IUCN - Las praderas marinas “hacen agua”

Las praderas marinas “hacen agua”

25 July 2008 | International news release

Las praderas marinas son esenciales para especies comerciales como las gambas

Los impactos del cambio global están amenazando a praderas demarinas de alto valor comercial, según el informe publicado hoy por UICN, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Una hectárea de praderas marinas tiene un valor económico cercano a los €12.000 anuales, ya que ofrecen beneficios como alimento y refugio a gambas y peces de gran valor. 

El informe de UICN, Managing Seagrasses for Resilience to Climate Change (Gestión de Praderas Marina y Resiliencia frente al Cambio Climático), analiza las amenazas que afrontan estas plantas marinas con flores y ofrece estrategias para su supervivencia. Las praderas marinas son plantas sumergidas de floración que forman amplias praderas en aguas poco profundas en todo el mundo.

“En general, las praderas marinas están en situación vulnerable,” según Mats Björk, uno de los autores de la publicación. “Los hábitats de praderas marinas están disminuyendo debido al aumento de la temperatura del agua, el crecimiento de algas y la reducción de la luz, todos ellos efectos del cambio global.”

Las praderas marinas necesitan de la luz para sobrevivir. Las tormentas, inundaciones y la erosión de las costas producen perturbaciones en los sedimentos que asfixian a las las praderas marinas. El exceso de nutrientes (eutrofización) en las aguas costeras puede provocar invasiones de algas que además producen sombra sobre las hojas de estas plantas marinas. El agua del mar más caliente, los cambios en la acidez oceánica y mayores concentraciones de CO2 en la atmósfera también les están afectando, aunque aún no se pueden anticipar las consecuencias exactas. Cuando todos estos cambios globales confluyan, los ya estresados sistemas marinos superarán el límite de su existencia, dando como resultado una pérdida aún más extendida de praderas marinas.

“El cambio climático está atacandlo los tesoros de nuestros océanos – ahora es el momento de reconocer el verdadero valor de este precioso recurso natural,” señala Carl Gustaf Lundin, Jefe del Programa Marino Global de UICN. “Las praderas marinas dan refugio a muchos animales, incluyendo peces y crustáceos, y también pueden ser fuente directa de alimento para dugongos, tortugas, erizos de mar y aves marinas.”

Las praderas marinas son el objeto también de muchos usos tradicionales como el relleno de colchones, como remedio de medicina tradicional contra enfermedades de la piel en el Mediterráneo, y para cubrir tejados en Europa y África.

A pesar de que muchos efectos del cambio global como el aumento de la temperatura del agua ya son reales, aún se puede hacer mucho para ayudar a la supervivencia de las praderas marinas.

“Necesitamos hacer que las praderas marinas tengan mayor capacidad de recuperación y resistencia frente al cambio global. Por ejemplo, sabemos que las poblaciones de praderas marinas genéticamente más diversas tienen mayores posibilidades de éxito en un ambiente cambiante,” señala Lundin. “La protección de refugios de praderas marinas y su conexión con los hábitats adyacentes, como los manglares y arrecifes de coral, aumentarán de manera considerable sus posibilidades de supervivencia.”

“A la vez que promueve nuevas áreas protegidas y la restauración de las praderas marinas para detener las causas del cambio global, UICN también alienta mayores investigaciones para proteger estas plantas vitales y evitar que dejen de existir.”

En el Mediterráneo se pueden encontrar tres especies principales de praderas marinas: Posidonia oceánica, endémica del Mediterráneo, Cymodocea nodosa y Zostera spp. Las áreas más saludables se ubican en el norte de África, particularmente en Libia y Túnez, donde el desarrollo y el turismo aún no han afectado demasiado las costas.

Para mayor información o acordar una entrevista contactar a:
James Oliver, tel. +41 22 999 0301, correo electrónico james.oliver@iucn.org.  
Carolin Wahnbaeck, tel. +41 22 999 0186, correo electrónico carolin.wahnbaeck@iucn.org
Borjana Pervan, Comunicaciones globales de UICN, tel. +41 22 999 0251, correo electrónico borjana.pervan@iucn.org

Para descargar el informe, ir a: http://cmsdata.iucn.org/downloads/report_seagrass_and_climate_change.pdf

 Net in seagrass meadow Photo: Gabriel Grimsditch / IUCN  Acropora coral in seagrass, Mombasa Photo: Gabriel Grimsditch / IUCN
 Sea urchin in seagrass, Nyali Photo: Gabriel Grimsditch / IUCN  Seagrass Photo: Gabriel Grimsditch / IUCN