Importancia del Valor Turístico en la Aplicación de Políticas en las Áreas Naturales Protegidas

20 November 2013 | Article
0 CommentsWrite a comment

Pierina Benites Alfaro, CPAES Sudamérica Vice Chair, contributed to the current issue by writing an article about the importance of tourism policy in natural protected areas in Peru (in Spanish). He has been involved in the topic for several years.

En el Perú, las Áreas Naturales Protegidas (ANP) constituyen aproximadamente el 15% de la superficie nacional , razón por la cual se ha reconocido su importancia, elevando al rango constitucional la obligación de promoverlas, por ser zonas ricas en biodiversidad y pertenecer a una estrategia de largo plazo que busca brindar ostensivamente servicios ambientales esenciales para el hombre.  

La Política Nacional del Ambiente, documento base para las estrategias ambientales en el Perú, ampara la promoción y conservación de las áreas naturales protegidas, y la Ley de Áreas Naturales Protegidas Nº 26834 (1997), en su Titulo Nº 1, Artículo Nº 2 menciona la necesidad de “Proporcionar oportunidades para la recreación y el esparcimiento al aire libre, así como para un desarrollo turístico basado en las características naturales y culturales del país”.

De acuerdo al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP), las ANP en el Perú reciben aproximadamente un 90% de total de turistas que ingresan al país , siendo el ecoturismo la principal fuente de ingresos de las ANP. En tal sentido, los principales aportes de la actividad turística hacia la conservación de los recursos naturales han sido posibles a través del pago por derecho de ingreso a los espacios turísticos.
Las ANP conforman el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE), el cual es administrado el SERNANP. Aunque SINANPE busca ser sostenible financieramente al 2020, las ANP sufren una situación crónica en su financiamiento, siendo cada vez mayor la diferencia entre lo asignado por el presupuesto público y las necesidades de las áreas, las que son cubiertas por donaciones y transferencias externas, que representan entre el 65 y 85% de sus fondos recaudados. Entre los Recursos Ordinarios (RO) y los Recursos Directamente Recaudados (RDR) totalizan entre el 18 y el 34% de las fuentes de ingresos generados. Los ingresos generados por turismo representan el 99% de los RDR. Complementando lo mencionado, los resultados del “Análisis de las Necesidades de Financiamiento del SINANPE 2005-2014” muestran que apenas se logra financiar el 31% de sus requerimientos, bajo un escenario mínimo, y el 18% bajo un escenario óptimo, lo que se traduce en una brecha financiera de 5.9 Millones de U$S el primer caso y de 12.3 Millones de U$S para el segundo caso.

En tal sentido, es necesario asegurar la sostenibilidad financiera del sistema para una provisión efectiva de bienes y servicios a la sociedad, debido a que el presupuesto público y los ingresos directamente recaudados son las únicas fuentes estables de financiamiento.

A nivel nacional, existe un marco normativo que regula el pago por el ingreso a las ANP con fines turísticos: Según lo previsto en el artículo 30° de la Ley N° 26834, Ley de Áreas Naturales Protegidas, el desarrollo de actividades turísticas y recreativas debe realizarse sobre la base de los correspondientes planes y reglamentos de uso turístico y recreativo. En referencia a ello, el año 2009 se aprobó el Reglamento de Uso Turístico en Áreas Naturales Protegidas (Decreto Supremo Nº018–2009-MINAM), estableciéndose en su artículo 12° que todo visitante que ingresa a un ANP con fines de turismo o recreación deberá abonar un pago por concepto de derecho de ingreso, pago al que comúnmente se le denomina “tarifa”. Al respecto, son los guarda parques quienes tienen la función de controlar el ingreso de visitantes y realizar los cobros correspondientes por visita.
Aunque el sistema de tarifas ha evolucionado desde el año 2001, los montos siguen aplicándose de forma genérica en todas las ANP con aprovechamiento turístico, a excepción del Reserva Nacional de Paracas, Santuario Histórico de Machupicchu, Parque Nacional del Manu, la Reserva Nacional Pacaya- Samiria, el Parque Nacional Bahuaja-Sonene, la Reserva Nacional Tambopata, y Santuario Nacional Los Manglares, los cuales cuentan con tarifas especificas e incluso diferenciadas por rutas turísticas.

Actualmente, las tarifas aprobadas según Resolución Jefatural Nº 147-2001-INRENA, siguen vigentes para todas las ANP del SINANPE, a excepción de las mencionadas y aquellas creadas posteriormente a la entrada en vigencia del Reglamento de la Ley General de Turismo (Decreto Supremo Nº 003-2010-MINCETUR, vigente desde enero del 2010), que excepcionalmente otorga la posibilidad de establecer un sistema tarifario propio, previa aprobación del SERNANP y el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR).

Sin embargo, la Ley Nº 29408, Ley General de Turismo (2009), dispone en su artículo 32º que las tarifas por concepto de ingresos con fines turísticos en ANP pueden ser establecidas y publicadas en el Diario Oficial “El Peruano”, en el mes de enero del año más próximo, por el órgano competente (SERNANP) y entrar en vigencia a los doce (12) meses de su publicación. En tal sentido, todas las ANP tienen la oportunidad de establecer o restablecer sus tarifas, a propuesta de SERNANP y la aprobación del MINCETUR.

Ante este escenario, se deduce la importancia del desarrollo de una valoración actualizada de los servicios turísticos en ANPs a fin de generar una fuente de ingresos propios y facilitar la toma de decisiones sobre el aprovechamiento de sus recursos naturales.


Comments

0 Comments
Write a comment

600 CHARACTERS LEFT

captcha