Rumbo a Barcelona continúa viento en popa

Luego de arribar en Port Vell, Barcelona, las tripulaciones logran su objetivo de elevar el conocimiento público sobre la problemática ambiental en los mares.

Sailing to Barcelona Boat Parade Photo: IUCN/Julian Orozco

Luego de una extensa travesía desde múltiples puertos de Europa, las embarcaciones que formaron parte del evento denominado “Rumbo a Barcelona” (Sailing to Barcelona) han arribado a su punto de encuentro en el Port Vell. Mediante esta iniciativa UICN ha utilizado la náutica mundial como plataforma para el impulso de la conservación de la mares, costas y océanos por medio de la generación de conciencia pública alrededor de las principales problemáticas sufridas por los mares.

“Rumbo a Barcelona” es un evento de alto perfil que comprende un diverso rango de embarcaciones donde cada una de ellas ha representado de cierta manera una contribución para la conservación marina y costera. La iniciativa es una forma creativa de promover la creación de nuevas asociaciones para la acción futura.

Este es un proyecto conjunto de la iniciativa Dinaric Arc, una asociación que trabaja para alcanzar la conservación de los mares al sur de Europa Occidental, donde se encuentran algunos de los ecosistemas más amenazados de Europa. La iniciativa es una especie de estandarte de la “Diplomacia verde”, trabajando a lo largo de las fronteras y uniendo naciones en búsqueda de la conservación de su patrimonio natural.

La iniciativa Dinaric Arc cubre la parte sur occidental de Europa que es una amplia región de aproximadamente 100,000 km2 y más de 6.000 km de línea costera, comprendiendo sitios como el Mar Adriatico, desde el área de Trieste (Italia) hasta Tirana (Albania). Esta zona también cubre importantes montañas y ecosistemas de agua dulce incluyendo la más extensa red de ríos y lagos subterráneos de Europa y algunos de las costas más prístinas en toda la cuenca del Mediterráneo.

Para Alejandro Jiménez, consultor de la Oficina Regional para Mesoamérica de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la iniciativa refleja un esfuerzo alternativo en términos de generar mayor conciencia sobre temas asociados con los retos de conservación de los mares, el cambio climático y el ordenamiento territorial costero.

Aparte de traer consigo un grupo de dedicados científicos y conservacionistas al Congreso Mundial de la Naturaleza, el viaje de las embarcaciones simboliza de cierta manera la cooperación regional en el sur y occidente de Europa.

Antes de haber arribado al Congreso Mundial de la Naturaleza, el pasado 3 de octubre, una de las embarcaciones que trabaja como una escuela de conservación se detuvo en Sardinia (Italia) para apoyar un seminario sobre “Manejo integrado costero”.

Go to top