Comunidades de la parte baja de la cuenca del río Sixaola (Panamá - Costa Rica) identifican, priorizan y valora los efectos del cambio climático sobre sus medios de vida.

04 March 2012 | Fact sheet

En el marco del proyecto Gestión del Agua para la adaptación al Cambio climático, que UICN lleva a cabo en Mesoamérica, se realizó un taller con la herramienta CRiSTAL donde miembros de las comunidades de la parte baja de la cuenca del río Sixaola identificaron los riesgos del cambio climático e identificaron las mejores medidas de adaptación.  

Costa Rica, Marzo de 2011 (UICN) – La cuenca del río Sixaola tiene una población estimada en 33,500 habitantes y se ubica en la vertiente del Caribe, en la frontera entre Costa Rica y Panamá. Dentro de esta cuenca se seleccionó la microcuenca Sixaola Medio para aplicar la herramienta CRiSTAL, para la cual participaron las comunidades de Paraíso, San Miguel, Catalina (Costa Rica), Barranco Adentro y Las Tablas (Panamá) que se asientan en la parte baja.

La mayor parte de la superficie de esta cuenca se encuentra en buen estado de conservación y predomina el bosque húmedo tropical, el bosque muy húmedo tropical, el premontano, el pluvial y los páramos de montaña. En la parte baja de la cuenca existe una importante actividad agropecuaria extensiva en donde predomina el cultivo de banano para la exportación y áreas de pastoreo que pertenecen a medianos y grandes productores. En la parte media y media baja, se encuentra una importante actividad platanera en manos de pequeños y medianos productores locales. La parte media alta se caracteriza por la actividad platanera, bananera y cacaotera en pequeñas y medianas propiedades, las cuales en gran parte son de carácter orgánico, también se observan pequeñas áreas con cultivo de granos básicos destinados al autoconsumo, la producción en esta zona es realizada casi en su totalidad por la población indígena y muchos de ellos se encuentran agrupados en asociaciones de productores orgánicos y cuentan con una buena organización para el mercadeo de sus productos.

Con el proyecto Gestión del Agua para la Adaptación al Cambio Climático: Construyendo la capacidad de adaptación al cambio climático basada en ecosistemas a nivel nacional y regional en Mesoamérica (BMU) se espera fortalecer la capacidad de adaptación de las comunidades ante los efectos del cambio climático mediante prácticas que aseguren los bienes y servicios ecosistémicos de los cuales dependen los medios de vida y las economías de las poblaciones en esa zona. Paralelamente, busca sensibilizar sobre la necesidad de transformar, adoptar y aplicar marcos de buena gobernanza del agua acordes con los desafíos de adaptación.

Los escenarios de variabilidad y cambio climático muestran que para la zona de Sixaola en el corto plazo las precipitaciones pluviales continuaran manifestando marcadas fluctuaciones con un incremento de eventos producto de los frentes fríos lo cual puede incrementar las crecidas de las corrientes superficiales y causar serios daños en la parte media y baja de la cuenca.

Los resultados de la aplicación de la herramienta CRiSTAL en la microcuenca Sixaola Medio muestran que la principales amenazas climáticas a las que están expuestas las comunidades son las lluvias fuertes, las sequias y los cambios bruscos de temperatura.

 

 

Lo anterior produce diferentes impactos como la afectación y pérdida de las cosechas, los cultivos y el ganado; erosión, deslave y desvío del río; desempleo expansión de la frontera agrícola; disminución de las fuentes de agua para consumo humano; aumento de plagas y enfermedades por aumento de temperatura, todo esto afecta sus medios de vida.

Estos resultados muestran claramente que en esta subcuenca los efectos de la variabilidad y el cambio climático sobre los medios de vida de las comunidades son altamente significativos; lo cual se agudiza debido a condiciones de escasos recursos financieros, tienen limitadas vías de acceso y cuentan con escasas alternativas para su desarrollo.

Por otro lado, el análisis del esquema de sinergias y barreras en la subcuenca Sixaola medio mostró que la ejecución del proyecto no tendrá impactos negativos sobre los recursos más importantes de las comunidades y que ya están siendo fuertemente afectados por los efectos del cambio climático. Ello pone de manifiesto que las medidas de adaptación propuestas efectivamente contribuirán a mejorar la capacidad de las comunidades y la de los ecosistemas asociados para sobreponerse a períodos de traumas. Entonces, con la implementación de dichas medidas se fortalecerá la capacidad de adaptación local a los efectos del cambio climático y a la vez se propiciará la conservación y manejo sostenible de los ecosistemas locales.
En función de estos hallazgos; se ha elaborado un plan de trabajo y una estrategia de intervención para promover la Gobernabilidad local del agua y la adaptación comunitaria ante los efectos del cambio climático en la parte media baja de la cuenca del río Sixaola.

Para mayor información contactar a:

M.Sc. Marta Pérez de Madrid Utrilla
Oficial
Unidad de Gestión del Agua UICN
Oficina Regional para Mesoamérica
E-mail: martaclaudia.perez@iucn.org
www.iucn.org/aguayadaptación