Un 8% de las áreas protegidas del mundo, incluyendo parques nacionales, reservas naturales y áreas conservadas por la comunidad, son sitios del Patrimonio Mundial –lugares de valor universal excepcional por su importancia natural o cultural.

La UICN es pieza clave en la evaluación de los sitios naturales propuestos para su inscripción en el marco de la Convención sobre el Patrimonio Mundial de la Unesco. La UICN también informa anualmente sobre el "estado de conservación” de los sitios naturales que se encuentran bajo amenaza, y recomienda cuáles deben incluirse en la lista de sitios en peligro de la CPM. Estas evaluaciones se basan en información provista por una amplia gama de fuentes, incluyendo organizaciones Miembro y Comisiones de expertos de la UICN, así como grupos comunitarios y representativos, la comunidad científica, e individuos y organizaciones interesadas.

Representantes de gran parte de los 186 Estados miembros de la Convención del Patrimonio Mundial se congregarán en la reunión anual de la Comisión del Patrimonio Mundial, a celebrarse en Brasilia, del 25 de julio al 3 de agosto próximo. La Comisión examinará tanto las postulaciones para la inscripción de nuevos sitios como el estado de conservación de los sitios ya inscritos como Patrimonio Mundial.

Entre las postulaciones de este año para sitios naturales se cuentan la meseta Putorana, Federación Rusa, los picos, circos y aceras verticales de la Isla de La Reunión, Francia, y el Monumento Nacional Marino Papahānaumokuākea, Hawái, así como la extensión en Italia del Monte San Giorgio, Suiza. Se considerarán los informes sobre el estado de conservación de casi 60 sitios naturales del Patrimonio Mundial. Informaremos en vivo sobre las decisiones de la reunión y nuestros expertos ofrecerán comentarios entre bastidores sobre los temas más relevantes.

"La Convención del Patrimonio Mundial es uno de los acuerdos de conservación más reconocidos del mundo. La inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial genera orgullo, y puede conducir a una mejor conservación y protección del área en cuestión, así como a beneficiar a las comunidades locales", explica Tim Badman, Jefe de Delegación de la UICN en la reunión de la Comisión del Patrimonio Mundial. "Pero el hecho de estar en la lista no significa que automáticamente se garantiza su conservación. En muchos casos, los sitios del Patrimonio Mundial se encuentran bajo grave amenaza, y cuentan con apoyo insuficiente, tanto en términos de personal como de recursos financieros. Nuestro objetivo es ofrecer el mejor asesoramiento posible a la Comisión del Patrimonio Mundial de la Unesco, para contribuir a asegurar la buena gestión de todos los sitios para que sus extraordinarios valores se traspasen a las generaciones futuras y beneficien a la actual".

"Creemos que la Convención podría prestar más apoyo a los sitios amenazados del Patrimonio Mundial, y desarrollar la capacidad de los administradores de los sitios y los gobiernos para hacer frente a sus desafíos más apremiantes", añade Badman. "Este año, estamos muy complacidos con el inicio de una nueva iniciativa con el Gobierno de Suiza y la Fundación MAVA, mediante la cual se intensificará el apoyo a los sitios del Patrimonio Mundial a través de las redes regionales de la UICN. Esto incluye nuevas oportunidades de capacitación y acceso a asesoramiento y recursos, incluso a través del turismo sostenible. También emprenderemos nuevos estudios para promover una mayor representación de los desiertos y las zonas marinas en la Lista del Patrimonio Mundial".