Definir y caracterizar los páramos: clave para la equidad ambiental

27 August 2014 | News story

El páramo es un ecosistema, un bioma, un paisaje, un área geográfica, una zona de vida, un espacio de producción e inclusive un estado del clima. Esto varía según el valor y significado de quién interviene. Por ejemplo para un campesino y una campesina el páramo es el territorio en el cual ejerce todas sus actividades productivas y reproductivas, que las dimensiones políticas, sociales, culturales y ambientales inciden en la dinámica del ecosistema.

 Por tanto, dentro de la amplia gama de definiciones existentes para el Páramo Andino, se podría identificar como un ecosistema de alta montaña del trópico húmedo, dominado por vegetación tipo matorral o arbustos. Se pueden ubicar entre altitudes de 3,000 a 5,000 msnm. Una de las regiones más conocidas de los páramos se encuentra en los Andes, los cuales forman un corredor interrumpido o un “collar de perlas” ubicado desde la cordillera de Mérida en Venezuela, cruzando las cadenas montañosas de Colombia y Ecuador, hasta la depresión de Huancabamba en el norte de Perú. Para el caso de Centroamérica inician en Costa Rica y Panamá terminando en la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia.

Sin embargo, la heterogeneidad de los páramos está vinculada por características y peculiaridades distintas relacionadas a variables como el tipo de vegetación, parámetros climáticos y de suelo, las variables de latitud, altitud, humedad. Así también es importante el estado de conservación, su ocupación y uso del ecosistema. De tal manera, los páramos Andinos se pueden clasificar según los siguientes criterios, que toman en cuenta las variables anteriormente mencionadas :1

  • Criterio bioclimático: La influencia de procesos climáticos como las corrientes de aire húmedo, la nubosidad, corrientes de aire. Esto permite clasificar bioclimáticamente en: páramos secos; húmedos; semihúmedos; muy húmedos; superhúmedos y superhúmedos pluviales.
  • Criterio geográfico: En los Andes influye la ubicación geográfica, la cual se relaciona con la geología (composición y estructura interna de la tierra), biogeografía (distribución de fauna y flora en el ecosistema, así como los procesos que la originan y modifican) y la geomorfología (superficie de la tierra). Se le puede sumar, la categorización por la ecología de paisaje, que relaciona la composición vegetal con los aspectos climático, geológico o geográfico y resulta en unidades de paisaje; o bien, se puede categorizar por la presencia y abundancia de especies de flora.
  • Criterio altitudinal: Se divide el páramo en subpáramo, que es la zona de transición entre el bosque montano y el páramo abierto; el páramo “típico”, dominado por pajonal-rosetal y el superpáramo, siendo la zona más alta, donde la vegetación escasea por el frío.
  • Criterio combinado: son las condiciones naturales relacionadas al uso y el grado de intervención humana determinando el socio-ecosistema del páramo, el cual es influido por factores socioculturales.
  • La importancia del ecosistema del páramo es clave en cuanto a sus funciones ecológicas y servicios ambientales a diferentes escalas (local, nacional, regional, global).

Definir los páramos trasciende los criterios técnicos y científicos. Delimitarlos es, ante todo, una decisión política encaminada a la regulación de la vida social. Los páramos son un socioecosistema, habitados por hombres y mujeres en las que se encuentra riqueza de diversidad cultural y étnica (campesinos, indígenas y científicos). Por lo tanto, es clave que las comunidades locales sean incluidas en las protección, manejo y adaptación al cambio climático de este ecosistema de alta montaña.

1
 Hofstede, Robert et. al  (2014). Los Páramos Andinos ¿Qué sabemos? Estado de conocimiento sobre el impacto del cambio climático en el ecosistema páramo. UICN, Quito, Ecuador. 

Más información:
Marcos Cerra Becerra - Coordinador del proyecto - 
marcos.cerra@iucn.org