UICN presentó estudio de caso de medidas de adaptación basada en ecosistemas en simposio HELP de UNESCO

 

El estudio de caso forma parte del proyecto Gestión del agua para la adaptación al Cambio Climático, implementado por la Oficina para Mesoamérica, el Centro de Derecho Ambiental de UICN y financiado por Ministerio del Ambiente, Conservación de la Naturaleza, y la Seguridad Nuclear de Alemania 

Ciudad de Panamá, Panamá. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), presentó en el Simposio Internacional Hidrología para el Ambiente, la Vida y las Políticas (HELP), organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el estudio de caso de las medidas de adaptación basadas en ecosistemas, implementas en la Cuenca Binacional del Río Sixaola, entre Costa Rica y Panamá. Dicho caso forma parte del proyecto Gestión del agua para la adaptación al Cambio Climático.

Esta presentación incluyó el detalle de las acciones que se implementan “en el campo”, para hacer frente a eventos climáticos. Dichas medidas fueron identificadas por los pobladores de los sitios, a través de la aplicación de la Herramienta para la Identificación Participativa de Riesgos, Adaptación y Medios de Vida, (CRiSTAL). El simposio se realizó el pasado 23 de noviembre, en ciudad de Panamá.

HELP es una iniciativa que forma parte del Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO. Esta plataforma organiza talleres y conferencias periódicas en diferentes países, cada cuatro años tiene lugar el Simposio Global. El evento del 2011 tuvo como objetivo promover el intercambio de buenas prácticas, y el análisis teórico para mejorar la administración del recurso hídrico.

Ariel Amoroso, oficial técnico del proyecto Buena gestión del agua para la adaptación, presentó el estudio de caso, durante la sesión dedicada a Impactos del Cambio Global en las Cuencas Hidrográficas.
Dichas medidas de adaptación se agrupan en tres componentes.

• Recuperación de ecosistemas protectores de manantiales y de llanuras de inundación.
• Agrodiversificación como alternativa ante el aumento en la incidencia de plagas en cultivos tradicionales.
• Fortalecimiento de la capacidad de gobernanza del agua.

Para la aplicación de las medidas de adaptación fueron seleccionados dos sitios piloto: las subcuencas Sixaola Medio y el Bajo Yorkín. La estrategia de adaptación formulada por el proyecto tiene un enfoque de trabajo coordinado a nivel local y regional, para lo cual se realizan gestiones en el proceso de implementación con organizaciones de base comunitarias y autoridades indígenas, con la Comisión Binacional para la cuenca del río Sixaola y la Secretaría del Convenio Transfronterizo Costa Rica Panamá firmado por ambos países.

Una de las actividades de agrodiversificación es la producción orgánica de cacao, realizada en la Comarca Indígena Bribri. No se trata de una nueva actividad, ya que estas comunidades están integradas en una asociación que comercializa en mercados nacionales e internacionales estos productos con certificación orgánica. Sin embargo, debido a que se estima que los árboles tienen más de 80 o 90 años de edad y han perdido productividad, así como por el no uso de agroquímicos, la incidencia del hongo monilia arroja pérdidas de un 80% en las cosechas.

Algunos escenarios de cambio climático sugieren un posible aumento en las precipitaciones y en la temperatura, lo cual es percibido a nivel local como una tendencia que comenzó a notarse en el campo en los últimos 15 años.

Este escenario podría predisponer mejores condiciones para el crecimiento del hongo y agravar aún más las pérdidas. En su intento por colonizar zonas más frías y menos húmedas, los cultivos de cacao podrían trasladarse a pisos altitudinales más elevados, lo cual implica el avance de la deforestación sobre el bosque húmedo del Parque Internacional La Amistad, lo que podría afectar, la biodiversidad de los ecosistemas y a las nacientes de los principales afluentes de la cuenca.

Para ofrecer otra alternativa de adaptación al posible aumento en humedad y temperatura, una de las actividades del proyecto propone la implementación de tres jardines comunales de cacao, más resistente al hongo monilia. Paralelamente, se capacita a las comunidades en la multiplicación de esas plantas de cacao utilizando material de los jardines comunales. De esta manera se podrá ir reemplazando todas las plantaciones, pues el material para hacerlo, así como el conocimiento necesario, está quedando en manos de la Comarca Bribri.

Luego de la exposición, el Sr. Soontak Lee, Presidente del Consejo Intergubernamental del Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO, destacó la importancia de conocer casos concretos de medidas de adaptación al cambio climático, refiriéndose particularmente a la instalación de tres jardines clonales de cacao en territorio indígena Bribri como componente del plan de actividades del proyecto.

Este proyecto se financia a través de la Iniciativa Internacional del Clima (ICI), del Ministerio de Ambiente y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU)

www.iucn.org/aguayadaptacion

Location: 
Mesoamerica
Go to top