Panamá, sino que muchas fincas también son delimitadas por el río, y los productores ganan y pierden territorio conforme el río cambia su curso. Esta zona es de altas amenazas de inundaciones, las cuales se dan prácticamente todos los años entre diciembre y enero. La construcción de la carretera elevada sobre un murallón del lado de Costa Rica, la cual no cuenta con sistemas de drenaje, agravó las condiciones ante los desbordes del río para las comunidades que se encuentran principalmente del lado panameño. Como respuesta a este aumento en los daños provocados por las inundaciones, del lado de Panamá se construyó una borda de hierro, tierra y piedras para contener las crecidas. Esta situación, de ambos lados del río, solo provoca más daños ante los desbordes que se producen cada año.
Análisis socioeconómico de las comunidades Las Tablas y Paraíso

Población
Debido a que no se ha hecho una delimitación territorial en esta zona de la parte media baja de la cuenca, no hay una estimación de la población precisa. Sin embargo, un dato orientador es que casi ninguna de las comunidades presenta una población mayor a 500 habitantes.
Un dato importante es que el origen de la mayoría de las comunidades en esta región se originaron inicialmente como un asentamiento para los trabajadores de las bananeras. El crecimiento de estas comunidades no planificado hizo que gran parte de las viviendas se fueran ubicando en sectores de alto riesgo de inundaciones.
La composición de la población es en su mayoría mestiza, aunque en las comunidades más pequeñas hay una alta representación de población Ngobe Buglé, aunque en general no tienen mayor comunicación con organizaciones de base.

Capital Social
En el caso de las comunidades del lado de Costa Rica está la presencia de una organización de base muy fuerte que es APPTA. Esta asociación agrupa una gran cantidad de productores orgánicos, en su mayoría de pequeñas escalas, como es el caso de la comunidad de Paraíso. Además de su comercialización, la asociación promueve la investigación en variedades de cacao, para lo cual cuenta con viveros de propagación, en cooperación con el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza).
En la zona de San Miguel, la producción está más relacionada a la ganadería y algo de plátano, aunque no es totalmente orgánico pero tampoco extensivo en el caso de los pequeños productores. Algunos productores de esta región forman parte de ASACODES (Asociación Sanmigueleña de Conservación y Desarrollo), que a su vez es miembro del Corredor Biológico Talamanca Caribe, a la cual pertenecen 17 organizaciones. Los mayores logros de ASACODES es La recuperación de 151 ha de bosque primario, la participación activa de la mujer, recuperación de la fauna y bosque, generación de estudios científicos, cultivos de plantaciones medicinales, ornamentales, producción de insecticidas naturales y la conservación de la cultura local.
La organización más fuerte en las comunidades del lado panameño es Panamá Verde, que aunque es de carácter nacional, a nivel comunitario está representado por comités de jóvenes en Las Tablas y La Mesa. La Asociación Panamá Verde es una organización de jóvenes para jóvenes que inicio en 1996 con algunos grupos en interior del país. La organización a crecido y definido su área de acción, siendo la juventud y el medio ambiente los ejes principales de trabajo.
Parte de la población Ngobe Buglé tiene su respaldo en la asociación APROTENG-B, con sede en la ciudad de Changuinola. A su vez, esta organización forma parte de una reciente iniciativa llamada UPOT (Unión de Pueblos Originarios Transfronterizos).

Actividad económica
Como se mencionó anteriormente, la principal actividad económica de la región es la producción de banana. El atractivo de la región responde justamente a la fertilidad del valle aluvial del río Sixaola, que a su vez es parte del problema de las inundaciones. Sin embargo, los beneficios de su productividad, junto con la cercanía con el puerto de Limón, por el que se exporta el 80% de la producción nacional, hace de la región un atractivo para las inversiones extranjeras.
La actividad económica por parte de pequeños productores también es importante, y se encuentra nucleada en APPTA del lado de Costa Rica. Esta asociación se encarga del mercadeo interno y de exportación de banano, plátano, cacao orgánico, chocolates, y en menor medida café.
Tanto del lado de Costa Rica como de Panamá, la actividad económica más importante para sus habitantes es el trabajo en las bananeras.

Ecología
Amenazas en términos ecológicos. Las amenazas más relevantes están relacionadas con eventos extremos de precipitaciones, y sus mayores impactos se traducen en desbordamientos del río, inundaciones en plantaciones de plátano, deslaves de los márgenes y cambios en el cauce del Sixaola. Según testimonio de personas mayores habitantes de estas comunidades, treinta años atrás con las mismas precipitaciones el río no se desbordaba, y atribuyen este comportamiento a la sedimentación acumulada en el fondo del cauce como consecuencia de la erosión en la parte alta. Otro impacto provocado por las inundaciones, es el aumento del hongo sigatoka que afecta con grandes pérdidas al banano y plátano.

Organización social
En términos de organización social, la vulnerabilidad es relativamente baja, ya que este sitio ha sido seleccionado priorizando la existencia de organizaciones de base en las comunidades de Catarina, San Miguel, Paraíso (Costa Rica), Barranco Adentro y Las Tablas (Panamá). Algunas organizaciones del lado de Panamá integran una red llamada Alianza Bocas, y del lado del Costa Rica se agrupan en el Corredor Biológico Talamanca Caribe y en la Unión para el Desarrollo de Talamanca (UDT). Sin embargo, estas organizaciones tradicionalmente no se han articulado para la toma de decisiones conjuntas de ambos lados del río.